Inicio » Los 90 »

Anthony Kiedis: Las sórdidas y oscuras revelaciones de su juventud y la vida con su padre

El vocalista del grupo Red Hot Chili Peppers reveló sus mayores secretos en su autobiografía "Scar Tissue".

Guía de: Los 90

Uno de los grupos norteamericanos más populares de los años 90’ fueron, sin duda, los Red Hot Chili Peppers, banda de funk-rock que gracias a clásicos álbumes como “Blood sugar sex magik” y “Californication” posicionó un puñado de famosas canciones en lo más alto de los charts de popularidad de todo el mundo durante los años 90′, convirtiendo al grupo, y en especial a su vocalista Anthony Kiedis, en estrellas del mundo del espectáculo.

Ak 5

El mismo Anthony Kiedis publicaría el año 2002 una sorprendente y reveladora autobiografía llamada “Scar Tissue” -tal como el título de una de las baladas más conocidas de los Red Hot Chili Peppers- donde el cantante detalló varios e increíbles episodios juveniles, desde que fuera el hijo preadolescente de un mujeriego traficante de drogas de Los Ángeles, antes de formar a los 21 años, junto a sus amigos Flea, Jack Irons y Hillel Slovak, el grupo musical que lo haría internacionalmente famoso.

La formación clásica de los Red Hot Chili Peppers a principios de los años 90'. Sólo el cantante Anthony Kiedis y el bajista Flea han sido los miembros estables del grupo.

La formación clásica de los Red Hot Chili Peppers a principios de los años 90′. Sólo el cantante Anthony Kiedis y el bajista Flea han sido los miembros estables del grupo.

Anthony Kiedis nació en la ciudad de Grand Rapids (Michigan) como el hijo no deseado de los jóvenes Margaret “Peggy” Idema y John “Spider” Kiedis, un joven traficante de drogas cuya única meta en la vida era acostarse con muchas mujeres y trabajar lo menos que fuera posible, lo que provocaría la lógica ruptura de la pareja cuando Anthony tenía sólo tenía cuatro años. Por esa época “Spider” se separó de su esposa y de su pequeño hijo y se marchó a Los Ángeles para intentar vivir como una estrella de cine.

El pequeño Anthony Kiedis, quien se entretenía cometiendo pequeños hurtos y peleando en la escuela, donde pese a todo tenía buenas calificaciones, se crió con su madre en Michigan, aunque tras cumplir los doce años insistió una y otra vez en mudarse con su padre a Los Ángeles, pues deseaba no sólo reconstruir su interrumpida relación afectiva con su progenitor, sino que también cumplir su sueño de vivir cerca de Hollywood.

Anthony Kiedis y su padre.

Anthony Kiedis y su padre.

En uno de los fragmentos más divertidos sobre su infancia que el propio Kiedis narró en “Scar Tissue”. El cantante relató la primera vez que fumó marihuana con su padre a poco de llegar a la cosmopolita ciudad de Los Ángeles. “Llevaba allí sólo unos días cuando mi padre me llamó para que fuese a la cocina. Estaba sentado a la mesa con una muchacha muy bonita de dieciocho años con la que había estado saliendo esa semana.

-“¿Quieres fumarte un porro?”, me preguntó.

Encendió el porro y me lo pasó. “Ten cuidado, no chupes mucho, no se te vayan a salir los pulmones con la tos”. Ruló por la mesa unas cuantas veces y al poco estábamos todos con risas y auténtica relajación. Y entonces me di cuenta de que estaba colocado. Me encantó la sensación.

A continuación, mi padre me dio una cámara Instamatic y me dijo: “Creo que mi amiga quiere que le hagas unas fotos”.

–¿Y si te levantas la camisa y te saco una foto?

–Me parece bien, pero creo que para que sea algo más artístico es mejor que enseñe solo un pecho”.

Kiedis, en otra parte de su autobiografía, también sorprendió a sus lectores al confesar que había perdido la virginidad a los 12 años con la novia de su padre, con el consentimiento previo de su progenitor:

“Mi padre comenzó a verse con una muchacha llamada Kimberly. Tenía dieciocho años, era guapísima, de voz suave y pelo rojo. Poco antes de cumplir yo los doce años, estábamos todos en el Rainbow. Me había tomado un Quaalude y estaba ciego como un piojillo, y reuní el coraje para escribirle una nota a mi padre: “Sé que es tu novia, pero estoy muy seguro de que ella está dispuesta, así que si no tienes problema ¿Podemos arreglar la cosa para que termine haciéndolo con Kimberly esta noche?”.

Él negoció el trato en un segundo. Ella entró en el juego, así que volvimos a casa y mi padre dijo: “Bueno, ahí está la cama, ahí está la chavala, haz lo que quieras”».

John Kiedis y su hijo Anthony, cuando ambos vivían en Los Ángeles y vivían del tráfico de marihuana.

John Kiedis y su hijo Anthony, cuando ambos vivían en Los Ángeles y vivían del tráfico de marihuana.

Respecto de sus años de adolescencia, Anthony Kiedis reveló que “el vínculo con mi padre se hizo cada vez más fuerte. Formábamos un equipo. Una de las experiencias que nos sirvieron para forjar ese vínculo fue, por supuesto, la de traficar marihuana juntos. Me convertí en su coartada para esos viajes. Cogíamos siete maletas Samsonite gigantes y las llenábamos de yerba. Aterrizábamos en un aeropuerto principal, recogíamos todas las maletas y seguíamos en coche hasta algún sitio tipo Kenosha, Wisconsin”.

Kiedis agrega que “cuando salía con él, me daba un vasito de cerveza. Luego abría una cápsula de Tuinal. Como el polvo del Tuinal tenía un sabor muy asqueroso, cortaba un plátano y echaba el Tuinal roto dentro. Él se tomaba la parte que contenía más polvo y a mí me daba el trozo más pequeño. Y entonces estábamos listos para salir”.

AK FatherandSonPose

El cantante de los Red Hot Chile Peppers agregó finalmente que “la noche nunca estaba completa sin cocaína, y se convirtió en todo un deporte ver con cuánta clandestinidad sabías meterte la droga. Los cocosos expertos eran fáciles de detectar, porque todos tenían la uña del dedo meñique derecho larga, la uña de la coca. Mi padre se sentía muy orgulloso de la elaborada manicura de su uña de la coca”.

Video de Anthony Kiedis y los Red Hot Chili Peppers: “Under the bridge”:

 

Video de Anthony Kiedis y los Red Hot Chili Peppers: “Scar Tissue”.

Más sobre Los 90

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios