Inicio » Los 90 »

“Bitter Sweet Symphony”: El hit mundial que los Rolling Stones le quitaron durante 20 años a The Verve

The Verve debió renunciar a todos los derechos de su canción más famosa por usar un sample de una vieja canción de los Stones.

Guía de: Los 90

En 1997 el grupo británico The Verve lanzó su single “Bitter Sweet Symphony”, incluido en su disco “Urban Hymns”, una canción que de inmediato se transformó en un hit mundial, siendo considerada por la crítica como una de las canciones más emblemáticas, populares y definitorias de la mediática era musical del Britpop.

The Verve

La canción ganaría todavía más popularidad gracias a un imaginativo videoclip (que ganaría en los “MTV Video Music Award” dos premios: mejor video y mejor canción del año), que mostraba al vocalista de la banda, Richard Ashcroft, caminando por una concurrida acera de la calle Hoxton Street, en Londres, mientras cantaba la canción, ignorando todo lo que pasaba a su alrededor y atropellando incluso en su caminata a otros transeúntes.

The-Verve-Bittersweet-Symphony-

En los premios Brit Awards de 1998, que premiaba lo mejor de la música inglesa, “Bitter Sweet Symphony” sería galardonada como la mejor canción del año, alcanzando también los primeros lugares de los charts de popularidad en América y otros países de Europa. Al año siguiente, la canción sería nominada a dos Premios Grammy: mejor canción de rock del año y mejor canción alternativa.

La canción, cuya letra y música había sido compuesta por el cantante Richard Ashcroft, ocupaba en su estructura musical (compuesta por 50 pistas de instrumentación) un breve sample de 5 notas de una versión orquestal (Andrew Loog Oldham Orchestra) de la canción “The Last Time”, que los Rolling Stones grabaran en los lejanos años 60’. El grupo, antes de ocupar dicho sample, había recibido una autorización del sello “Decca Records” para ocupar cuatro segundos de la versión orquestal de los Stones.

rolling_stones_the_last_time_play_with_fire

Sin embargo, tras el éxito mundial de la canción “Bitter Sweet Symphony” y con evidente oportunismo, Allen Klein, manager de los Rolling Stones, demandó al grupo The Verve, aduciendo que el grupo había roto el acuerdo previo al usar una porción más larga del sample de los Rolling Stones, algo que el grupo The Verve discutió y nunca aceptó.

En 1998 Klein interpuso una demanda contra The Verve y la banda de Manchester, finalmente, acordó resolver el problema fuera de los juzgados, reconociendo a su pesar a la dupla Mick Jagger-Keith Richards como compositores del tema y entregando el 100% de los derechos de la canción, y todas las ganancias que generaba, a los Rolling Stones. Según el cantante Richard Ashcroft, ello se hizo así porque parecía más barato que luchar legalmente con la posibilidad de perder el juicio.

Richard Ashcroft, vocalista de The Verve.

Richard Ashcroft, vocalista de The Verve.

Según relataría el mismo Richard Ashcroft, tras enterarse que él y su grupo habían perdido todo derecho sobre su canción más famosa, sufrió un violento ataque de nervios. “Recuerdo haber destrozado unos muebles y unas ventanas. Estaba enfurecido porque mi canción, la que yo calificaba como “la melodía más bonita del mundo”, de mi completa autoría, se convirtió de la noche a la mañana en la mejor canción que Mick Jagger y Keith Richards habían escrito en los últimos 20 años. Para rematar el desastre, Allan Klein permitió a cambio de una suculenta suma de dinero que la marca Nike usara la canción para un comercial. La última cosa en el mundo que yo quería era que se usara una canción mía en un anuncio publicitario. Todavía estoy enfermo por ello”.

Ra 2

Sin embargo, para demostrar que a veces la justicia tarda, pero finalmente llega, en el año 2019, más de 20 años más tarde después del lanzamiento de la canción “Bitter Sweet Symphony”, el cantante Richard Ashcroft publicó en sus redes sociales, evidentemente satisfecho y exultante, que por fin recuperaría todos los derechos de autor sobre el famoso single, después de que éstos pertenecieran por años a los Rolling Stones.

Mick-Jagger-and-Richard-Ashcroft

Ello, según informó el propio Richard Ashcroft, fue posible tras una reunión que sostuvo John Kennedy, uno de sus managers, con Joyce Smyth, el manager de los Rolling Stones, quien habló personalmente del caso con Mick Jagger y Keith Richards, los dos líderes de la veterana banda inglesa.

“Los compositores a menudo hablan de sus canciones como si fueran sus hijos y que te quiten uno de tus hijos ha sido brutal para Richard Ashcroft. Lo ha soportado, no siempre con paciencia o en silencio, pero ha sido terrible para él”, relató Kennedy, quien agregó que “cuando me reuní con el actual manager de los Stones, el resultado más probable era que nada sucediera, pero por suerte la buena fe y cordura prevalecieron. Richard y yo casi lloramos cuando nos devolvieron los derechos de la canción, porque sabíamos lo que esto significaría: la afirmación absoluta de que ‘Bitter Sweet Symphony’ fue totalmente obra creativa de Richard Ashcroft”.

Video de The Verve: “Bitter Sweet Symphony” (1997):

Más sobre Los 90

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios