Inicio » Los 90 »

El Estadio Monumental de River y su curioso nexo con Soda Stereo

Ese famoso recinto deportivo marcó el nacimiento y el fin de una de las bandas más importantes del rock latino.

Guía de: Los 90

El Estadio Antonio Vespucio Liberti, ubicado en el barrio Belgrano de Buenos Aires, propiedad del Club Atlético River Plate y conocido popularmente como Estadio Monumental o Monumental de Núñez, es el estadio más grande de Argentina (con una capacidad máxima de 72.054 espectadores) y tiene una importancia fundamental en la historia del fútbol del país trasandino. Es el recinto donde tradicionalmente disputa la mayoría de sus partidos de local la selección nacional de fútbol, sin mencionar que en ese mismo lugar la Albiceleste se coronó campeona del mundo por primera vez en su historia, tras imponerse sobre Holanda en la final de la Copa del Mundo de 1978.

62020e02731b5

Sin embargo, además de su rica historia deportiva, el Estadio Monumental de River tiene un curioso nexo con la conocida banda Soda Stereo, uno de los grupos más populares de la historia del rock-pop latinoamericano, pues en las piletas ubicadas a un costado de ese estadio, en 1982, solía practicar waterpolo un pelilargo joven de 17 años llamado Carlos Ficicchia, quien, además de tocar regularmente la batería, acudía sagradamente a ese lugar aprovechando que quedaba a pocas cuadras de su casa.

Charly Alberti.

Charly Alberti.

En las piletas del estadio de River Plate, el joven Ficicchia -quien se haría conocido poco más tarde con el nombre de Charly Alberti- quedó prendado de una de las tantas jóvenes que también acudía a lugar y que se llamaba Laura Cerati. Tras intentar infructuosamente invitarla a salir, Charly, una vez que la llamó por enésima vez por teléfono a su casa, decidió tirar la esponja con su estrategia de seducción, aunque le dijo a Laura que esta vez quería hablar con su hermano, pues ella le había contado que tenía un hermano llamado Gustavo que le gustaba la banda The Police y que tocaba con maestría la guitarra eléctrica.

Soda Stereo.

Soda Stereo.

El resto es historia conocida. Charly invitó a Gustavo Cerati y a un amigo de éste, el bajista Héctor “Zeta” Bosio, a ensayar en su casa. Los tres, al cabo, se harían amigos y colegas y formarían Soda Stereo, grupo que en los años siguientes se convertiría en una de las más importantes, populares e influyentes bandas de rock en español de toda la historia.

Y, para demostrar que la historia es un perfecto círculo, la carrera de Soda Stereo en los años 90′ también se cerraría en el estadio Monumental de River Plate, pues allí, el 20 de septiembre de 1997, el trío argentino se despidió de los escenarios con un mega concierto, en la última parada de la gira de despedida de la banda que se realizó ese mismo año y que había contemplado otros multitudinarios conciertos previos en México, Venezuela y Chile.

Los tres integrantes de Soda Stereo despidiéndose de sus fans, durante el último concierto celebrado en el Estadio Monumental de River Plate.

Los tres integrantes de Soda Stereo despidiéndose de sus fans, durante el último concierto celebrado en el Estadio Monumental de River Plate.

“Fue muy simbólico terminar la gira de despedida en el Estadio Monumental de River Plate, porque allí realmente comenzó la historia de nuestro grupo. Si yo no hubiera conocido a Laura Cerati en las piletas del estadio, Soda Stereo jamás hubiera existido”, comentaría Charly Alberti muchos años más tarde.

Soda_Stereo

El show del 20 de septiembre de 1997 en el Estadio Monumental de River, además de ser el último concierto de Soda Stereo de esa década, entraría también a la historia por otro hecho. Tras interpretar la última canción, el fallecido Gustavo Cerati se despidió de la emocionada muchedumbre pronunciando su inmortal frase: “Gracias, totales”.

Video: Soda Stereo en el último concierto en el Estadio Monumental de River Plate: “De Música Ligera” (1997):

Más sobre Los 90

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios