Inicio » Los 90 »

Jar Jar Binks: ¿Por qué se convirtió en el personaje más detestable de “Star Wars”?

Logró algo que ningún personaje de la saga especial había conseguido nunca: ser aborrecido unánimemente por todos los fans.

Guía de: Los 90

En 1999 los millones de fans de Star Wars alrededor de todo el mundo esperaban el estreno de la película que prometía ser uno de los acontecimientos cinematográficos de la década: “La Amenaza Fantasma” (“The Phantom Menace”), la primera película de la nueva trilogía que iba a ser la precuela de la saga de Star Wars original (“La guerra de las galaxias”; “El imperio contraataca” y “El regreso del Jedi”).

Sin embargo, contra todos los pronósticos (y demostrando que George Lucas, el creador de la saga, no era infalible), la cinta fue una gran decepción. Los motivos no eran pocos. En primer lugar la historia estaba orientada derechamente a un público infantil, al contrario que la primera saga, que maravilló a niños, adultos y viejo. En segundo lugar, los excesos de efectos especiales digitales (dejando de lado las queridas maquetas que se habían usado en la primera trilogía) en vez de maravillar y sorprender, terminaron cansando y causando el efecto contrario, sin mencionar, por supuesto, que George Lucas se había equivocado medio a medio en abordar el pasado de Darth Vader desde su vida de niño pequeño, pues la dicotomía entre la supuesta inocencia del niño y la maldad del Lord Sith de la máscara negra era demasiado grande. Y, como corolario, el mismo Lucas cometió otro error garrafal en no haberle sacado provecho al villano de turno de la película, el mortífero Lord Sith Darth Maul, que debió haber encarnado el contrapunto dramático de la historia.

Jar Jar 2

Pero, sin lugar a dudas, lo que hundió definitivamente a la película fue la presencia del irritante Jar Jar Binks, un desagradable personaje que supuestamente iba a poner la nota humorística en la historia, tal cual lo había hecho el incomparable C3PO en la trilogía original. Jar Jar Binks era un cobarde y torpe gungano de dos metros y largas orejas que hablaba con un acento jamaicano y que tenía la facultad de estropear todo lo que hacía. George Lucas, pensando en sus hijos pequeños, había concebido un personaje que se suponía iba a hacer la delicia de todos los pequeños, pero al final causó el efecto contrario. Todos los fans se manifestaron en contra del molesto y empalagoso personaje e incluso los mismos niños reaccionaron negativamente ante su presencia.

A los pocos meses del estreno de la película el personaje desató tal nivel de odios que en Internet comenzaron a formarse grupos como “Odiamos y queremos matar a Jar Jar Binks”, mientras que el propio George Lucas confesaría que optó por no navegar en Internet para no enterarse de la furia de los fanáticos. Hasta algunos críticos, como Daniel Kimmel, que escribió el libro “Jar Jar Binks Must Die” (“Jar Jar Binks debe morir”), no se mostraron indiferentes. Incluso algunos fans crearon “The Phantom Edit”, una versión de “La Amenaza Fantasma” donde se reemplazaba el dialecto incoherente del personaje (que al parecer estaba basado en los balbuceos de uno de los hijos de Lucas) con un lenguaje extraterrestre subtitulado.

Jar Jar 1

De forma unánime, Jar Jar Binks se había convertido en el personaje más odiado de la saga especial, tanto, que en las siguientes dos películas de la segunda trilogía su presencia fue reducida al mínimo para no molestar más a los fanáticos. En el reestreno de “La Amenaza Fantasma” el desagradable gungano desapareció de los afiches de promoción”, lo que fue aplaudido por algunas publicaciones, como Cinemanía”, que analizando su impacto en la saga especial creada por George Lucas escribió que “Jar Jar Binks extiende hasta la ficción su gran característica: cae mal”, agregando que había sido condenado al ostracismo de la saga por ser “ingenuo, estúpido y torpe”. En 1999 y en los años inmediatamente siguientes, odiar a Jar Jar Binks se había convertido en un lugar común y en una forma de rendir fidelidad a la saga, es decir, el fan que despotricaba contra este personaje probaba de inmediato que era un seguidor digno.

Best Ahmed y Jar Jar Binks

Ahmed Best, el actor encargado de doblar al personaje y de darle vida gracias a la tecnología de captura de movimiento o CGI (la misma que años más tarde utilizaría el actor Andy Serkis para dar vida al inolvidable Gollum en “El señor de los Anillos”), relató que “siendo honestos, cuando estábamos grabando la película, nadie de nosotros tenía idea de que iba a pasar esto. A fin de cuentas, es la industria del cine, y si un personaje no funciona para la gente que va a ver la película, no funciona y ya. No me lo puedo tomar en forma personal. Lo increíble es que el mismísimo Michael Jackson había querido encarnar el papel, pero quería hacerlo con prótesis y con maquillaje, como en ‘Thriller’”. Y George Lucas quería que fuera con CGI. Mi teoría es que al final Michael Jackson habría sido más grande que la película, y lógicamente George no quería eso”.

Ahmed agregó que la primera vez que se dio cuenta de las reacciones negativas que causó el personaje “fue cuando nos invitaron a hablar sobre la película en un evento en Nueva York. Me sorprendió mucho la reacción negativa que se detonó desde ahí. Por desgracia, el personaje era tan nuevo y tan experimental que fue un blanco fácil para toda esa ira. Y los más afectados fuimos Jake Lloyd, el niño que interpretaba a Anakin Skywalker de niño y yo. Yo apenas tenía veintitantos años, pero Jake tenía ocho años, y también fue muy criticado por los fans. Me afectó emocionalmente y fue difícil enfrentarlo en ese momento, pero no me debilitó. Simplemente me puse mis zapatos otra vez y regresé a trabajar. Pero Jake la pasó muy mal”, concluye Ahmed que, por cierto, tras el estreno del episodio I ganaría un premio Razzie al peor actor y sería postulado al peor personaje.

Jar-jar-binks-food

Por lo pronto, los fans más recalcitrantes no han dudado en situar a Jar Jar Binks en el primer lugar de los peores personajes de “Star Wars” de las dos trilogías, seguido muy de cerca por los ewoks (los criaturas pequeñas y peludas del planeta Endor que parecían osos de peluche y aparecían en el “Regreso del Jedi”), y por el pequeño Anakin Skywalker, un personaje demasiado tierno y bonachón para ser el antecedente infantil del retorcido Darth Vader.

Por lo pronto, a pocos días del estreno de la primera película de la tercera y última trilogía de la saga “ Star Wars: The Force Awakens” (“El despertar de la Fuerza”), el director de la cinta, J.J. Abrams, sorprendió a los fans y le echó más leña al fuego al declarar públicamente que “pensé en mostrar los huesos de Jar Jar Binks tirados en el desierto en una secuencia de la película. En serio. Al final no lo hice, pero si lo hubiera hecho sólo tres personas hubieran captado la referencia. Y de seguro les hubiera encantado”.

Más sobre Los 90

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X