Inicio » Los 90 »

La historia de “Loser”, la canción emblemática de los “perdedores” de los 90’

Esta particular canción grabada y compuesta por el cantante norteamericano Beck en 1993, sería declarada como el “himno de la vagancia” de esa década.

Guía de: Los 90

Beck Hansen, a principios de los años 90’, era un joven y desconocido músico sin hogar en la escena folk rock de la ciudad norteamericana de Los Ángeles. Para poder sobrevivir, debía trabajar en episódicos empleos muy mal pagados mientras tocaba sus canciones en los pocos clubes y cafés locales que deseaban contratarlo. Luego que Tom Rothrock, copropietario del sello discográfico independiente Bong Load, manifestara su interés por su música, Beck conoció al productor del sello Rap-a-lot Carl Stephenson, en cuya casa, durante una visita, comenzó a componer y grabar en un estudio de 8 pistas una canción que le venía dándole vueltas en la cabeza hace mucho tiempo.

beck 3

La canción era un verdadero amasijo musical, pues incluía una breve parte breve de guitarra, batería, sitar, y sonidos varios obtenidos por samples, muchos de las cuales fueron creados e interpretados por el propio Beck y Carl Stephenson. Cuando la base de la música estuvo parcialmente lista, Beck comenzó a improvisar y escribir algunas letras y añadió posteriormente su voz, intentando emular el estilo rapero del cantante rap Chuck D del grupo Public Enemy. Beck declararía posteriormente que cuando él y Carl Stephenson escucharon el resultado final de la grabación, tuvo un iluminador pensamiento que le sirvió para componer la línea del coro de la canción. “Cuando me escuché rapear me dije a mí mismo: “Hombre, soy el peor rapero del mundo, soy solo un perdedor.” Así que comencé a cantar “Yo soy un perdedor, nena, así que, ¿por qué no me matan? Me gustó cómo sonaba y lo incorporé de coro a la canción, que fue titulada “Loser” “. Al final, la letra del coro de la canción sería grabada mitad en español y mitad en inglés del siguiente modo: “Soy un perdedor, I’m a loser baby, so why don’t you kill me?”.

“Loser”, al cabo, sería grabada en una sesión de seis horas y media de duración, aunque se agregaron otras dos pequeñas tomas varios meses más tarde. La canción, una vez terminada, resultó ser una rareza musical para la época, pues tenía influencias del blues, hip hop, folk y delta blues. A su letra sin sentido y el genial coro de la canción, destacaba el riff slide de la guitarra, un bass line y un sample de batería, a lo que se agregó otro sample de una línea del diálogo de la película “Kill the Moonlight” (1994), que decía: “I’m a driver/I’m a winner/Things are gonna change, I can feel it” (“soy un conductor /soy un ganador/las cosas van a cambiar, puedo sentirlo”).

beck1

Con el tema ya listo, la discográfica Bong Load Custom Records lanzó la canción en marzo de 1993 con 500 copias en formato EP. Si bien Beck opinaba que “Loser” era una “canción mediocre”, el tema comenzó a tener una inusitada rotación radial. El impacto que causó la transmisión del tema en algunas radios de Los Ángeles provocó que la canción ganara popularidad y fuera tocada también por radios de las ciudades de Seattle y Nueva York. Cuando los DJ y los oyentes de estas ciudades quisieron hacerse con el sencillo, se enteraron que el single ya estaba agotado.

El impacto de la canción le consiguió de inmediato a Beck un contrato discográfico con el sello DGC Records, perteneciente a la multinacional Geffen. Este sello, en febrero de 1994, de inmediato reeditó la canción en CD y cassette en su versión normal y en formato 12 pulgadas, consiguiendo ventas sustanciosas. “Loser”, ahora con una mayor promoción y distribución, escaló rápidamente los charts en los Estados Unidos, alcanzando el Top Ten en el prestigioso Billboard Hot 100 singles chart, sin mencionar que la canción también encabezó los rankings de popularidad en Australia, Nueva Zelanda y el Reino Unido, además de otros países de Europa.

El éxito de “Loser” en todo el mundo, por descontado, lanzó a Beck a la fama, y los medios musicales no demoraron en ungirlo como el nuevo profeta del nuevo movimiento musical llamado “Slacker” (“Vago”, “flojo”), algo que puso al cantante de bastante mal humor: “Slacker mi culo. Nunca he sido vago. Yo trabajaba por 4 dólares por hora tratando de mantenerme con vida. Esas cosas del movimiento slacker son para personas que tienen tiempo de estar deprimidas por todo. Con respecto a “Loser”, la verdad es que la consideraba una canción interesante pero poco impresionante. Los raps y la voz, de hecho, fueron grabados en una primera toma. Si hubiera sabido el impacto que iba a tener el tema, habría puesto algo un poco más sustancial en él”.

beck 2

La canción “Loser”, que sería incluida en el tercer disco de Beck (“Mellow Gold”), fue elegida en 1994 como la mejor canción del año por muchas revistas especializadas. Posteriormente, sería clasificada en el puesto número 203 en la lista de “Las 500 canciones más grandes de todos los tiempos” de la revista Rolling Stone. Nada de mal para una canción que sería ensalzada como “himno de la vagancia” en los años 90’, cuyo costo de grabación fue de sólo 200 dólares y que sólo fue grabada y compuesta en seis horas y media.

Video subtitulado de Beck “Loser”:

Más sobre Los 90

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X