Inicio » Los 90 »

La icónica escena de Paul Sorvino en “Buenos Muchachos”: “La escena más mafiosa de todas”

La revista inglesa GQ la catalogó como la escena más icónica del cine de mafiosos.

Guía de: Los 90

En la película de culto del director Martin Scorsese “Buenos Muchachos” (“Goodfellas”, 1990) se pueden seleccionar varias escenas de antología, como el famoso travelling en que el personaje de Henry Hill (encarnado por el fallecido actor Ray Liotta) entra a un restaurante y con una voz en off describe a toda la variopinta fauna de mafiosos que abarrotan el lugar, o la secuencia en que el psicopático Tommy DeVito (interpretado por Joe Pesci) le dispara a un muchacho mientras juega cartas porque éste le faltó el respeto.

O, sin ir más lejos, la escena cuando el mismo Tommy, secundado por Jimmy Conway (interpretado por Robert de Niro), muelen a patadas al mafioso Billy Batts que recién había salido de la cárcel para posteriormente encerrarlo en la cajuela de su auto para matarlo.

GOODFELLAS2

Sin embargo, en un interesante artículo publicado por la revista británica GQ, a propósito de la reciente muerte del actor ítalo-americano Paul Sorvino (1939-2022), quien interpretó en “Buenos Muchachos” al jefe mafioso Paul Cicero, se estableció que la escena más icónica de toda la cinta ocurría en la cárcel, cuando el mismo Paulie estaba en prisión acompañado de algunos de sus subordinados y, preparando el almuerzo, cortaba un diente de ajo en minúsculas lonjas con la pequeña hoja de una afeitadora.

FGNIMVRXMAUq4Pf

“Olvídate de la cabeza de caballo de ‘El Padrino’ en la cama, o de la pistola detrás de la cisterna. Olvídese de los jefes de la mafia siendo golpeados bajo el sonido de la canción ‘House of the Rising Sun’ en ‘Casino’, o de Al Capone de Robert De Niro entregando una oda al béisbol en ‘Los Intocables’. Olvídese, incluso, de los agentes del FBI discutiendo el significado de la frase ‘forget-about-it’ en ‘Donny Brasco’. Si buscas una escena icónica de una película sobre la mafia, una que encapsule todo lo bueno del género y por qué nos encanta, ninguna se parece a la escena de la cena en la prisión de ‘Goodfellas’ “.

maxresdefault

El artículo agrega que “en caso de que la escena no esté grabada en tu memoria, recapitulemos. Aproximadamente a la mitad de ‘Goodfellas’, nuestro narrador Henry Hill es sentenciado a diez años de cárcel por varios delitos. Sin embargo, no importa, porque varios de sus socios de la mafia también están cumpliendo condena, y como explica Hill, son ‘dueños del lugar’. Lo poseen a tal grado, de hecho, que viven en cuartos separados de los otros reclusos, se visten con batas y buzos Adidas y pasan de contrabando de todo, desde asados de res hasta botellas de whisky escocés J&B (así como, aparentemente, los muebles de una cocina profesional)”.

Gf+garlic

El artículo añade que “en la prisión, ‘la cena siempre fue una gran cosa’, explica el difunto gran Ray Liotta en voz en off, mientras que de cerca, vemos al (también) difunto gran Paul Sorvino cortando delicadamente un bulbo de ajo con una navaja. El resto de la escena es casi igual de memorable: un plato de pasta, seguido de un plato principal (preferiblemente carne o pescado), una salsa de tomate con albóndigas de ternera, ternera y cerdo, y bistecs cocinados en sartenes. Hay langostas en hielo, pan fresco, pimientos, salami y cebolla, y diferentes tipos de quesos. Vino tinto y blanco. Cigarros y chaquetas de fumar. Una planta de albahaca se sienta como centro de mesa. Es completamente absurdo y absolutamente delicioso; también es un microcosmos de la vida de la mafia cinematográfica en el que están presentes todos los ingredientes de por qué amamos el género… Los reclusos como unidad familiar también son importantes. Estos no son sólo tipos que trabajan juntos, son ‘famiglia’, mientras los otros prisioneros que no pertenecen a la mafia están cumpliendo condena ‘todos mezclados como cerdos’, nuestros Goodfellas viven solos, juntos. Se preocupan el uno por el otro y lo expresan a través de la comida”.

d50e9-screen2bshot2b2017-06-182bat2b12-26-352bpm

El artículo de la revista GQ agrega que “desde la línea improvisada “deja el arma, toma el cannoli” de ‘El Padrino’ hasta la del equipo de ‘Los Soprano’, la comida italiana siempre ha jugado un papel integral para nuestros mafiosos en pantalla. Para estos hombres, comer representa herencia, familia y una experiencia compartida que los une. Y al igual que el código de omertà que, al menos en teoría, ayuda a mantenerlos fuera de la cárcel, la preparación de la comida es ritual y sigue reglas estrictas. Por eso la hoja de afeitar es tan memorable: representa la disciplina, el cuidado y la forma correcta de hacer las cosas. ‘Paulie hizo el trabajo de preparación’, nos dice Hill, ‘y tenía este maravilloso sistema para hacer el ajo. Usó una navajita. Y lo cortaba en rodajas tan finas que se licuaba en la sartén con un poco de aceite. Es un sistema muy bueno’. O dicho de otro modo: es una señal de respeto”.

46d9d76b-ebe4-453e-b11f-0fbf7a560270_989x1152

La nota de la revista GQ añade que “hay un gran contraste con la escena en el acto final de ‘Goodfellas’ cuando Hill se desmorona en el transcurso de un día maníaco y paranoico en el que trata no sólo de descargar silenciadores robados, recoger a su hermano y cortar algunas drogas, sino también de cronometrar la preparación de un intrincado comida familiar. A diferencia de Paulie, Hill no es disciplinado y no se apega a las reglas y eso lo lleva a la ruina (bueno, eso y el helicóptero de la policía)”.

1-2

El artículo concluye que “no olvidemos que estamos tratando con asesinos aquí. Partir el pan y romper bolas son importantes, pero también lo es romper cabezas. Esta es la razón final por la que la hoja de afeitar es un golpe maestro del simbolismo: le da a lo que es esencialmente una escena de cena familiar sana una vaga corriente subterránea de amenaza. Es una herramienta que fácilmente podría dirigirse a la garganta de alguien, y se nos recuerda que, incluso en la cárcel, Paulie es el jefe de la tripulación que tiene el poder de terminar con sus vidas en sus manos…En última instancia, la escena de la cena en la prisión de ‘Goodfellas’ no es sólo una abreviatura de las películas de la mafia en sí, sino uno de los momentos más geniales en la historia del cine. Es por eso que, incluso 32 años después, nunca podremos volver a mirar el ajo de la misma manera”.

Más sobre Los 90

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios