Inicio » Los 90 » Equipo

La Nana chilena: Increíble historia de cómo ganó lotería en EE.UU.

Conocida como la “cenicienta chilena”, vivió un increíble cuento de hadas en 1999 tras recibir el premio más grande en dinero entregado hasta esa fecha. Hoy es una exitosa inversionista de bienes raíces.

A veces cuesta comprender de qué manera actúa la suerte en la vida de las personas, más aún si es capaz de favorecer a una sola persona con 167 millones de dólares en un premio de lotería. Es lo que le ocurrió a María Grasso, una chilena de 54 años radicada en Boston quien trabajaba como nana a cargo de los cuatro hijos de Chris Gabrielli, un político millonario del partido demócrata. En apenas unos instantes, la sencilla mujer vio como su vida cambiaba en 180 grados por el solo hecho de haber comprado un simple boleto del Big Money Ball.

Nana Chilena

Foto: Blogs

Imagen de la nana chilena que ganó el millonario premio.

En abril de 1999, María Becerra Verdejo –su nombre de soltera – acudió como tantas veces a realizar unas compras al supermercado. Al salir, tuvo la intuición de comprar un boleto y apostar a los números 12, 17, 22, 25, 33 y 44. Días después y al ver los resultados por la televisión, los comparó con los de su ticket y comprobó atónita que todos coincidían. Sin poder creerlo, los chequeó nuevamente en otro programa casi sin dar crédito a tamaña fortuna. Quedó aún más perpleja cuando supo que era la única ganadora de un pozo que se venía acumulando desde febrero de ese año. Las probabilidades de ganárselo todo eran de uno en 76 millones.

La prensa estaba expectante, pero pasaban los días y no aparecía la feliz ganadora. María Grasso esperó una semana para cobrar el premio, el que finalmente recibió en una sola cuota de 70.3 millones de dólares tras descuentos por impuestos, ya que Big Money Ball le ofrecía la posibilidad de 26 cuotas anuales. Tras asesorarse por un buen abogado, contrató los servicios de dos empresas de comunicaciones (una en Estados Unidos y la otra en Chile) para que ningún medio vulnerara su vida privada y el pacto de silencio que había impuesto a sus familiares. Una medida bastante sensata con tanto dinero en el bolsillo.

La  “cenicienta chilena”, como fue apodada en aquellos años, vive actualmente en una casa de 1,5 millones de dólares en Boston, Massachussets con varios parientes que llevó desde Chile. Tiene negocios en Texas con su hija, es propietaria de un hotel de 15 pisos en el estado de Maine, tres edificios cuyos departamentos arrienda a alumnos de diversas universidades norteamericanas, una exportadora de arándanos y frambuesas en Coltauco (Región de O’Higgins) y una fundación llamada Valle de Elqui que entrega becas a universitarios chilenos. A poco de recibir el premio, aseguró a la prensa que no volvería a jugar a la lotería ni tampoco a trabajar de nana.

Más sobre Los 90

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X