Inicio » Los 90 » Equipo

Los 7 libros chilenos más vendidos de los 90

Una generación más osada y con mucho que decir irrumpió con inusitada fuerza en el escenario de las letras nacionales de fin de siglo. Una de sus virtudes fue la de comprender que la calidad narrativa puede ser también sinónimo de éxito de ventas.

A excepción de los ya consagrados, José Donoso e Isabel Allende, al comenzar la década 90 surgió un grupo importante de escritores con renovadas propuestas y sin complejos de vender miles de ejemplares o de liderar los rankings de los más leídos. Atrás quedaba una literatura críptica y existencialista, la que dejó espacio a estructuras narrativas más flexibles, incorporación de elementos de la cultura popular y la desacralización de mitos impuestos por apenas un puñado de críticos durante la segunda mitad del siglo XX.

-“Sobredosis”, Alberto Fuguet:

Publicada en 1990, esta obra contiene cinco relatos que dejaron boquiabiertos a la mayoría de los críticos de la época. Con una prosa relajada, plagada de garabatos y de jergas adolescentes, expresó el sentir de los jóvenes de sectores más acomodados, indiferentes a la situación política de los años 80, pero si muy dispuestos a zambullirse en el alcohol, las drogas, la música pop, el sexo fácil y las carreras en auto. “No hay nadie allá afuera”  posiblemente sea su narración mejor lograda.

-“¿Quién mató a Cristián Kustermann?”, Roberto Ampuero:

Libros más vendidos

Foto: Álex Moreno

Roberto Ampuero

El destacado escritor irrumpió en la escena literaria en 1993 con esta ágil  novela policial, la que brindó  un renovado impulso a un género bastante olvidado. La obra corresponde a la primera de la saga protagonizada por Cayetano Brulé, un detective privado amante de la buena mesa y experto en meterse en líos, quien debe resolver el crimen del hijo de un acaudalado empresario viñamarino. Aunque muchos entendidos lo criticaron duramente por alejarse de los cánones de las clásicas novelas detectivescas, lo cierto es que Ampuero se ganó el aplauso del público y de paso se adjudicó el premio Revista de Libros de El Mercurio.

-“La ciudad anterior”, Gonzalo Contreras:

Desde su publicación en 1991, el éxito de esta novela fue total, llegando a ser catalogada como una pieza fundamental de la narrativa nacional contemporánea. La historia cuenta la llegada de un vendedor de armas por catálogo a una ciudad olvidada por el progreso, situada en algún punto de la carretera panamericana. Ahí se encuentra con extraños personajes de comportamientos poco habituales, lo que le otorga a la obra un sello de thriller de gran eficacia lleno de segundas lecturas. Tras ganar el premio Revista de Libros, el autor se convirtió también en uno de los primeros superventas de la década.

-“El viejo que leía novelas de amor”, Luis Sepúlveda:

El autor, uno de los más prolíficos de la década de los noventa, deleitó al gran público con esta novela breve publicada en 1992. El argumento se desarrolla en la selva ecuatoriana, en el territorio de los indios Shuar. Allí, Antonio Bolívar Proaño es un viejo que lee novelas de amor de finales felices y que repentinamente debe resolver la extraña muerte de un cazador debido al ataque de una tigrilla. Éxito en ventas en Chile y diversos países de Latinoamérica, Sepúlveda demostró una vez más que una historia sencilla puede llegar también al alma de los lectores más exigentes.

-“Paula”, Isabel Allende:

Considerado el libro más íntimo de la Premio Nacional de Literatura, esta obra fue escrita en un cuaderno mientras la autora acompañaba a su hija que yacía en estado de coma en la cama de un hospital. Publicada en 1995, cuenta –sin una estructura lineal – la historia de su propia familia y también de ella misma como una forma de atenuar el tremendo dolor que vivió en esos amargos momentos o tal vez como un exorcismo frente a la muerte. Miles de mujeres lloraron y rieron con esta obra, pero lo más importante fue el enorme caudal de sabiduría que encontraron en sus páginas.

-“Donde van a morir los elefantes”, José Donoso:

El talento de este escritor y Premio Nacional de Literatura se vio reflejado en este libro de 1995, en cuyas páginas da cuenta de las complejas relaciones entre los intelectuales latinoamericanos y la cultura norteamericana. La novela narra la vida de José Zuleta,  un profesor chileno de literatura que consigue trabajo en una universidad estadounidense, espacio en el que se ve enfrentado a las envidias y guerras de ego de los profesores. El docente encuentra un refugio en los brazos de Ruby, una misteriosa y rolliza mujer que cuestionará la esencia de un sistema educacional confortable, el final del camino donde llegan a morir los académicos.

-“El albergue de las mujeres tristes”, Marcela Serrano:

Un grupo de mujeres reunidas en un albergue en Chiloé donde son capaces de compartir sus historias personales y sanar sus heridas, es la trama de la cuarta novela de esta  celebrada autora nacional publicada en 1998. Reunidas a las horas de las comidas o bien en la huerta o en la cocina -y con el clima lluvioso del sur de Chile como telón de fondo –  van tejiendo una trama donde se suceden relatos de amores y desamores, de abandonos y reconciliaciones. Aunque fue muy criticada por abusar del feminismo en sus narraciones, nada impidió que sus libros se convirtieran en un éxito de ventas al final de la década.

Más sobre Los 90

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X