Inicio » Los 90 » Equipo

Los mejores lugares para carretear en Santiago en los 90′ ( I )

Todos, absolutamente todos tenían un lugar donde sentirse cómodos.

Con el retorno a la democracia en 1990, Santiago vivió un renacer de la vida nocturna mediante la sobrepoblación de nuevos pubs y discoteques orientados a diversos públicos objetivos. Cada noche, cientos de jóvenes con mucha sed y ganas de divertirse se volcaban a estos espacios donde la música sonaba muy fuerte y el baile invitaba a estirar las manos. Nerds, cuicos, formales, alternativos y góticos, todos, absolutamente todos tenían un lugar donde sentirse cómodos.

Lugares carretear

Foto: La Segunda

La Blondie fue uno de los locales emblemáticos de los ’90.

-Mississippi:

Entre 1994 y 1997, este local ubicado en el Paseo San Damián fue el preferido de los jóvenes del sector oriente de la capital. Su propuesta estaba basada en buena música y espacio para bailar después de las 12. Habituales eran las dinámicas a cargo de pseudo animadores y concursos algo subidos de tono. De cuando en cuando se dejaban caer algunos famosillos que otorgaban algún toque de glamour. Tras un bochornoso incidente en que se le negó la entrada a dos mujeres algo mayorcitas, la prensa restó méritos a este pub – discoteque que finalmente cerró sus puertas para desconsuelo de sus fieles clientes.

-El Astronauta:

Local conocido también como el “Antronauta”, estaba situado en Irarrázaval casi esquina de Salvador. Era frecuentado por capitalinos de todas las latitudes que buscaban emociones fuertes. En él era posible beber cervezas individuales de litro y demoledoras piscolas que actuaban como poderoso combustible. Su pista de baile, un subterráneo tipo caverna, se llenaba de osados contertulios que disfrutaban de música altamente estimulante como The Cure, David Bowie, The Smiths, Blur, Red Hot, Faith no more, The Ramones, The Mission, Pixies, Depeche  Mode y otros titanes de la música.

-Blondie Discoteque:

Este espacio es un referente de lo mejor de la noche santiaguina de los 90. Situado en la Alameda (metro ULA), ocupó el lugar donde antes estuvo el cine Alessandri. Tras descender varias escaleras y disfrutar de la estética gótica de sus habituales que olfateaban a los intrusos con indisimulada  desconfianza, se accedía a la pista de baile con el público más diverso de todo Santiago. Frecuentes eran las fiestas para celebrar el cumpleaños  de Madonna o Morrisey, pero sin duda la música era lo mejor de cada jornada: Human League, A Flock of Seagulls, Orbital, Duran Duran, Real Life, Peter Murphy, Kajagoogoo, OMD, Blur, Desireless, Alphaville, Spandau Ballet y Depeche Mode, sólo por mencionar algunas bandas de culto.

-Discoteque  Amadeus:

Enclavada en la parte alta de Lo Barnechea, este agrabable local disponía de una pista de baile que guardaba cierta semejanza con la de la disco Odyssey 2001 del film Fiebre de sábado por la noche. Frecuentado por parejas ávidas de pasarlo bien, y que posiblemente volvían gracias a los mullidos sillones ubicados estratégicamente en zonas de baja luz, era una alternativa óptima en medio de tanta oferta de sitios sobrepoblados y llenos de ebrios molestos. La música, muy variada, ofrecía buen pop ochentero y también de comienzos de la década 90: Cindy Lauper, Go West, Bryan Adams, Level 42, U2, REM, Spin Doctors, Phil Collins, Madonna, Peter Gabriel, Rod Stewart, B-52, INXS y Roxette. La guinda de la torta, lentos empalagosos a cargo de Richard Marx, Breathe, Eros Ramazzotti y The Bangles.

-Discoteque Heaven:

Antes de llamarse Punta Brown, este amplio recinto nocturno de varios pisos ubicado en Avda. Recoleta abrió sus puertas en la primera mitad de la década 90 con el nombre de Discoteque Heaven. De inmediato llamó la atención del público un cine situado en la parte alta, un carrusel (para terminar de marearse por completo) y un magnífico pub que funcionaba aparte de la pista de baile, donde la temperatura aumentaba con mucho rock argentino: Charly, Los Fabulosos, Sumo, Fito Páez, Los Violadores, Los Pericos, Fabiana Cantilo, Los Rodríguez, Miguel Mateos y Los auténticos decadentes. No faltaba también la música de bandas nacionales como Los Prisioneros, La Ley, Los Tres y Javiera Parra.

-El Laberinto:

En Avda. Vicuña Mackenna (altura del 600) estaba este local que funcionaba indistintamente como pub y espacio para tocatas de diversas bandas nacionales. A su escenario se subieron prometedores grupos como Ex, Canal Magdalena y la Rue Morgue; y también ya consagrados como Lucybell y Javiera Parra. Este innovador recinto fue uno de los pioneros en ofrecer cerveza artesanal (en sus recordados vasos que sobrepasaban los 500 cc.). Uno de sus puntos altos era el subterráneo, sitio ideal para la tertulia donde se dejaban ver conocidos periodistas que desafiaban el establishment mediante espacios televisivos de baja audiencia o con artículos publicados en creativas revistas que apenas duraban un par de números.

Más sobre Los 90

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X