Inicio » Los 90 »

Los Tres y su disco debut: La historia del gran álbum de 1991 que se promocionó solo

El álbum “Los Tres” incluye algunos de los temas más emblemáticos de la discografía de este gran grupo nacional.

Guía de: Los 90

En 1987 se formó en Concepción el grupo Los Tres, integrado por tres jóvenes que se habían hecho amigos en el colegio penquista Charles de Gaulle: Álvaro Henríquez Petinelli (guitarra y voz), Roberto “Titae” Lindl (bajo) y Francisco Molina (batería). Ese mismo año, la banda, que se llamó Los Tres por una simple cuestión numérica pues sus integrantes eran tres, debutó en Santiago en el Centro Cultural Mapocho.

Los orígenes del grupo Los Tres en Concepción:  Álvaro Henríquez, cantante y líder de la banda, en primer plano. A su lado aparece el bajista Roberto "Titae" Lindl (de lentes) y el guitarrista Jorge "Yogui" Alvarado, líder del grupo penquista Emociones Clandestinas.

Los orígenes del grupo Los Tres en Concepción: Álvaro Henríquez, cantante y líder de la banda, en primer plano. A su lado aparece el bajista Roberto “Titae” Lindl (de lentes) y el guitarrista Jorge “Yogui” Alvarado, líder del grupo penquista Emociones Clandestinas.

En la capital los jóvenes músicos penquistas no se concentrarían sólo en la banda sino que también en algunos trabajos musicales individuales. Roberto Lindl fue contratado por un tiempo como contrabajista de la Orquesta Sinfónica Juvenil, mientras que Álvaro Henríquez, el líder y principal compositor del grupo, se dedicó a musicalizar algunas obras de teatro.

En 1988 se uniría al trío el virtuoso guitarrista Ángel Parra, nieto de la mítica Violeta Parra, y quien tenía estudios musicales en París y California, realizando en Santiago trabajos musicales más bien ligados al rock jazz. Ángel Parra llegaría al grupo por intermedio de su hermana, la cantante Javiera Parra, quien en ese momento era pareja sentimental de Álvaro Henríquez, estableciendo la conformación definitiva de Los Tres como cuarteto.

Los cuatro integrantes del grupo Los Tres: Álvaro Henríquez, "Titae" Lindl,  Francisco Molina y Ángel Parra.

Los cuatro integrantes del grupo Los Tres: Álvaro Henríquez, “Titae” Lindl, Francisco Molina y Ángel Parra.

Por entonces serían fichados por el sello discográfico nacional Alerce, conocido por grabar y promocionar a grupos de la Nueva Canción Chilena y el Canto Nuevo. Carlos Necochea, director artístico y uno de los fundadores de ese sello, en una entrevista en La Tercera recordaría que “en algún minuto se me acercó Angelito Parra, a quien quiero mucho porque trabajé con su padre mucho tiempo en la peña; tanto él tanto como su hermana Javiera tenían proyectos musicales. Angelito me contó entonces de un proyecto musical que tenía con Álvaro Henríquez, en un grupo que se llamaba Los Tres. Inmediatamente los escuché y me di cuenta de que era justamente lo que Alerce tenía que empezar a hacer para hacer la transición de una música a otra, en términos de ediciones. O sea, no podíamos quedarnos pegados en Inti Illimani, Quilapayún e Illapu, teníamos que avanzar. Y avanzar no más, porque el tiempo es inexorable”.

Los Tres de inmediato firmarían un contrato con el sello Alerce para grabar tres discos. En el verano de 1991, el grupo grabaría en el estudio Filmocentro, ubicado en la comuna capitalina de Providencia, las 10 canciones de su disco debut, que se llamaría simplemente Los Tres. Alvaro Henríquez, un talentoso músico y compositor cuyas influencias musicales se remitían a artistas como The Beatles, The Smiths, B.B. King y Roberto Parra, además de la música chilena de los 50’, 60′ y 70’, fue el autor de casi todos los temas (cuatro canciones las escribió junto a Titae Lindl y otra canción junto a éste y Ángel Parra) y el letrista de todas ellas.

Álvaro Henríquez Petinelli, líder de Los Tres.

Álvaro Henríquez Petinelli, líder de Los Tres.

Carlos Necochea, director artístico y productor general del disco, recordaría que “la grabación de ese disco (cuyo ingeniero de sonido fue Jorge Esteban) fue como lo hacíamos en Alerce nosotros normalmente: con una libertad absoluta para que los músicos y los artistas diseñaran sus producciones y nosotros las avalábamos. Yo, a lo más, como director artístico, hacía observaciones de algunas cosas y agregados de otras, pero nunca interviniendo en el trabajo de ellos”.

El disco Los Tres, un notable álbum debut que fusionaba sonidos rockabilly, jazz-rock, blues y sonoridades pop, abría con la canción “Somos Tontos, No Pesados”, tema de compleja sonoridad que se convertiría en una suerte de declaración de principios de la banda, para entregar a continuación otras excelentes pistas musicales como “El Haz Sensor”, “La Primera Vez” (inspirada en el general Augusto Pinochet, quien acababa de dejar el poder en 1990), “En Jamaica” (juguetona pieza pop de inspiración caribeña con aires ska) y “Amores Incompletos”, sofisticado blues donde Álvaro Henríquez cantaba sensibles frases como “Amores incompletos he tenido por montones y aún me penan”.

Sin embargo, las dos perlas musicales indudables del disco eran la soberbia balada “Un amor violento”, una especie de moderno bolero con acordes rock considerado por muchos seguidores como la mejor canción jamás grabada por el grupo; y “He barrido el sol”, nostálgica pieza musical con acelerados acordes de rockabilly y ranchera que contaba en su musicalización con un banjo y un acordeón tocado por el músico Cuti Aste y que en su metafórica letra hacía alusión directa al golpe de Estado de 1973 en Chile, cuando Álvaro Henríquez cantaba “no es tan fácil ser feliz, cuando opacaste el barniz… que pintaste, verde, azul y gris”, aludiendo a la llegada de carabineros, miembros de la aviación y militares al poder.

Los tres portada

La canción “Un amor violento”, que en los años siguientes sería versionada por artistas como Gepe y Café Tacuba, descollaba en particular por la inspirada voz de Álvaro Henríquez, su romántica letra, una cuidada instrumentación y la soberbia e imaginativa guitarra de Ángel Parra. El mismo Henríquez diría que “cuando llegó Ángel al grupo sabíamos que había ene puntos de encuentro. El suyo es un estilo que habla por sí solo. Solos de guitarra como el de “Un amor violento” son cosas que ya teníamos integradas, pero que el Ángel sabía hacer mejor”.

El disco debut homónimo de Los Tres sería editado por el sello Alerce el 4 de septiembre de 1991, el mismo día en que el grupo presentó oficialmente el álbum en el restaurante Le Trianon. A fines de 1991 y en el segundo semestre de 1992 el grupo se dedicaría a tocar el álbum en campus universitarios y algunos pubs, los únicos lugares en los que la banda podía mostrar su música.

Los Tres cassette

 

Mauricio Ávila, un joven seguidor del grupo en aquella época, recuerda que “me compré su cassette en 1991 por la recomendación de un amigo de la universidad que era melómano igual que yo. Vi a Los Tres por primera vez en el Centro Cultural Mapocho en abril de 1992 y semanas después en un concierto que brindaron en la Universidad de Santiago. Eran unos músicos increíbles en vivo y sus canciones eran notables. Nadie, aparte de nosotros, los conocía mucho, pero era cosa de tiempo que se hicieran famosos a nivel nacional”.

Precisamente, gracias al comentario de boca en boca de sus primeros seguidores y la gente que compró su primer cassette, y contando posteriormente con el apoyo sistemático de algunas emisoras –como la naciente radio Rock & Pop —Los Tres de a poco irían labrándose un nombre y una sólida reputación en la escena musical chilena.

Los Tres 1

El álbum debut de Los Tres, el primer gran disco del rock-pop chileno de los años 90’, llamaría la atención del ejecutivo discográfico Jorge Melibosky, quien venía de trabajar con el grupo La Ley en Polygram y andaba buscando una nueva gran banda local para el sello Sony.

Carlos Necochea, director artístico del sello Alerce, recordaría que “poco antes de hablar en persona con Melibosky aparecieron Ángel Parra y Álvaro Henríquez para contarme de la posibilidad de irse con una multinacional. Me dijeron que había una oportunidad de internacionalizar su trabajo, y yo les dije que Alerce jamás iba a tener esa posibilidad, que no teníamos las condiciones ni sabíamos hacerlo ni teníamos los mecanismos para hacerlos viajar por el mundo. Así que les deseé suerte y los dejé partir; después llamé a Melibosky y le dije ‘¿Ustedes están interesados en Los Tres? Tomen a Los Tres, ya’. ‘¿Y cuánto es, Carlitos?’, me respondió. ‘Nada, poh. Nosotros no vendemos contratos, no nos dedicamos a eso. Hagan un buen trabajo no más, difúndanlos bien, trabajen bien con ellos’, le dije. Y ellos lo hicieron bastante bien. Así fue cómo le traspasamos el contrato de Los Tres, sin cobrar un centavo, a la Sony”.

lostres

 

El disco debut de Los Tres, cuya calidad artística les permitiría fichar en un sello multinacional donde grabarían sus siguientes y exitosos álbumes -“Se remata el siglo” (1993); “La Espada y la Pared” (1995); y “Fome”, (1997)-, sería escogido como el vigésimo mejor disco chileno de todos los tiempos, según una encuesta realizada por la revista Rolling Stone Chile, en abril de 2008, sin mencionar que las dos canciones “He barrido el sol” y “Un amor violento” son consideradas como dos de los temas más memorables de su discografía y del rock-pop nacional de los años 90’.

Video de Los Tres: “El Haz sensor” (1991):

 

Video de Los Tres: “He barrido el sol” (1991):

 

Video de Los Tres: “Un amor violento” (1991):

Más sobre Los 90

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios