Inicio » Los 90 »

Michael J. Fox y el mal de Parkinson: La terrible enfermedad que golpeó al protagonista de “Volver al Futuro”

En 1991 el joven actor se enteró que sufría una grave enfermedad neurodegenerativa.

Guía de: Los 90

A fines de los años 80’ Michael J. Fox era uno de los actores norteamericanos más populares en el mundo. A su consagratoria actuación en la serie “Lazos Familiares” (por la cual ganaría tres premios Emmy) y en la trilogía de “Volver al Futuro” -donde personificó al simpático Marty McFly, el adolescente que viajaba accidentalmente a través del tiempo en un automóvil deportivo DeLorean-, el joven actor había demostrado su versatilidad al actuar en otros filmes como “Pecados de Guerra”, “El secreto de mi éxito” y “Luces de la gran ciudad”.

Marty-McFly-Back-to-the-future-Michael-J-Fox-h1

Sin embargo, durante la filmación de la película “Dr. Holywood”, en 1990, el actor nacido en Canadá el 9 de junio de 1961 comenzaría a sufrir unos inexplicables temblores en sus dedos, que al cabo resultarían ser los primeros síntomas de una enfermedad que iba a detener en seco su carrera: el mal de Parkinson, un trastorno neurodegenerativo crónico del sistema nervioso central que afecta el movimiento y suele ocasionar en los pacientes temblores hasta causar una incapacidad progresiva.

Michael Back to the future

Si bien Michael J. Fox sufrió los síntomas iniciales del mal durante ese año, no sería oficialmente diagnosticado con la enfermedad hasta el año 1991. En ese momento el actor tenía 29 años, estaba felizmente casado, tenía un hijo pequeño y estaba en la cima de su popularidad, por lo que, después de conocer el sombrío diagnóstico, comenzó a beber más de la cuenta. “Primero fue en fiestas, luego solo, en casa, todos los días. Después de un año bebiendo me cansé y decidí ir a terapia. Aquello me salvó la vida, mi matrimonio y también mi carrera profesional”, reveló el actor.

Michael J. Fox, pese a los contratiempos en su estado de salud, se dio igualmente maña para participar en la serie televisiva “Spin-City”, durante las temporadas 1996-2000, lo que le valdría ser reconocido con un premio Emmy, dos Globos de Oro y dos premios SAG (después de abandonar la serie, sería reemplazado por el actor Charlie Sheen).

Michael J. Fox

En 1998 Michael J. Fox decidió hacer público su estado de salud y a partir de entonces se convirtió en un firme promotor de la investigación relacionada con la enfermedad de Parkinson. Su primer libro, “Lucky Man” (“Hombre afortunado”), se centró en cómo, después de siete años de negación, había aceptado la enfermedad, En ese mismo libro Fox confesó que no había tomado su medicamento prescrito por los médicos (la droga Sinemet) antes de rendir testimonio ante el Subcomité de asignaciones del Senado norteamericano en 1998, con el objetivo de solicitar mayores fondos del gobierno para estudiar una cura contra el mal de Parkinson.

“Tomé la decisión deliberada de comparecer ante el Subcomité sin medicación. Me pareció que la ocasión demandaba que mi testimonio sobre los efectos de la enfermedad y la urgencia que sentíamos como comunidad, fuesen vistos así como oídos. Para las personas que nunca me habían visto en ese estado, la transformación debió ser sorprendente”, dijo el actor.

michael-j-fox-cover.imgcache.rev19ff41d6555a1b81fe310565eea9e25b

En el año 2000 Michael J. Fox decidió abandonar la actuación cuando los síntomas de la enfermedad comenzaron a hacerse un poco más severos. A partir de ese momento se convirtió en un activista para la cura de dicha enfermedad, lo que lo llevó a crear “The Michael J. Fox Foundation”, una fundación dedicada a brindar apoyo a la investigación del Parkinson, que hasta el año 2012 había donado 250 millones de dólares para este propósito, convirtiéndose, según la revista Forbes, en el segundo mayor donante para la investigación de la enfermedad de Parkinson en los Estados Unidos después del Gobierno norteamericano. Su trabajo, incluso, lo llevó a ser nombrado una de las 100 personas «cuyo poder, talento o ejemplo moral está transformando el mundo» en 2007 por la revista Time . El 5 de marzo de 2010, Fox recibió un doctorado en medicina honorario por parte del Instituto Karolinska por sus contribuciones a las investigaciones sobre la enfermedad de Parkinson.

En el segundo libro de Michael J. Fox, llamado “Always Looking Up: The Adventures Of An Incurable Optimist” (“Siempre mirando hacia arriba: Las aventuras de un optimista incurable”), el actor describió su vida entre 1999 y 2009 y en cómo se adentró en las campañas para la investigación con células madre.

Michael j. Fox junto al fallecido boxeador muhammad Ali, quien también sufrió las complicaciones del mal de Parkinson.

Michael j. Fox junto al fallecido boxeador Muhammad Ali, quien también sufrió las complicaciones del mal de Parkinson.

Recientemente, trascendió que el actor de “Volver al Futuro”, realizó un “sorpresivo” aporte de 400 mil dólares (cerca de 260 millones de pesos), a Claudio Hetz, un reconocido científico chileno que investiga una cura para el mal de Parkinson. “Fue un llamado telefónico donde sin mandar carta de intención, proyecto ni concurso de por medio, la Fundación Michael J. Fox nos informó que respaldaría nuestra investigación contra el Parkinson por considerarnos un referente mundial en el tema”, señaló el neurocientífico chileno Claudio Hetz, director alterno del Instituto Mileno de Neurociencias Biomédicas (BNI), de la facultad de Medicina de la Universidad de Chile.

Si bien los doctores le habían advertido a Michael J. Fox que su carrera profesional no se alargaría más allá del nuevo milenio debido a los síntomas de una enfermedad que comenzarían a intensificarse progresivamente con el paso del tiempo, el actor comenzó de todos modos y tímidamente a aparecer en populares series de televisión. Así, apareció como actor invitado en series como “Scrubs”, “Boston Legal” y “Rescue me”, en la última de las cuales ganó un premio Emmy como mejor actor invitado en una serie dramática.

Michael J. Fox 2

Recientemente, el actor se despidió de la serie “The Good Wife”, en la cual participaba desde 2010 y donde personificaba a Louis Canning, un manipulador abogado que sufría del mal de Parkinson. “En esta serie quería demostrar que los discapacitados también pueden ser unos gilipollas”, dijo Michael J. Fox, anunciando de paso que el lapidario diagnóstico que le habían dado sus médicos hace años estaba lejos de cumplirse.

“Me diagnosticaron el mal de Parkinson hace 25 años, y se suponía que sólo iba a poder trabajar otros diez años. A estas alturas ya debería estar prácticamente discapacitado, pero la realidad no podría ser más distinta. La situación no podría ponerse peor, y aun así todavía puedo ir al supermercado”, dijo el famoso actor, agregando que si bien sus temblores ya no son tan fuertes como antes, ahora se enfrenta de cuando en cuando a problemas para caminar y moverse. “Mi mayor desafío ahora es mantener el equilibrio. Puede resultar complicado porque cuando te has caído ya un par de veces a los 55, te das cuenta de que ya no tienes 25″, aseguró.

michael-j-fox-in-tv

La última aparición pública de Michael J. Fox ocurrió en la última entrega de los Premios Oscar, cuando el actor apareció en el escenario con el actor cómico Seth Rogen bajándose de un automóvil De Lorean antes de presentar la terna a Mejor Edición de Sonido. Ese momento fue uno de los más emotivos de la ceremonia ya que el público recibió a Michael J. Fox con una ovación de pie. Seth Rogen, calzando las futuristas zapatillas Nike que se abrochaban solas y que aparecieron en la película “Volver al futuro III”, tras escuchar la ensordecedora lluvia de aplausos, comentó que “voy a suponer que la mitad de esos aplausos son para mí”, a lo que Fox le dijo “Yo creo que un 70 por ciento son para mí y el 30 para ti”.

El comediante Seth Rogen y el actor Michael J. Fox bajándose de un automóvil DeLorean durante la última entrega de los Premios Oscar.

El comediante Seth Rogen y el actor Michael J. Fox bajándose de un automóvil DeLorean durante la última entrega de los Premios Oscar.

Por lo pronto, una de las nuevas técnicas que ha descubierto Michael J. Fox para mitigar los síntomas del mal de Parkinson es la meditación, lo cual lo ha ayudado a replicar la reducción de la actividad cerebral que hace que su cuerpo no presente ninguna agitación mientras duerme. “El único momento en el que no me muevo, ni siquiera de la manera más sutil, es cuando estoy durmiendo. Mientras duermo no tiemblo ni me muevo; si lo hago, es que estoy despierto. Lo mismo sucede cuando estoy meditando. Si lo hago bien, entonces mi actividad cerebral se ralentiza lo suficiente como para que me quede quieto”, afirma Michael, que también practica boxeo con su entrenador personal.

Michael J. Fox en la actualidad, junto a su esposa Tracy Pollan y tres de sus cuatro hijos.

Michael J. Fox en la actualidad, junto a su esposa Tracy Pollan y tres de sus cuatro hijos.

El actor de “Volver al Futuro” también confesó que la dura enfermedad que padece hace más de dos décadas tampoco ha conseguido afectar su rol de padre de cuatro hijos, fruto de su matrimonio con la actriz Tracy Pollan, a quien conoció mientras grababa la serie “Lazos Familiares”. Según relató el actor, sus tres hijas (las gemelas Aquinnah Kathleen y Schuyler Frances, de 21 años, y la menor de todos, Esmé, de 14 años) han convivido toda su vida con el mal de Parkinson, mientras que su primogénito, Sam Fox, de actuales 27 años, apenas tenía dos años cuando le diagnosticaron la enfermedad a su padre. ““La familia no es una cosa importante. Es todo. Ellos han crecido con esto. Es lo único que conocen, y creo que si les pidieras que me describieran, el hecho de que padezco Parkinson sería la novena cosa que nombrarían”, dijo el actor, quien para la gran audiencia siempre será el inefable y entrañable Marty McFly.

Michael j. Fox lifes

Más sobre Los 90

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X