Leyendas de la Lucha: “The Nature Boy” Ric Flair, ¿el mejor de la historia?

Para muchos el mejor luchador de la historia, el Nature Boy conquistó las mejores divisiones de lucha EE.UU con su talento y carisma.

Guía de: Lucha Libre

"The nature boy" Ric Flair

“The nature boy” Ric Flair

Para muchos el nombre de Richard Morgan Fliehr, no dice mucho. Ahora, cuando hablamos de “The Nature Boy” Ric Flair, para los entendidos de la lucha, sabemos que hablamos del 16 veces campeón y leyenda viva del wrestling.

Es que lo de Flair no sólo fueron títulos y una carrera longeva, que se prolongó 40 años cuando se retiró el 3 de diciembre del 2012 de los rings y terminó su contrato con TNA. Lo del luchador fue un legado que reinventó la lucha y generó escuela en la forma de presentar los personajes.

Hasta su debut, un 10 de diciembre de 1972, en la American Wrestling Association, la concepción de la lucha era una choque de fuerzas, donde la audiencia manifestaba su favoritismo apelando a la habilidad atlética y lírica del luchador. Con el “Nature Boy” se incorporó una nueva capa a los ya variopintos personajes, el concepto del heel.

En la lucha, existen los faces, que son los “buenos”, los favoritos de los fans, rostros de las compañías, luego tenemos al tweener, un personaje ambiguo que se mueve más allá de un plano ético de bondad y maldad, y finalmente el heel. El villano de la acción, el que mueve los hilos y desata los nudos drámaticos de una rivalidad.

 

El gran Ric perfeccionó este rol y lo llevó hasta el límite, creando un personaje que representaba a una elite que la clase media estadounidense literalmente no toleraba. Ya sea con su stable los Four Horseman (Ole y Arn Anderson, Tully Blanchard y el mismo Flair), o en su eterna rivalidad contra “The American Dream” Dusty Rhodes, escribió varios de los capítulos más memorables de la historia del wrestling.

Hoy, luchadores como The Miz, Bobby Roode y Triple H, pueden jactarse de haber vivido la escuela del 6 veces escogido mejor luchador del planeta, por CageMatch. Si a eso le sumamos su legado y guía en figuras de la talla de Randy Orton, Matt Hardy, Batista, Steve Austin, el Big Show, y su hija Charlotte, la trascendencia del dos veces WWE Hall of Famer llega al nivel de leyenda viva.

Hoy a sus 70 años, Flair ya no goza de la mejor salud. Varias pasadas por el quirófano, lo tienen a sus 70 años, en un estado disminuido de salud. Aun así, sus logros trascienden su presente. Títulos mayores en cada una de las mayores marcas de la historia del wrestling estadounidense, luchas históricas contra leyendas de la talla de Ricky Steamboat, Triple H, el Undertaker, Dusty Rhodes, Bret Hart, Hulk Hogan, Randy Savage, Sting, Roddy Piper y Shawn Michaels, y stables memorables como The Four Horsemen y Evolution, lo tienen entre los más grandes de la lucha libre mundial.

Sus mejores años ya pasaron, pero su legado será para siempre.

Más sobre Lucha Libre

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X