Inicio » Lucha Libre » Equipo

Peleas Clásicas: The Undertaker vs Mankind, Hell in a Cell

Revisando las peleas clásicas, esta es tal vez la más recordada de los 90's, ya que encarnó todo lo que era el espíritu de la Era Atittude. Pedazo de lucha, clásico de clásicos.

Esta sin lugar a dudas debe ser la lucha más recordada por toda una generación que siguió a la entonces WWF en los años 90s. Sus componentes fueron suficientes para generar un clásico de clásicos que pasamos a analizar ahora:

- El momento: Era 1998 y en plena guerra con la WCW, Mick Foley reanudaba su feud con el Undertaker para disputar un Hell in a Cell Match por ser Number One Contender para el título de la WWE en el evento King of the Ring de 1998. Es decir estábamos en el apogeo máximo de la Atittude Era y la lucha por el rating entre las dos compañías era encarnizada.

- El storyline: Lo cierto es que ya que este feud se arrastraba desde 1996 con la vuelta de Mankind a la empresa de Vince McMahon, no era mucha la historia que se debía contar. Ambos luchadores tenían una rivalidad en pantalla muy bien pavimentada en No Holds Barred y Boiler Room Brawls Matches, con una traición de Paul Bearer al Taker entre medio, por lo cual, salvo contextualizaciones no había mayor necesidad de ahondar en una historia que se contaba sola.

Fuente: WWE

- El evento: King of the Ring es recordado por ser uno de los mejores eventos de la historia. Si me preguntan a mí, no lo fue, pero puede que hablemos con toda certeza de uno de los line-ups más balanceados con peleas muy malas (Too Much contra Al Snow y su muñeca), momentos emocionantes (X-Pac vs Owen Hart), un main event regular a sólido (Kane vs Stone Cold), un Kem Shamrock derrotando a The Rock por el King of the Ring Tournament y la pelea que hoy comentamos, es decir, el evento tuvo de todo y eso contribuyó a que la lucha brillara.

- El clima: La lucha desde un comienzo se vendió como el fin de un feud que ya llevaba dos años al aire y por lo mismo se esperaba un blow off de proporciones con un ganador que tenía que levantarse con legitimidad y sin apelaciones. El hecho de no haber estado en la era de Internet guardo mucho la sorpresa del desenlace de la pelea.

- Los spots: Si bien los recordados fueron dos, cuando el Undertaker lanza a Mick Foley de la cima de la jaula hacia la mesa de comentarios, y cuando luego el techo de la jaula cede y Mankind cae desde unos 5 metros de altura al centro del ring, el final de la pelea también fue épico, viendo al Taker hacerle un chokeslam sobre tachuelas a Foley para tomar el pinfall.

- Jim Ross: Si algo se extraña hoy, son los buenos comentarios y JR desde la mesa de transmisiones aportó pimienta y emoción a una pelea que ya era épica. Su frase: “Good God almighty! Good God almighty! They’ve killed him! As God as my witness, he is broken in half!” una vez que Foley cayó sobre la mesa de comentarios son tan clásicos como la pelea misma.

- Las libertades de libreto: Si hubo algo que caracterizó a la Atittude Era fue la poca censura. Esto mismo permitió licencias creativas que derivaban en peleas más sanguinarias y también realistas. En buen chileno, se dejaba que los luchadores se sacaran la cresta.

- La leyenda: De esta pelea con el tiempo se han especulado muchas cosas, como por ejemplo que el spot en que Foley cae a la mesa de comentarios se improvisó una vez arriba de la jaula y fue el mismo Mankind el que le pidió al Taker hacerlo. Otro rumor es que la segunda caída nunca se planeó, ya que el techo de la jaula simplemente habría cedido. Otro mito es que Foley después de la pelea fue a parar a un hospital con 35 huesos quebrados, algo que claramente es muy lejano a lo que realmente pasó (aun cuando es cierto que tuvo lesiones serias en el hígado, costillas y mandíbula).

- El legado: Si esta lucha dejó un legado fue en la seguridad. Después de esta pelea se mejoró la estructura de acero de la jaula, a su vez los rings se reforzaron con colchonetas oscuras y se comenzó a construirse con fibra de carbono y madera para hacerlo más amortiguante.

- El futuro: Pensar en un Mick Foley campeón de la WWF el 4 de enero de 1999 es impensado sin pasar por esta pelea. Mankind con esta lucha pasó a ser una verdadera leyenda en el locker room de la entonces WWF, y por el lado del Undertaker, esta lucha no hizo más que poner una baldosa más en su ya para ese entonces importante (pero todavía no gloriosa) carrera.

Y ahora, ¿Cuáles son sus reflexiones sobre esta pelea?

Más sobre Lucha Libre

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X