¿Cómo maquillarme si tengo acné?

Consejos útiles para lucir una piel más saludable y subir tu autoestima.

Guía de: Maquillaje

El acné es una enfermedad de la piel que se presenta con distintos niveles de intensidad y que puede influir negativamente en la autoestima de una persona. Si bien el maquillaje no logra hacer desaparecer todas sus manifestaciones, puede contribuir a mejorar su apariencia.

Hidratación:

Es imprescindible que utilices un hidratante antes de comenzar el maquillaje, pues a pesar de que la piel con acné es grasa, los medicamentos para combatirla la van resecando. Si estás siguiendo un tratamiento dermatológico, probablemente el médico te ha recomendado hidratantes y bloqueadores solares adecuados. Si no es así, intenta con cremas en gel, no oleosas y no comedogénicas.

Corrección:

Ancé

Foto: El Mercurio

Para el acné lo mejor es usar una base de alta cobertura.

Si detectas que debido al acné tu piel presenta zonas inflamadas muy rojas, lo recomendable es que utilices una mínima cantidad de corrector de color verde en esas áreas. El color verde al interactuar con el rojo, genera que la zona se torne más blanca, lo que permite emparejar el color posteriormente con la base.

Si tu piel no presenta una rojez extrema, aplica directamente la base.

Base:

La mayoría de las personas que sufren de acné tienden a utilizar grandes cantidades de base para poder disimular los granos y las zonas afectadas. Lo mejor es que en vez de aplicar capa sobre capa, utilices una base de alta cobertura. Así no sólo lograrás un resultado más natural, sino que además ahorrarás dinero pues sólo necesitas una pequeña cantidad. Entre las mejores bases de alta cobertura se encuentran Double Wear Maximum Cover Camouflage de Estée Lauder (en grandes tiendas) y Derma Color de Kryolan (Pedro de Valdivia 1738).

Para aplicar la base, lo más recomendable es utilizar una brocha especializada para tal efecto. Recuerda que debes lavarla constantemente para mantenerla limpia y desinfectada. Si no puedes adquirir una brocha, utiliza tus dedos. Desinfecta las manos y aplica base  rápidamente evitando frotar durante mucho tiempo para no estimular la formación de más grasa ni descamar la piel de las zonas más sensibles.

Si la base no cubrió todos los sectores necesarios, repasa esas zonas con un corrector color piel.

Polvos:

Para fijar la base de maquillaje, lo mejor es que utilices algún polvo translúcido, especialmente en la zona T. Si tu cara brilla mucho, busca polvos especializados en control de brillo como Blot Powder de MAC (en Parque Arauco, Alto Las Condes y algunos Falabella).

Bronzer:

El bronzer es un polvo de tonalidad café que se utiliza para broncear el rostro y también para dar contorno. En el caso de las personas que sufren acné, es un buen aliado para dar forma y color sin necesidad de usar un rubor, pues este último acentúa las zonas rojas que deseamos evitar.

Si no tienes un bronzer, cualquier sombra café mate (sin brillos) te servirá. Simplemente aplícala por debajo del pómulo y súbelo suavemente por la mejilla con lo que sobre en la brocha.

Iluminación:

Puedes utilizar cualquier sombra clara con brillos (blanca, rosada, amarilla) para iluminar levemente la zona más alta del pómulo. Evita hacer esto en la zona T (frente, nariz y mentón), pues tiende a brillar por sí sola y puede presentar granos o cicatrices.

Estos consejos te permitirán lucir una piel más saludable. Complementa el maquillaje con el look para ojos y labios que más te acomode.

Más sobre Maquillaje

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X