Inicio » Mascotas » Equipo

¿Cómo detectar enfermedades hereditarias en mascotas?

La Clínica Genética ve el estudio de las enfermedades hereditarias y su análisis de la frecuencia de presentación, el modo y formas de herencia y tratamiento, entre otros.

La Clínica Genética se encarga del estudio de las enfermedades hereditarias, con la finalidad de entregar una adecuada asesoría a los propietarios de animales respecto a la prevención y control de dichas enfermedades, mostrándoles las características, tratamiento y pronóstico de cada patología.

Muchas enfermedades hereditarias son mortales, otras invalidantes, crónicas o que manifiesten anormalidades físicas sin mayores consecuencias sistémicas. Y por extraño que parezca, muchas enfermedades con las cuales se nace, no son necesariamente genéticas.

Enfermedades hereditarias

Foto: El Mercurio

El tratamiento para las enfermedades hereditarias se basa en la calidad de vida del animal.

Por ello, es necesario que definamos algunos términos:

-Patologías Congénitas: Son aquellas que afectan a los cachorros durante la gestación, por lo que se manifiestan al momento de nacer. Éstas pueden ser hereditarias, o no.

-Patologías Hereditarias (o Genéticas): Son aquellas que se transmiten de generación en generación. Sin embargo, no todas son congénitas, por lo que se pueden manifestar tiempo después de nacer.

Basados en estas definiciones podemos decir que hay 3 posibilidades asociadas:

1.- Anomalías Congénitas No Hereditarias (ACNH): Pueden ser letales (paladar hendido, hidrocefalia, hipoplasia cerebelosa, etc.), las cuales son ocasionadas, generalmente, por administración de ciertas drogas a la madre durante la gestación o bien la presencia de alguna enfermedad infecciosa durante el mismo período. También pueden ser no letales, generalmente debidas a una mala posición fetal durante la gestación o a la torsión del cordón umbilical en algún miembro, lo que redunda en la pérdida de éste, etc.

2.- Anomalías Hereditarias No Congénitas (AHNC): Aparecen hasta en varios años de vida y pueden ser letales, como lo son las enfermedades de almacenamiento (mucopolisacaridosis, gangliosidosis). Otras, pueden ser no letales, apareciendo también en edades avanzadas, pero a consecuencia de la herencia (atrofia retinal progresiva, riñones poliquísticos, displasia de caderas, criptorquídea, etc.). Estas últimas, si bien no son letales por sí mismas, pueden serlo si no son debidamente tratadas.

3.- Anomalías Congénitas Hereditarias (ACH): También existen no letales (hemofilia, polidactilia, megaesófago, hipotiroidismo, isoeritrolisis neonatal felina) y letales (paladar hendido, espina bífida, etc.).

La Frecuencia de la enfermedad corresponde a la cantidad posible de casos de una determinada anomalía hereditaria sobre el total de la población. El Modo de Herencia se refiere a la forma como se transmite de padres a hijos, pudiendo ser a través de los cromosomas autosómicos (no sexuales) o de los sexuales (X e Y).

Es muy importante diferenciar entre una enfermedad congénita y una hereditaria, ya que muchas veces, el aspecto clínico es el mismo (Síndrome del Cachorro Débil). Las enfermedades infecciosas y/o nutricionales afectan generalmente a la mayor parte de la camada; en cambio, las hereditarias afectan sólo a uno de los miembros de aquella.

El tratamiento se basa en la calidad de vida del animal, pudiendo ser incluso quirúrgico. En otros casos se recomienda la eutanasia, ya que no hay posibilidades de tratamiento evitando el sufrimiento de los animales afectados.

El manejo se orienta a erradicar la enfermedad, por lo que no se recomienda la cruza de animales portadores o enfermos.

Más sobre Mascotas

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X