Conoce a las pequeñas tortugas siamesas de Cuba: Un caparazón, dos cabezas y seis patas

Un hombre las encontró mientras buscaba lombrices y decidió llevarlas a su casa para ayudarlas a sobrevivir.

Guía de: Mascotas

No hay ningún juego de palabras o engaños en esta noticia, por más irreal que parezca. Hace un mes encontraron en Pinar Del Río, una ciudad cubana, unas tortugas que estaban unidas por el mismo caparazón: tortugas siamesas.

45686640_10156682805369002_7276137545358901248_n

Estas pequeñas tortugas, conocidas como “pintada”, “escurridiza” o “jicotea”, tienen un caparazón, dos cabezas, dos colas y seis patas. Fueron encontradas por un hombre que buscaba lombrices para pescar junto a su hijo, en la orilla de una represa.

Osvaldo López, el hombre que las encontró, decidió llevarlas a su casa para cuidarlas. “Pensé que no se salvarían”, dijo López a los medios locales, pero las picoteas sorprendieron a todos; al otro día comenzaron a comer y recuperarse, algo que no sucede en estos casos con este tipo de reptiles, los cuales no sobreviven.

45561374_10156682805239002_611530461650354176_n

Según explicaron, cuando hay casos en estos reptiles de un huevo con dos embriones, muchas veces ni siquiera llegan a eclosionar  (momento en que un huevo se rompe al nacer un animal), y que la “probabilidad de supervivencia es casi nula”; no pueden nadar correctamente, alcanzar los alimentos o moverse por la tierra.

Estas pequeñas se han transformado en toda una atracción, y según López que todos los días la gente va a verlas. “El pueblo entero ha pasado por aquí a verlas” contó el hombre.

Ahora, él las conservará como sus mascotas para darles el cuidado necesario hasta que crezcan, y quizás donarlas a un acuario o institución que les de todo lo que ellas vayan a necesitar.

45638245_10156682805279002_2819977605594218496_n

Más sobre Mascotas

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X