Inicio » Mascotas » Equipo

El simple rasguño de su perro tuvo a un hombre al borde de la muerte y le dejó graves secuelas

Jaco Nel terminó con una grave septicemia por un inocente juego con su mascota.

Un simple rasguño en una de sus manos mientras jugaba con su perro terminó en una dolorosa pesadilla para Jaco Nel, un doctor que incluso desinfectó la herida para no tener problemas, porque su coker spaniel (la raza de su perro) le había pasado la lengua, pero no pudo evitar los difíciles momentos que vivió.

Los problemas para Nel comenzaron dos semanas después, cuando comenzó a sentir los síntomas de lo que parecía una gripe, pero en realidad lo que estaba sintiendo eran los efectos de una infección provocada por la herida que le había hecho su perro, porque la saliva del animal estaba contaminada con una bacteria que le causó una grave septicemia.

mascota-septicemia-1

“Me debí de enfermar mucho porque me sentía confuso, desorientado. No escuché el teléfono cuando me buscaban al faltar al trabajo”, recuerda y agrega que: “Al final del día, mi pareja vino a casa y me encontró en un estado terrible”.

Nel fue trasladado de urgencia al hospital y al llegar sufrió un colapso del cual terminó en coma durante cuatro o cinco días: “Y cuando me desperté tuve un shock al ver que tenía prácticamente el cuerpo entero negro: la cara, las manos, las piernas, debido a los daños en los tejidos” producto de la septicemia.

Finalmente el daño causado por la septicemia hizo que a Jaco Nel debieran amputarle las piernas, todos los dedos de una de sus manos y ver como se desfiguraban su nariz y sus labios.

Al recordar los momentos que vivió, Nel no duda en reconocer que: “Me sentí profundamente deprimido, sentí ira y en algunos momentos pensé que no lo podría soportar” contó este hombre a BBC.

Incluso tuvo que tomar la dolorosa decisión de sacrificar a su perro, porque la enfermedad que transmitía el animal no se podía curar o tratar y podía infectar a alguien más.

mascota-septicemia-2

La septicemia es una sobrecarga del sistema inmunológico que afecta a 20 millones de personas anualmente, pero que puede ser bien tratada, en el 80% de los casos, si se logra un diagnóstico oportuno. Esto hace que muchos la llamen la “asesina silenciosa”.

El gran problema de la septicemia es lograr identificarla porque sus primeros síntomas varían mucho y se pueden confundir con otras enfermedades. Pero el Fondo de Septicemia del Reino Unido identifica seis señales que ellos asocian con esta enfermedad: dificultades para hablar o confusión, escalofríos o dolor muscular, ausencia de orina, dificultades severas para respirar, que el paciente se sienta “como que va a morir”, manchas en la piel o decoloración.

Más sobre Mascotas

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X