Inicio » Mascotas » Equipo

Perro boliviano protagoniza emotiva historia tras esperar a su amo muerto hace 5 años

El animal, que aún permanece en el lugar en el que falleció su dueño, ha conmocionado a miles de personas en internet y también a la población de Cochabamba, lugar del suceso.

Un perro boliviano protagoniza una historia de amor y lealtad sin límites en la ciudad de Cochabamba, luego de permanecer en el lugar en el que falleciera su dueño cinco años después de su partida.
Perro Boliviano Cochabamba

Foto: Internet

El animal, que ha sido denominado por los vecinos del lugar como “Hachi” en honor a la película “Hachiko”, parece haber renegado de la muerte de su amo, quien falleció a causa de un accidente de tránsito y aún espera su vuelta.

Pero claro, más allá del perro, los vecinos del sector de Avenida Papa Paulo se han sorprendido por la actitud del animal, de quien incluso señalan que hasta llora en algunas ocasiones.
“Deben ser unos cinco años desde que falleció su dueño en un accidente de motocicleta. El perro venía por detrás y se quedó aquí desde entonces”, dijo Román Bilbao Luján a EFE.

“Él camina de esquina a esquina y vuelve a venir donde ha fallecido su dueño. Se va caminando, se para en una esquina y aúlla cuando ve la esquina donde ha muerto su dueño”, agrega otra vecina del lugar.

Sobre el amo de “Hachi”, este sufrió un accidente mientras se transportaba en una motocicleta. Él realizaba todos los días la misma ruta junto a su perro, el que incluso presenció el trágico accidente que le costó la vida a su amo. Desde ahí, nunca más se movió del lugar.
La historia, además de conmover a los bolivianos, también ha llamado la atención fuera de las fronteras altiplánicas, pues ha sido comparada con la historia de “Hachiko”.

El “Hachiko” original fue un perro de raza Akita que pertenecía a Hidesaburo Ueno, un profesor de ingeniería agrónoma de la Universidad de Tokio que murió en 1925 tras sufrir una hemorragia cerebral mientras impartía una de sus clases.

Pese a que su dueño había fallecido, el can acudió todos los días durante nueve años a la estación de Shibuya a la hora en la que llegaba el tren que siempre traía de vuelta a Ueno.

Más sobre Mascotas

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X