Inicio » Maternidad » Equipo

¿Qué tanto sirven los tips de “cómo ser madre”?

Me indigna ver gente que cree dar parámetros sociales sobre lo bueno y lo malo de la m(p)aternidad, a los que debemos acotarnos.

Leía esta columna de Ser Padres llamada “Los Pecados de los Padres” y poco a poco me fui enfureciendo, desde mi perspectiva materna, cómo alguien podía tenerle tanto desapego a los niños, y lo peor de todo, es que ese artículo está publicado en una revista para padres.

Tips madre

Foto: EFE

La maternidad se vive según nuestras propias experiencias.

Creo que entiendo el fondo del artículo, que hay niños que son los dueños de los padres, que no hay límites en esa relación. Pero cuando se extrapola a todos los niños es un error gravísimo. Nadie (ni yo con esta humilde sección de Maternidad) puedo decirles qué es bueno o qué es malo, pero sí hablar de temas, generar debate, educar con datos, cifras, estadísticas, y un sin fin de cosas.

Leía dentro del artículo cuando señala: “Puede que para las mamás sea muy cómodo y les dé lo mismo dar pecho en cualquier lugar. Sin embargo, para los “espectadores”, sobre todo si no somos de confianza, es lo más incómodo que hay”, yo siendo madre que aún doy de amamantar y esto atenta contra todo lo que la OMS plantea sobre educar y generar instancias para amamantar libremente. Las madres no debemos restringuirnos a dar pecho en el lugar que sea, porque más allá de eso le estamos privando comida a un lactante. Si, nosotras, adultas, nos ponemos mañosas cuando no comemos, es imposible que un bebé, que no tiene noción de tiempo y espacio, aguante su hambre porque hay “otros” con un morbo que creen que el acto de amamantar es erótico.

En otra parte del texto señala: “Tengan presente que un hijo malcriado es un potencial niño insoportable, que no va a caer bien en el colegio, en el barrio ni en ninguna parte”. Estoy de acuerdo que es necesario enseñar a los niños a ser partícipes de los lugares donde van, enseñarle los límites de sus acciones, aprendiendo a comportarse y a entender las circunstancias que rodean a ese lugar, pero ¿cómo lo haré si me niegan la posibilidad de que le enseñe? ¿tengo que educar a mi hijo para que al resto le caiga bien o debo educarlo para que sea ciudadano del mundo, feliz y amado?

Me indigna ver gente que cree dar parámetros sociales sobre lo bueno y lo malo de la maternidad, a los que debemos acotarnos. Soy enfática en señalar que la maternidad se vive según nuestras propias experiencias y en la interacción social que nosotras y nuestros hijos tenemos con el mundo. No los aislemos de él, enseñemos en la práctica, porque cuando tu hij@ te ve a ti como madre hacer algo bueno el también replicará la acción sin la necesidad de coerción.

Más sobre Maternidad

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X