Inicio » Maternidad » Equipo

5 consejos que ninguna mamá reciente quiere escuchar

Las madres escuchamos consejos provenientes de distintas fuentes. No todos los queremos escuchar y hay que hacerlo saber.

Las mamás que ya tenemos hijos somos especialistas en dar recomendaciones, incluso en aquellos momentos en que no nos piden la opinión. Y lo peor de todo es que sabemos que molestan, pero damos los consejos igual. Revisemos cinco consejos que ninguna mamá reciente quiere escuchar:

consejos-reciente-f

1. “TÓMATE TIEMPO PARA TI”

Reconozco que en varias oportunidades he dado este consejo y lo he hecho desde mi propia necesidad de tener un pequeño tiempo para, por último, poder bañarme en esos días en que la rutina me pilla desprevenida.

Todas sabemos que necesitamos tiempo y qué más quisiéramos con un bebé pequeño, recién nacido, pero es difícil para no decir imposible “tomarse un tiempo”.

2.”DUERME CUANDO EL BEBÉ DUERMA”

¿En serio? Sólo les diré que si bien es un consejo medianamente útil, les diré que una muchas veces no alcanzas a dormir con el bebé y olvídate si tienes más hijos. Ese tiempo de sueño que tendrá el bebé lo utilizarás para bañarte, comer o atender a tus otros hijos. ¿Dormir? Difícil.

Sin considerar que el sueño de vigilia que una tiene no ayuda en nada a descansar.

3. “MANTENTE CALMADA, ASÍ TU BEBÉ TAMBIÉN LO ESTARÁ”

Sí, es verdad, los bebés tienen un don para sentir las emociones tanto de la mamá como las ajenas, pero hay veces que a pesar de estar calmada tu bebé igual llorará o le pasará algo y no estará precisamente calmado.

Por eso es importante que vayas poco a poco conociendo a tu bebé y cómo se comporta ante distintas situaciones. Así podrás atenderlo mejor, a pesar de que estés o no calmada.

4. “HAZLE ENSEGUIDA HORARIOS, O SI NO, DESPUÉS NO PODRÁS VIVIR”

Este consejo no sólo me lo dio mi madre, sino un montón de personas a las que NO les pedí consejo. Los horarios en los niños son importantes, PERO cuando un bebé es recién nacido necesita solamente el pecho, a su madre, abrigo y atención de sus necesidades. Eso incluye el pecho a libre demanda, sin horarios, cuando él necesite la cantidad que desee, ya que así es la mejor forma de establecer la lactancia.

La lactancia materna funciona con succión, tomar mucho líquido y paciencia. El resto es opinología. 

5. “ESE BEBÉ ESTÁ QUEDANDO CON HAMBRE”

Creo que este es el más irritante de todos, en especial cuando estás en plena instauración de la lactancia materna. Y también lo oí directamente desde la boca de mi madre.

Los bebés tienen un estómago pequeño por ende se llenan con poco y luego se vacían con poco. Por eso no sólo necesitan estar succionando frecuentemente, sino también tranquilidad para que tanto mamá como hijo se vayan compenetrando y entendiendo los tiempos.

Los bebés lloran porque es la forma en que avisan si tienen caca, si tienen hambre, si necesitan abrazo o tienen frío/calor, no sólo por hambre. Y si tiene hambre lo mejor es ponerlo al pecho.

Si necesitas ayuda con la lactancia lo mejor es que visites esta página, porque como dije más arriba el resto es opinología.

Si eres una mamá reciente y no quieres oír más consejos de tu entorno, lo mejor es que des las gracias, pero aclares que la madre eres tú y que los consejos te los den cuando los pidas. Así te ahorras muchos problemas.

Más sobre Maternidad

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X