Inicio » Maternidad » Equipo

7 madres del mundo muestran qué llevan en sus bolsos para ir a dar a luz: Impactan las diferencias

Desde una cuerda para amarrar el cordón umbilical hasta un iPad, las madres de todo el mundo se preparan de diferentes maneras.

El diario británico Daily Mail publicó recientemente un reportaje hecho en conjunto con la ONG WaterAid, sobre lo que llevan en sus bolsos siete madres, de distintas nacionalidades y países al momento de ir al hospital o clínica a tener a sus hijos.

El trabajo gráfico, y que explica brevemente el por qué de cada ítem, da una importante reflexión acerca de las desigualdades con las que enfrentan las madres sus partos pero que a pesar de todo lo adverso, salen adelante.

Tal es el caso de Hazel Shandumba, de Zambia, quien en su humilde bolso lleva jabón y un plástico para cubrir la camilla donde tendrá a su hijo, porque en el hospital no tienen sábanas o para cambiarla de camilla después del parto.

La mamá de Zambia además lleva: una muda de ropa usada para su guagua o bebé, un fular para salir con la guagua del centro hospitalario, un recipiente para lavarse y jabón extra de repuesto.

3074F43500000578-3411528-image-a-39_14534612519993074F45000000578-3411528-image-a-47_14534613850953074F47800000578-3411528-image-m-38_1453461245553

En contraste, la mamá de Nueva York, Deanna Neiers, espera impaciente la llegada de su primer hijo, Con el bolso listo, a la salida de su casa, para ir a una de las mejores clínicas de Manhattan. Mientras avanzan los días, revisa este bolso que contiene: Una máscara que tapa los ojos para dormir, aceite de coco para masajes, snacks, toallas higiénicas, recogedores de leche, almohada para amamantar, ropa interior especial para la lactancia y post parto, libro de meditación, música y ropa nueva para su recién nacido.

3074F2E700000578-3411528-image-m-33_14534612060313074F2EF00000578-3411528-image-m-31_14534611946663074F2F300000578-3411528-image-a-42_1453461348038

Esta mamá está consciente de su realidad con la de otras madres del mundo y agradece enormemente las oportunidades que tiene por vivir en un país como el suyo. “No me imagino el dolor que deben sentir las futuras mamás al tener sus hijos en condiciones tan precarias”, señala.

Otro cara y sello del dar a luz lo presenta esta mamá de Malawi, Ellen de 23 años, quien tendrá a su hijo en un centro médico que no alcanza a ser hospital y que no tiene material estéril, no tiene puertas, agua potable y cuenta con un solo baño en la unidad de maternidad para 400 personas.

3074F13900000578-3411528-image-m-48_14534651197303074F1F700000578-3411528-image-a-45_1453461364687

Su bolso incluye una linterna (no hay luz), una cuerda para amarrar el cordón umbilical, una bolsa de basura para recostarse en la camilla, una hoja de afeitar nueva para cortar el cordón y los sarong, el tipo de fular que usan en Africa para utilizar en el hospital, estadía que no será menor a un mes según las leyes de su localidad.

Paralelamente, Katy Shaw, futura madre primeriza de 31 años y que vive en Melbourne, dará pronto a luz y ha preparado con extremo cuidado toda la ropa blanca que llevará para su hijo, además de pijamas, mantas, ropa de maternidad cómoda, snacks y muchos artículos de limpieza y belleza para verse lo mejor posible los días de clínica.

3074F1FF00000578-3411528-image-a-54_14534651971563074F22C00000578-3411528-image-m-53_14534651873333074F28600000578-3411528-image-a-55_1453465204747

Esta futura mamá vivió en Malawi dos años y vio cómo las mujeres tenían que ir a los centros hospitalarios a tener a sus hijos sin agua potable y electricidad, cargando hasta 25 litros de agua en pleno trabajo de parto para poder lavarlos al nacer y de paso lavarse ellas.

Otra mamá, de Africa, Claudine, de 26 años y que vive en Madagascar, es un poco más afortunada, ella sí tiene acceso a agua potable en su villa, entonces para cuando tenga que ir a tener a su hijo, deberá llevar solamente algodón, un termo para guardar agua caliente, alcohol para estirilizar, toallas higiénicas y ropa nueva para el bebé que ha podido comprar. El recipiente es para lavarse porque no hay duchas.

3074F5EF00000578-3411528-image-a-66_14534652934593074F5E200000578-3411528-image-m-65_14534652835293074F58600000578-3411528-image-a-67_1453465305926

Y en el otro lado, la mamá de Londres, Joanne Laurie, de 34 años y que espera a su primer hijo, llevará 3 bolsos para el día en que tenga que partir a la clínica privada a tener a su hijo.

3074F0F000000578-3411528-Joanne_Laurie_who_is_expecting_her_first_child_is_34_and_lives_i-a-88_14534689258663074F35D00000578-3411528-She_is_bringing_three_bags_with_her_for_her_delivery-a-87_14534689258103074F30600000578-3411528-image-a-76_1453465372377

Estos bolsos incluyen: pañales, mucha ropa de guagua nueva, toalla personal, manta, todos sus registros médicos del embarazo, un iPad y una maquina que alivia el dolor de las contracciones llamada TENS. En Londres las mujeres pueden tomar agua mientras están en trabajo de parto y por eso ella lleva la botella vacía. La mantita es la misma que ella usó cuando nació.

Y por último, la mamá de Tanzania, Agnes Noti de 22 años, está a punto de tener a su tercer hijo, por eso, la ropa que lleva para este niño que está por nacer es de sus hermanos y el sarong también.

3074F4C900000578-3411528-image-a-78_14534653923693074F52300000578-3411528-Agnes_packed_clothes_for_the_baby_a_blanket_and_hat_a_basin_for_-a-89_1453468925884

Como no hay agua caliente, ni duchas o baño, ella debe llevar algo para lavarse o bien un banquito para subirse al lavamanos del hospital para poder limpiarse, ella misma, después del nacimiento, en medio de la sala habilitada para atender a las cientos de madres que están por dar a luz o bien ya en post parto.

Más sobre Maternidad

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X