Inicio » Maternidad » Equipo

Autoestima de nuestros hijos: ¿Qué errores debemos evitar los padres?

Hasta los padres más bien intencionados cometen errores.

autoestima-hijos-1

La autoestima está profundamente relacionada con sentirse querido, valorado, acompañado e importante para otros y para uno mismo. Neva Milicic, en su libro “Hijos con autoestima Positiva”, señala que hasta los padres más bien intencionados cometen errores en los que se afecta negativamente la autoestima de los niños. A continuación se describen los principales:

  1. Demandas y exigencias que exceden la capacidad de los niños: Si bien es importante fomentar que los niños desarrollen al máximo sus potencialidades, es muy importante no sobreexigirlos, ya que el no cumplir con la expectativa de los padres puede transformarse en una gran fuente de estrés. Es importante que los niños sientan que tienen las competencias suficientes para enfrentar adecuadamente los desafíos, lo que no significa que los desafíos sean fáciles, sino que adecuados para sus habilidades y edad
  1. No valorar suficientemente el logro de los hijos: Si los padres que son quienes más quieren a sus hijos no los encuentran valiosos ni se sienten orgullosos de ellos; ¿de dónde podrían entonces obtener los niños la valoración necesaria para construir una autoestima positiva? Los padres deben ser conscientes de que la critica nunca debe superar el reconocimiento de los logros, ya que de lo contrario, la sensación de logro siempre estará dada por la ausencia de error, lo que lleva a la idea de perfección como resultado esperado, lo que lamentablemente se vuelve imposible de lograr.
  1. No tolerar los errores: Tal como se comentaba anteriormente, se debe tolerar el error, ya que no es posible la perfección. El error es parte del proceso de aprender. El temor a equivocarse puede ser uno de los frenos más importantes del desarrollo infantil y es uno de los indicadores de una autoestima negativa. El temor a equivocarse disminuye la capacidad de exploración, lo que también termina por bloquear la creatividad.
  1. Falta de reconocimiento de los esfuerzos del niño: Juzgar a los niños solo por los resultados puede ser muy dañino, ya que se desvaloriza el esfuerzo, que es una virtud muy importante para conseguir los logros. Esto es muy relevante, ya que la capacidad de poner esfuerzo en el logro de una meta, hace que la persona siga intentando con energía avanzar, aún cuando surgen obstáculos.
  1. Actitud que desvaloriza la capacidad y el comportamiento del niño: A veces, equivocadamente, se piensa que educar es sinónimo de corregir. Una enseñanza donde se haga constantemente referencia a lo que falta, incide en una autoestima negativa, ya que implícitamente en las críticas, hay una desvalorización de las capacidades del niño. La atribución a una falta de capacidades cuando el niño tiene alguna dificultad, resulta muy dañina. Por lo tanto, es mejor atribuir la dificultad a que la tarea es muy difícil, que no hemos enseñado bien cómo hacerlo, o que aún falta madurez para lograrlo.
  1. Comparación constante con los hermanos: Las comparaciones siempre acarrean un daño socioemocional y crean distancia con la persona que se compara, por lo que resulta aún más perjudicial si está comparación es entre hermanos.

Más sobre Maternidad

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X