Inicio » Maternidad » Equipo

¿Cómo nos cambian la vida los hijos?

Este artículo va dedicado a todos aquellos que no son papás, a aquellos que si son papás y a aquellos que están muy lejos de serlo. Hoy quiero hablar de los grandes cambios en la vida que tenemos al ser papás.

Cuando te dicen: “la vida te va a cambiar” cuando estás esperando un hijo, es verdad.  Cuando te dicen “duerme todo lo que puedas” mientras estás embarazada, es verdad.  Cuando te dicen “no volverás a ser el mismo” es verdad.

Nuestra vida cambia completamente cuando tenemos hijos, cambiamos físicamente, cambian los proyectos a futuro, cambian las prioridades, cambian algunos hobbies, se reduce el tiempo para nosotros, dejamos de pensar tanto más en nosotros y pasamos a pensar más en esa pequeña personita.

Los Niños

Foto: El Mercurio

Se convierten en nuestro todo, en nuestra razón y motivo de seguir adelante, en lo que nos contiene al querer renunciar a nuestra pega en días insoportables, se convierten en nuestro propio reflejo y pasamos a ser el modelo a seguir.  Los hijos se convierten en nuestro proyecto más importante a largo plazo, el proyecto al que más horas deberás dedicarle, donde deberás estar disponible 24 horas al día, un proyecto que puede traer problemas complejos o momentos de grandes alegrías, los hijos son nuestro proyecto de vida, ese que no querremos dejar cuando estemos cerca de irnos de este mundo.

Nuestra vida va a ir dedicada a nuestros hijos una vez que nacen, nos volvemos monotemáticos en las fiestas hablando de cada cosa que hizo nuestro hijo y veremos como aquellos amigos que no son padres se alejan de nosotros por considerarnos quizás aburridos, pero cuando ellos vivan los mismo que nosotros, se unirán al club, así que no se preocupen, volverán.

No tengan miedo a ser papás, no tengas miedo a abrazar esa pequeña cosita cuando llora, no tengan miedo a equivocarse, ser papás viene sin instrucciones, lo único cierto e irrefutable es que la raíz de ese árbol que empieza a crecer debemos alimentarla con amor, amor y amor día tras día tras día.

Si tienes 16 años tendrás miedo al ser mamá, si tienes 25 tendrás miedo a ser mamá y si tienes 35 tendrás miedo a ser mamá, todos pasamos por eso, no importa nuestra edad, todos maduramos y debemos sentirnos orgullosos una vez que tomamos la decisión de traer un bebé a este mundo,  nos transformamos, florece nuestra parte más humana, nos mostramos despojados y entregados a la vida de ese pequeño ser.

No quiero hablar de la parte económica, ni de los cambios en casa, ni quiero hablar del pobre perro que siempre ha sido el regalón y ahora le traen una raza más avanzada que la suya y que ni siquiera es capaz de buscar una pelota…, no, hoy quería enfocarme en la parte más profunda del ser padres, pues verán, lo económico, la casa y hasta el mismo perro podrán adaptarse, pero nosotros, nosotros cambiamos para siempre.

Más sobre Maternidad

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X