¿Conoces la regla sobre los cuatro regalos de Navidad?

Nuestros niños necesitan tiempo, amor. Eso queda para toda la vida.

Guía de: Maternidad

No podemos estar ajenos al consumismo que inevitablemente viene de la mano con la Navidad/Pascua, aunque cada familia establezca su propia estrategia, ya sea para sumarse al consumismo o bien para buscar alternativas opuestas o intermedias.

Este artículo no es para definir cuál de las dos opciones es la correcta o la “mejor” para nuestros niños, ya que en cada artículo que escribo parto sobre la base de que cada familia sabe lo que es mejor para ellos. Y desde ese saber que cada uno tiene-busca, a mí (y para mi familia) tiene sentido que durante la Navidad no nos desbordemos con regalos y podamos rescatar lo verdaderamente importante, que es estar todos juntos y regalarnos algo muy especial para el otro.

regalos-navidad-1

Hace un tiempo, creo que el año pasado, leí sobre la regla de los cuatro regalos de Navidad y quería compartirla con quienes todavía no la conocen (o recordarla para otros).

Como muchos niños reciben gran cantidad de regalos en estas fechas (de sus padrinos, abuelos, tíos, entre otros), muchas veces no alcanzan ni a abrir uno, cuando ya tienen el otro en la mano; sin tener tiempo siquiera de disfrutar alguno. Y peor todavía; pasados algunos días o semanas la gran mayoría termina en la caja común de juguetes de la sala de estar o guardado por ahí.

¿Y si recibieran un solo regalo que realmente quieren con todas sus ganas? ¿Sería más especial la Navidad y valorarían mejor un regalo? ¿Disfrutarían más?

Bueno, no voy a responder a esas preguntas porque si comparto por acá la regla de los cuatro regalos, justamente es porque me hace sentido. Eso no quiere decir que todos los años nos resulte, porque hay veces en que la emoción de los adultos es mayor al respeto de algunas reglas, jaja.

La regala de los cuatro regalos cosiste en elegir solo cuatro regalos de la siguiente categoría:

1. Algo que les sirva (ropa, zapatos, complementos).

2. Algo para leer o relacionado a la cultura (música).

3. Algo que realmente quieren (el “regalo”).

4. Algo que realmente necesiten.

El materialismo lo creamos nosotros en nuestros niños y aunque la vida es sumamente solidaria y nos permite reparar llegado el momento, la prevención requiere de mucho menos energía y con bastantes menos secuelas. ¿Necesitan tantos regalos? ¿Qué espacio estamos buscando “llenar” con esos regalos?

Aunque para muchos resulta cliché o repetido, nuestros niños necesitan tiempo, amor, atención. Eso queda para toda la vida, bien guardado en su cerebro. Finalmente, ¿de qué se tratan las tradiciones? De repetir historias o anécdotas del pasado que poco tienen que ver con cosas materiales. Por ejemplo, leer un cuento antes de dormir; cocinar galletas de navidad; despertarse en la mitad de la noche a tomar chocolate caliente a los pies de una chimena, buscar a los renos, entre otras.

¿Si cierras los ojos y buscas momentos felices del pasado y que guardas con mucho cariño, incluyen algo exclusivamente material de por medio?

Más sobre Maternidad

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X