Inicio » Maternidad » Equipo

El lado B del embarazo, secretos que nadie te cuenta

Existen muchas cosas que suceden durante el embarazo que no son sólo la alegría que lleva el ser mamá, son situaciones, sentimientos y pensamientos que se dan en el otro lado del embarazo, el lado B.

Recuerdo cuando quedé embarazada, me sentí una clase diferente de ser humano, una especie casi alienígena al ver que tenía algo adentro mío que iba creciendo día a día, que se movía, que se apoderaba de mí, que me hacía hacer pipí cada 15 minutos y que me hacía llorar y comer como enferma.

Nadie entiende muy bien por qué las embarazadas se quejan tanto, sobre todo los hombres, creo hay algunos que no comprenden cómo podemos andarnos quejando de llevar una barrigota, como si ellos no lo hicieran todo el tiempo.  Hombres.  Yo soy afortunada, no tengo un marido barrigón.

El Lado B del Embarazo

Foto: El Mercurio

En fin, yo subí 8 kilos en mi embarazo, ¡tenía una barrigota gigante!  Y sí, me quejaba como pajarraco todo el día, me quejaba del peso, de lo gorda que estaba, de lo horrible que me veía, de mi dolor de espalda, de mis pies de hobbit, mi barriga de buda y mis pechos de Dolly Parton.  Dormía más que Tom Hanks en “El Náufrago” y había días donde andaba full de energía, de arriba para abajo moviéndome por todas partes, caminando como si tuviera 15 años y una figura espléndida.

Tenía miedos, millones de miedos, me atemorizaba que se me manchara la cara de por vida, me atemorizaba quedar con una figura horrible (cosa que pasó, pero no le pasa a todas) me daba miedo engordar como una morsa y quedarme así para siempre, tenía miedo a que mi bebé saliera con algún defecto, tuve miles de pesadillas horribles sobre partos con problemas, tenía miedo de morirme en el parto, soñé que tenía trillizos, soñé mucha estupidez y tuve tantos temores en los que perdí millones de lágrimas.  Es normal sentir miedo, todo ser humano antes de realizar algo muy importante en la vida pasa por esta etapa de miedos, lo importante es no dejar que nos consuma.

Mientras estuve embarazada leí un libro de Kaz Cooke llamado “Embarazada”. Su nombre en inglés es “Up the Duff: the real guide to pregnancy”, creo que fue lo mejor que he leído entre tanta revista o libro basura por ahí, es un libro donde una mujer relata su embarazo, pero no desde ese típico punto de vista de magnificencia y pureza, sino del punto de vista real de las cosas, del día a día, de la realidad sin tapujos, me ayudó mucho, me reí mucho, se los recomiendo.

Pronto le contaré de cosas que podemos hacer para subir un poco la autoestima, para ver que todas las mujeres embarazadas son bellas, solo que cuando estamos embarazadas no lo vemos así.  ¡Un abrazo para todas!

Más sobre Maternidad

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X