Escándalo en el sistema de salud canadiense tras investigación sobre arsénico en productos para bebés y niños

Para la investigación se compraron 50 paquetes de siete tipos diferentes de cereales infantiles y siete tipos de bocadillos.

Guía de: Maternidad

Un análisis sobre el nivel de arsénico en cereales de arroz y otros alimentos para bebés levantó las alarmas en las familias de Canadá. Aunque la autoridad sanitaria hace un llamado a no alarmar a la población, lo que me parece más grave es evidenciar que acá en Canadá no existe una ley que establezca niveles máximos de arsénico inorgánico (el más tóxico para la salud) en la industria alimentaria. Solo está regulado para el agua, en la que se permite un máximo de 10 ppm (parts per million o partes por mil millones, en español).

bebes-comida-arsenico-1

Se trata de una investigación periodística que detectó altos niveles de arsénico inorgánico en dos marcas canadienses: Baby Gourmet (producto Creamy Brown Rice) y PC Organics (producto Whole Grain Puffs). Se trata de niveles superiores en comparación con las recomendaciones de la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) y la Comisión Europea definieron en 2016, con un límite o “nivel de acción” de 100 partes por mil millones (ppb) para el arsénico inorgánico.

Para la investigación se compraron 50 paquetes de siete tipos diferentes de cereales infantiles y siete tipos diferentes de bocadillos (snacks) en las principales tiendas minoristas de Calgary, Toronto y Montreal. Entre la muestra se eligieron marcas mundialmente conocidas, tales como Gerber, Heinz, Baby Mum-Mum y Parent’s Choice; además de tres compañías canadienses: Love Child, Baby Gourmet y PC Organics.

Uno de los productos que más altos niveles arrojó en el estudio ha sido parte de nuestra compra semanal hasta hace unas pocas semanas (PC Organics Whole Grain Puffs), por lo que cuando me compartieron el link de la noticia, además de sentir indignación, mi interés periodístico me llevó a indagar más y confirmar que no existe una ley en Canadá para resguardar a la población sobre el contenido de arsénico inorgánico en los alimentos. ¡Hasta en los países más desarrollados ocurren situaciones del tercer mundo!

El cereal de arroz es uno de los primeros alimentos sólidos para bebés recomendado por muchos pediatras acá en Canadá, ya que es fácil de digerir y, a menudo, viene fortificado con hierro. El arroz está presente en muchos de los alimentos de bebé.

Aunque no es una novedad que el arroz es un producto con alto nivel de arsénico (aquí pueden conocer algunas formas de reducir el nivel del arsénico en el arroz antes de consumirlo), esperaba más control sanitario de parte del sistema de salud canadiense. No puedo creer que no establezcan niveles máximos de arsénico, especialmente en la comida de bebés.

Tras la investigación periodística, la autoridad sanitaria canadiense (Health Canada) aseguró que lanzarán un proceso de consulta este año para establecer un nivel máximo de arsénico permitido en los alimentos, incluido el cereal para bebés. Espero que lleguen urgentemente a un veredicto, aunque el futuro no es muy auspiciador si consideramos que desde 2014 estudiaban establecer límites de arsénico para los jugos de manzana. El lobby es completamente desproporcionado o aquí hay gato encerrado.

Pueden revisar las recomendaciones de la FDA sobre ingesta de cereales de arroz y obtener más información relevante para los consumidores y la industria aquí.

¿Y en Chile cómo está la regulación del arsénico?

De acuerdo al Reglamento Sanitario de los Alimentos (actualizado en julio 2018) en su artículo 160 se detallan los niveles máximos de arsénico permitidos por producto alimentario (página 84 del pdf). Específicamente en el caso del arroz pulido, se permite un máximo de 0,2 mg/kg de producto final y se establece que el límite para el arsénico inorgánico solo será necesario determinar si la medición total de arsénico supera este límite.

Más sobre Maternidad

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X