Inicio » Maternidad » Equipo

Inteligencia emocional en los niños: ¿Cuál es su importancia en la crianza de los hijos?

Siempre nos preguntamos qué podemos hacer para que nuestros hijos crezcan seguros y felices. La inteligencia emocional es una gran ayuda.

Los padres pasamos mucho tiempo enseñando a nuestros niños cosas importantes, tales como andar en bicicleta, leer, escribir, abrocharse los zapatos, entre otras. Sin embargo, no hay una real consciencia sobre lo importante (incluso, mucho más) que es tomarse el tiempo para ayudar a los niños a aprender a entender sus sentimientos.

Como padres, siempre nos preguntamos qué podemos hacer para que nuestros hijos crezcan seguros y felices. Las investigaciones han demostrado que como papás podemos hacer una gran diferencia si los ayudamos a formar su inteligencia emocional, es decir, ayudar a nuestros hijos a entender sus emociones, reconociendo qué está sintiendo y por qué.

inteligencia-emocional-1

De acuerdo al Dr. John Gottman, los padres necesitan enseñar a sus hijos a manejar sus sentimientos en forma constructiva, para que así puedan ellos aprender a controlar su comportamiento. A medida que el niño madura, la habilidad de conocer sus emociones lo ayudará a manejar relaciones interpersonales, lograr éxito intelectual y desarrollar confianza.

Las investigaciones muestran que los niños que entienden sus sentimientos y aprenden sobre sus emociones tienen muchas ventajas, algunas de ellas son:

1.       Crean amistades fuertes con otros niños.

2.     Se calman más rápidamente cuando se enojan.

3.     Son mejores estudiantes.

4.     Manejan mejor sus estados de ánimo

5.     Tienen menos emociones negativas.

6.     Se enferman con menos frecuencia.

Poder fomentar la inteligencia emocional de nuestros hijos es un tipo crianza que ayuda a los niños a entender sus sentimientos. Cuando los padres entrenan emocionalmente a sus hijos, estos aprenden cómo funcionan las emociones y cómo reaccionar de una forma sana ante los sentimientos.

Para impulsar la inteligencia emocional, lo primero que debemos hacer es reconocer los sentimientos de nuestro hijo. Esto parece ser una tarea fácil cuando se trata de sentimientos positivos; sin embargo, resulta mucho más difícil poder acercarse a un hijo cuando está enojado, triste o asustado. Y es precisamente en estos momentos cuando nuestro hijo nos necesita para regularse, calmarse y sentirse contenido y confiado.

Lo primordial para poder ayudar a regular emocionalmente a nuestro niños y fomentar su inteligencia emocional, es estar presente en los momentos difíciles, en los que surgen sentimientos negativos para poder ayudarlos a tramitarlos. Este es un tiempo muy bien empleado donde se generará un vínculo de apego seguro y la relación con su hijo será más fuerte, ayudándolo además a enfrentar confiado y de mejor manera los retos que la vida le puede traer.

Más sobre Maternidad

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X