Inicio » Maternidad » Equipo

Kim Kardashian se somete a delicado procedimiento para poder tener un parto normal

Con el propósito de evitar una cesárea, la estrella que espera a su segundo hijo con el rapero Kanye West, optó por una VCE para posicionar a su bebé.

El segundo bebé de la afamada celebridad Kim Kardashian venía en posición podálica, es decir “de nalgas”, al revés y no con la cabeza girada hacia la pelvis de su madre. A razón de esto y para evitar una cesárea, Kardashian se sometió hace unos días a un procedimiento médico llamado Versión Cefálica Externa, que busca girar al bebé de forma manual dentro del útero a través de una serie de maniobras, hechas por el gineco-obstetra, en el vientre de la embarazada.

 

Kim-Kardashian-embarazo-2015La estrella, escribió de esta experiencia en su sitio web: “Durante el pasado fin de semana, me interné en el hospital para someterme a un procedimiento llamado versión cefálica externa, el cual se hace de forma manual, dando vuelta al bebé de su posición de nalgas a una posición de cabeza abajo, me dieron remedios para relajar el útero y luego 3 doctores trabajaron en el procedimiento. No te dan medicamentos para el dolor porque puede ser riesgoso para la guagua por lo que debo decirles que fue muy, muy doloroso, pero lo más importante es que ¡funcionó! y ya no debo seguir preocupándome por tener una cesárea.”

la VCE, se realiza entre la semana 36 y 37 de embarazo, no antes ni después y se basa en tres movimientos, el primero mueve el feto hacia arriba, desencajándolo de la pelvis, luego se rota al bebé y por último se gira hacia abajo para que su cabeza se instale en la pelvis de su mamá.

La descripción de la futura y famosa mamá respecto al dolor que se puede sentir es cierto, no se dan calmantes por el riesgo que representan para el feto y solo se administra un relajante uterino, además se monitorea todo el proceso, con ecografía y con control constante.

En general el procedimiento es corto, no más de 10 minutos y aunque sea molesta o incomoda la sensación de dolor que expirementa la madre, el riesgo de cesárea y otras complicaciones disminuye considerablemente, no obstante, las VCE no siempre resultan y el riesgo de complicaciones, aunque mínimo, debe ser evaluado por los padres en conjunto con el equipo médico.

Más sobre Maternidad

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X