Inicio » Maternidad » Equipo

Lo peor de la Maternidad: El Colapso

El momento del colapso generalmente está dado por ganas de tirar la esponja, por no soportar ni los llantos ni los gritos, es cuando la olla a presión a punto de explotar.

Todas las mamás en algún momento de nuestra vida como madres llegamos al punto del colapso.

Ese momento generalmente está dado por ganas de tirar la esponja, por no soportar ni los llantos ni los gritos, es cuando la olla a presión a punto de tirar el aire por el pituto, en cualquier momento comienza a sonar y sonar y después de eso viene la explosión.

Y lo peor de todo es que cuando estamos en ese punto comienza a arder Troya.

Colapso maternidad

Foto: El Mercurio

Todas las mamás en algún momento de nuestra vida como madres llegamos al punto del colapso.

Muchas de las mamás vivimos el estrés propio de ser madres, hay que entender que es normal y común en todas nosotras, como señalé en un post anterior, no podemos ser las madres perfectas de comercial, y aunque intentemos razonar y razonar con nuestros hijos hay veces que no hay un punto de término.

El problema de esta situación es que no siempre es bien identificado y tratado.

Estrés crónico

Cuando ese estrés propio de la pega de mamá se convierte en crónico comienza a llamarse depresión. Quizás el proceso no es tan simple como lo describo, pero la gran mayoría de mis amigas y conocidas que son madres han pasado por no poder superar las dificultades de nuestro mundo de mamis (yo también viví la depresión post parto).

Es importante que busquemos las formas de alivianarnos la carga antes de llegar al colapso. Hay que hacer entender que la maternidad no es perfección ni mucho menos, y que para eso también están nuestras parejas y su rol de padres: para hacerse cargo de la misma manera de nuestros hijos.

He llegado al colapso estos últimos días: estudio, casa, hija, horarios, demasiadas cosas. Pero siempre trato de enfrentarlas con una sonrisa en la cara (sonreir aunque una se sienta mal, aunque ud. no lo crea sirve mucho para darse ánimo), o darme un tiempo a solas en el baño (que aunque parezca ridículo muchas veces ni en el baño estamos solas), en fin, hasta llorar sirve para descargar esa rabia e impotencia que una muchas veces carga sobre los hombros.

Y uds. ¿han llegado al colapso?

Más sobre Maternidad

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X