Inicio » Maternidad » Equipo

Los “consejos” de la suegra, ¿cómo lidiar con ellos?

No siempre los consejos son bienvenidos, pero los consejos de la suegra son en ocasiones menos bienvenidos. ¿Cuáles han sido los peores consejos que has recibido?

Este es uno de los temas en los que siempre debo aclarar antes de comenzar a escribir, que mi suegra es un 7, es lo menos metida que hay, y las veces que me ha dado un consejo, han sido oportunos a la necesidad que tenía.

Pero hay suegras que de verdad dejan harto que desear. Este es el caso de una amiga, que desde que volvió a estar embarazada,  y ahora ser mamá de una pequeñita de 2 meses, ha recibido una clase de consejos que impresionan.

Es verdad, los consejos son siempre bienvenidos, pero siempre y cuando estos tengan la intención de ayudar y no de seguir complicándole la vida a la persona en cuestión.

Consejos suegra

Foto: Agencias

Los “consejos” de la suegra son bienvenidos si buscan ayudar.

Los consejos que la suegra de mi amiga han ido desde el “bota el calostro porque eso es pura mugre para el bebé” hasta “recuerda estar encerrada en la casa hasta diciembre porque la guagua se va a enfermar”. Muchos de esos consejos sin base científica y ni siquiera con base en la realidad.

Y ni siquiera el apoyo moral correspondiente ha recibido mi amiga: “Umm, parece que se te está acabando la leche, vas a tener que de inmediato darle leche de tarro”, “esta guagüita llora de hambre, parece que tendrás que darle leche altirito”. Uff, cómo para desearse una suegra así.

El último datito que le dio la suegra de mi amiga fue uno bien especial: “Ummm esta guagüita se chupa la mano, se te comenzará a caer el pelo, así que comience ahora a ponerle algo en las manos para que no le pase”.

Yo me he encontrado con consejos de otras personas, muchos de ellos ni los recuerdo, pero he aprendido que cuando uno pide consejo no siempre recibe lo que quiere, ese es el riesgo.

Lo que sí me molesta es cuando uno NO pide opinión y se la dan igual.

Es esos casos lo mejor es:

- Escuchar, pero no integrar. Puede ser que el consejo le haya servido a esa persona, pero quizás a ti no.

- Si le has dicho definitivamente que no quieres sus consejos y no entiende, mejor dile que sí a todo, pero marca el territorio, siempre recuérdale que “muchas gracias, pero no me interesa”.

¿Cuáles han sido con consejos de la suegra que más te han hecho reir o llorar?

P.D. Gracias amiga por hacerme reír constantemente cuando cuentas tus “anécdotas” con la suegras. Mantendré tu identidad anónima.

Más sobre Maternidad

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X