Muerte súbita: Investigadores descubren relación con una proteína

Recientemente, identificaron una proteína cuyo déficit en el cerebro del bebé podría estar relacionado con los decesos.

Guía de: Maternidad

El síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL) se define como la muerte repentina e inesperada de un niño menor de un año de edad, con historia, examen físico y autopsia normales. Es la principal causa muerte en ese mismo grupo etario, por lo que es una preocupación frecuente en la p(m)aternidad.

Como no existen síntomas ni avisos, la muerte súbita es materia de estudios hace muchos años, permitiendo el descubrimiento de diferentes factores de riesgo y el desarrollo de campañas preventivas, como la conocida “back to sleep” (1994); un juego de palabras para educarnos sobre “volver a dormir de espaldas”. Chile todavía está al debe con campañas preventivas, lamentablemente.

muerte-subita-1

Y así es como investigadores del Hospital de Niños de Westmead (Sydney) recientemente identificaron una proteína cuyo déficit en el cerebro del bebé podría estar relacionado en la muerte súbita del lactante.

Se trata de la orexina, una proteína presente en el cerebro (hipotálamo) que regula la estimulación del sueño y tiene la función de despertar al bebé cuando está privado de oxígeno.

Tras 11 años de estudios a 46 bebés fallecidos a causa de SMSL descubrieron un déficit de esta proteína, específicamente una disminución del 21% de orexina en comparación al grupo control. Esto provocaría que su respuesta para despertar no sea tan fuerte en comparación a bebés sin este déficit proteico (también se encontraron niveles más bajos al estudiar a adultos con problemas de apnea obstructiva del sueño).

Todo avance científico en la materia se agradece profundamente. Lo importante es cómo se trabaja en disminuir las tasas y para ello es fundamental actualizar continuamente las recomendaciones y factores de riesgo. Algunos de ellos son:

1.- Dormir con el bebé en sillones y o sillas

2.- Consumo de alcohol y drogas

3.- Fumar

4.- Posición boca abajo (decúbito prono)

5.- Alimentación con leche de fórmula, entre otros. Se ha establecido que la lactancia materna es un factor protector para la muerte súbita. Hay muchos estudios que así lo muestran y uno de los más recientes, concluye que dar el pecho al menos dos meses reduce en 50% el riesgo de padecer muerte súbita.

Más sobre Maternidad

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X