Inicio » Maternidad » Equipo

¿Qué aprender de los más pequeños cuando nos imitan?

Muchas veces es fuerte ver como tu hija o hijo te imita a ti, como madre, en sus actitudes con el mundo. Es decir, copia tanto lo bueno como lo malo.

Mi hija de 1 año 9 meses y desde un tiempo a esta parte ha comenzado a imitar mi forma de ser madre. Se preguntarán ¿cómo lo noto?: toma a su guagua, la hace dormir, le da besos, le dice “no no no” con voz de grande y mandona, la pasea en su carro de supermercados o en el coche para guaguas que tiene, y así, un sin fin de cosas que las hace creyendo ser yo.

Niños imitan

Foto: El Mercurio

Los niños imitan lo bueno y lo malo.

Dentro de esta edad es esperable que realicen esas acciones, como imitar a los adultos. Es evidente, si los niños aprenden de nosotros. Pero muchas veces es fuerte ver como tu hija o hijo te imita a ti, como madre, en sus actitudes con el mundo. Es decir, copia tanto lo bueno como lo malo, las cosas lindas, como ser tierna, cariñosa o que se yo, como también los enojos, rabias, muchas veces las reglas en la vida.

Da un poco de susto verse reflejado en tus hijos, porque te cuestionas si lo estas haciendo bien o lo estás haciendo mal, si tu hijo capta que es parte de la vida que las mamás seamos pesadas o mandonas, pero que a la vez siempre seamos cariñosas y tiernas, o que simplemente, mirarse en ese espejo sea más doloroso que en un espejo normal.

Lo que más da miedo de esa situación es lo que los otros te dicen, más de lo que tú piensas. Porque muchas personas no entienden que son momentos específicos de la vida que uno vive y que los niños imitan, tanto lo bueno como lo malo. Que creen que porque tomaron a la guagua de juguete y la lanzaron por los aires es algo que yo hago con ella, en fin. Hay tanto para decir sobre las imitaciones, pero lo más importante es tener en cuenta que tenemos que ver las conductas que ellos realizan para que nosotros podamos fijarnos qué estamos haciendo bien y qué estamos haciendo mal. Tomar esta etapa como un aprendizaje para nuestra propia superación como madres.

Más sobre Maternidad

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X