Inicio » Maternidad » Equipo

Teletón: El gran corazón de las madres

Estás es la humilde reflexión que hice sobre la Teletón y las madres.

Muchas cosas podemos decir sobre la Teletón, cosas buenas, malas, más o menos. Podemos estar más o menos de acuerdo o en desacuerdo con la forma o con cualquier duda que tengas sobre los dineros y esas cosas.

Podemos discutir que hace bien o mal para el espíritu solidario de los chilenos, en fin. Podemos decir muchas cosas, pero algo que no podemos negar es el esfuerzo que cada una de esas madres y padres que día a día apoyan a sus hijos con sus terapias, yendo y viniendo de los Institutos Teletón, haciendo largos viajes para conseguir una terapia que mejore la calidad de vida de sus hijos.

Mamas Teletón

Foto: Agencias

Atrás de la Teletón, como bien dijo uno de los niños que contó su historia, hay una familia.

Hay madres que se esfuerzan, igual que todas las que estamos leyendo esta columna. Son madres que han contado con personas especialistas que tratan a sus hijos como sus propios hijos y los sacan adelante a pesar de todo.

Son madres capaces de cruzar ciudades, cerros, estar al pie del cañón día a día, despertarse temprano, acostarse tarde, vivir la terapia con sus hijos y ver los grandes logros que consiguen.

Es increíble cuando recuerdo los sentimientos encontrados que tenía antes de ser mamá al ver la Teletón: antes criticaba, no veía lo importante de esta fundación, de la obra. Pero ahora, veo todo lo que la Teletón ha hecho con ojos de madre: me fijo en cada familia, en cada niño, pienso en mi hija, doy gracias por la vida que tengo y también ruego por que cada uno de los niños de la Teletón tenga la fuerza que necesita todos los días para completar sus terapias.

Creo que podemos, como lo señalé al comienzo, criticar. Pero lo que no podemos dejar de hacer es dar gracias día a día por nuestros hijos e hijas, da lo mismo su condición. Enviar fuerza a todas esas mamás que acompañan a sus hijos día a día a la Teletón y por supuesto: APORTAR (aunque sean solo monedas).

Recuerda: ¡Ellos no se rinden, nosotros tampoco!

Más sobre Maternidad

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X