Chicxulub: El demoledor asteroide que exterminó a los dinosaurios hace 66 millones de años

El impacto del asteroide que impactó en Yucatán ocasionó un letal invierno que duró dos años.

Guía de: Mitos y Enigmas

Hace 66 millones de años, entre los períodos Cretácico y Paleógeno, en un día de primavera, el asteroide Chicxulub -palabra maya que significa “cola del Diablo”- impactó la actual Península de Yucatán, en el hemisferio norte de la Tierra, escupiendo fuego y cenizas. La caída del bólido alteró dramáticamente el curso natural de la vida en la superficie terrestre para siempre, originando la extinción masiva de los dinosaurios y con ellos el 75 % de las especies de plantas, flores y hongos y animales que existían en el planeta.

Tyrannosaurus Rex dinosaurs escaping the heat and fire of a big meteorite crash.

El impacto del asteroide, que tenía un diámetro aproximado de 14 kilómetros, dejó un cráter de 180 kilómetros de ancho y 900 metros de profundidad en la misma zona de Yucatán, al sur de México, que fue descubierto por casualidad a finales de los años 70′ mientras se buscaban recursos petrolíferos. Curiosamente, del asteroide mismo no quedaron restos al estar perfectamente escondido por debajo del sedimento y rocas locales.

“El impacto habría producido ondas de choque que en decenas de minutos habrían producido terremotos de hasta magnitud 11 a miles de kilómetros desde el epicentro, tsunamis de cientos de metros de altura que en algunas horas habrían alcanzado las costas a miles de kilómetros de distancia y una lluvia de partículas incandescentes que en algunas horas habría cubierto casi todo el planeta”, explicó Francisco Förster, académico de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad de Chile, quien agregó que como resultado del colosal choque del asteroide, más de tres cuartas partes de las especies del planeta se extinguieron, acabando con el reinado de aproximadamente 170 millones de años de los dinosaurios (con la excepción de las aves).

ilustracion-que-muestra-el-momento-de-la-caida-del-meteorito-que-provoco-la-extincion-de-los-dinosaurios_6b5c9d41_1280x960

“Entre los sobrevivientes se encontraban algunos mamíferos, aves, o cocodrilos que lograron refugiarse en madrigueras o bajo el agua durante el pulso infrarrojo y que fueron capaces de encontrar y procesar comida para sobrevivir la escasez del invierno posterior. Afortunadamente, eventos como Chicxulub son extremadamente poco comunes, tal vez este fue el mayor impacto de un bólido que la vida multicelular macroscópica haya experimentado”, añadió el académico.

Recientemente, un equipo internacional de investigadores de la Universidad de Uppsala, en Suecia, analizó los restos fósiles de peces prehistóricos y determinó que todos ellos murieron 60 minutos después del impacto del asteroide Chicxulubque, que según el estudio ocurrió justo durante la primavera en el hemisferio norte (y el otoño en el hemisferio sur).

01-dinosaur-asteroid-chicxulub

El catastrófico evento causado por el impacto del bólido, tal como lo demostró el equipo de Walter Álvarez en un célebre artículo publicado en 1980 en la revista Science, tuvo la particularidad de que desencadenó un invierno de impacto global. Durante unos dos años después del choque una noche perpetua inundó los cielos de la Tierra debido a una pesada nube de cenizas, polvo en suspensión y una inyección de grandes cantidades de azufre en la atmósfera, que evitó que la luz solar llegara a la superficie durante meses.

Las temperaturas descendieron por debajo de los 0ºC. De ese modo, los grupos bióticos que no estaban adaptados para sobrevivir en las nuevas condiciones de oscuridad, frío y falta de alimentos durante casi dos años, experimentaron extinciones masivas, tal como ocurrió con los dinosaurios y la mayoría de las plantas, ya que el polvo en suspensión apagó literalmente la fotosíntesis durante casi dos años.

Más sobre Mitos y Enigmas

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios