Descubren por qué la Torre inclinada de Pisa no se ha caído tras 600 años de vida y cuatro terremotos

Expertos informaron por qué este famoso monumento inaugurado en el siglo XIV y ubicado en el noroeste de Italia sigue desafiando a la gravedad.

Guía de: Mitos y Enigmas

La torre de Pisa, la mundialmente famosa torre campanario de la Catedral de Pisa, situada en la Plaza del Duomo de Pisa, en la ciudad italiana del mismo nombre, comenzó a inclinarse tan pronto como se inició su construcción en agosto de 1173 (su inclinación es de unos 4°, extendiéndose 3,9 m de la vertical).

Torre de Pisa

Las crónicas de la época cuentan que su icónica estructura comenzó a tomar forma cuando se añadió el tercer piso de la torre, y a partir de entonces comenzó a inclinarse. La torre, de 55 metros de alto desde la base y con un peso de 14.700 toneladas, se inauguró en 1372 y desde entonces su torcida posición fascinó al mundo durante siglos hasta que, a mediados de 1990, un grupo de ingenieros realizó un estudio y descubrió un detalle peligroso: la torre estaba cada vez más inclinada, y la culpa era del suelo que la sostenía.

Torre de Pisa

Se cuenta que el dictador italiano Benito Mussolini decidió colocar la construcción en posición vertical, por lo cual ordenó verter cemento en sus cimientos, pero los resultados sólo empeoraron la inclinación y el hundimiento de la torre. En 1990 la famosa torre de ocho niveles y un campanario en la cima, considerado una de las joyas del arte románico, se cerró al público y se llevó a cabo una convocatoria para encontrar la manera de detener su inclinación, aunque los primeros intentos fueron nefastos, al conseguir desplazarla 2 mm en una sola noche (el doble de lo que se mueve al año). Cinco años después, en 1995, se inyectó nitrógeno líquido en la tierra para que ésta se congelara y la mantuviera quieta, pero la inclinación continuó aumentando.

Torre de Pisa

Luego que un equipo de arquitectos descubriera que la torre estaba construida sobre un terreno arenoso que no tiene ningún tipo de aguas subterráneas, llegaron a la conclusión que si excavaban gradualmente los alrededores de los cimientos, la inclinación se corregiría sin necesidad de desmantelar el monumento. Después de varios años de trabajos, donde se eliminaron 70 toneladas métricas de tierra, los ingenieros anunciaron por fin que habían estabilizado totalmente la estructura, de tal forma que había dejado de moverse por primera vez en su historia. Y mejor aún, llegaron a corregir 40 centímetros de la inclinación desde donde estaba a comienzos de los años 90’.

En junio del 2001 la Torre de Pisa fue finalmente abierta al público y actualmente las labores de consolidación han permitido que su inclinación sea la que tenía en 1700, garantizando la estabilidad de la torre para al menos otros 200 años.

Torre de Pisa

La torre de Pisa encierra varios misterios y curiosidades, como que su interior es de mármol liso y que está casi vacía por dentro, ya que sólo existen algunas escaleras interiores y algunas adiciones, sobre todo por motivos de estabilidad y seguridad; también la leyenda cuenta que el célebre científico Galileo Galilei dejó caer desde el campanario de la Torre dos bolas de cañón de diferente masa y así demostrar que la velocidad de su caída era independiente de la masa. Sin embargo, lo que realmente ha devanado los sesos a los especialistas es la siguiente pregunta: ¿Cómo una torre que está notoriamente inclinada ha logrado mantenerse en pie tras más de 600 años de existencia y cuatro fuertes terremotos?

La pregunta no puede ser más pertinente, sobre todo tomando en cuenta el ángulo de inclinación de la torre y al hecho de que ésta se encuentra situada en la Toscana, una región altamente sísmica, al igual que gran parte de Italia, por la colisión de dos de las grandes placas tectónicas de nuestro planeta: la africana y la euroasiática.

Torre de Pisa

Desde los inicios de su construcción, en el siglo XII, la Torre de Pisa –una rareza histórica del mundo declarada como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco- ha resistido al menos cuatro grandes terremotos. Al contrario que muchos otros edificios modernos en la zona, todavía sigue en pie. Un equipo de 16 ingenieros de la Universidad de Roma Tre y de la Universidad de Bristol, en Inglaterra, se propusieron develar el misterio y lo consiguieron.

Tras estudiar toda la información sismológica, geotécnica y estructural disponible, los investigadores aseguraron que se debía a un fenómeno conocido como “interacción dinámica entre suelo y estructura” (DSSI, por sus siglas en inglés). Es decir, se trata de una combinación entre las características del terreno en el que se erige la torre y la estructura y altura de la misma, es decir, por un lado el terreno sobre el que se levanta es blando, y por el otro la estructura es alta y rígida. Todo esto hace que la resonancia de los movimientos sísmicos sea mucho menor. Esta ha sido, según un comunicado emitido por la Universidad de Bristol, la clave de su supervivencia. Por ello, la torre inclinada de Pisa tiene un récord mundial de efectos DSSI, según informó este equipo de ingenieros.

Torre de Pisa

El profesor George Mylonakis, docente de ingeniería que estudió la geotecnia y la interacción suelo-estructura de la torre, consultado cómo este famoso monumento histórico ubicado en el noroeste de Italia había logrado sobrevivir a dos guerras mundiales, millones de visitas turísticas y, al menos, cuatro fuertes terremotos que han afectado a la región desde 1290, explicó que todo se debía al famoso suelo blando y al citado término denominado “interacción dinámica suelo-estructura”.

“Los ingenieros determinaron que la altura y la rigidez de la torre, combinadas con la poca solidez del suelo de la base, hacen que las características vibratorias de la estructura se modifiquen sustancialmente, de modo que no afecte a la torre con un terremoto o un movimiento de tierra. Entonces, durante un sismo, lo torre no tiembla tanto como la superficie que está a sus pies, y desafía aún más la gravedad. Irónicamente, el mismo suelo que causó la inestabilidad y llevó a la torre al borde del colapso es el mismo que la ha ayudado a sobrevivir a estos eventos sísmicos”, explicó Mylonakis.

Más sobre Mitos y Enigmas

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X