El enigma tras la muerte de Cerati: ¿Cuáles fueron las verdaderas causas que lo mataron?

El talentoso y fallecido músico argentino, según varias versiones extraoficiales, habría consumido estos elementos en su última fiesta en un bar de Bogotá.

Guía de: Mitos y Enigmas

Uno de los misterios más recientes del rock latinoamericano tiene que ver con las verdadera causas que le provocaron en mayo del 2010 el fatal accidente cerebro-vascular al músico argentino Gustavo Cerati, el recordado y admirado líder del grupo Soda Stereo quien, con una discografía notable, se transformó en la voz de toda una generación.

Si bien la versión oficial responsabilizó del ataque cerebral al declarado tabaquismo del cantante y a algunos “excesos” propios de una gran estrella de rock, son muchos los que aseguran que el evento vascular isquémico que mantuvo durante cuatro años a Gustavo Cerati en estado de coma, antes de su muerte por un paro respiratorio el 4 de septiembre del 2014 en una clínica de Buenos Aires, fue provocada en realidad por “una ingestión de alcohol mezclado con pastillas para prolongar la actividad sexual, algo que el músico tenía estrictamente prohibido porque era hipertenso”, según informó hace cinco años una médica del hospital Fleni de Buenos Aires a la cadena CNN en español.

la muerte de Cerati

Lo del viagra, por supuesto, desconcertó a muchos de los fans del talentoso músico argentino, aunque fuentes extraoficiales aseguran que este “medicamento” apareció en la vida de Cerati con la última novia oficial que tuvo el cantante, la controvertida modelo argentina Chloe Bello, quien tenía en el año 2010 22 años, 28 años menos que el ex líder de Soda Stereo. Después del ataque cerebro vascular de Cerati, Bello fue a ver a su novio un par de veces, pero después de eso no volvió a aparecerse por el hospital, aduciendo que “también tengo que hacer mis cosas”. Posteriormente Chloe Bello se desligaría para siempre del músico y seguiría con su vida, y en el año 2013 se convertiría en pareja de un joven empresario argentino.
la muerte de Cerati

Presuntos excesos en Bogotá

Según informó la prensa colombiana en su oportunidad, durante la presentación del 13 de mayo de 2010 en el estadio El Campín, Gustavo Cerati se bebió 6 vasos de whisky y se fumó unos 6 cigarrillos, aunque ofreció un concierto impecable. Sin embargo, muchos recuerdan que en uno de los intermedios entre canción y canción el músico le preguntó al público: “¿Bogotá se ha subido más? Me estoy quedando sin aire”. La misma prensa colombiana informó que Gustavo Cerati fue visto después del recital junto a sus amigos en una de las mesas del bar Armando Record’s de Bogotá, rodeado por un séquito de bellas jovencitas, presuntamente fumando y esnifando cocaína.

Gustavo Cerati viajaría el 14 de mayo a Caracas para presentarse al día siguiente en la Universidad Simón Bolívar. De la suite del hotel salió solo para ir al concierto. Al parecer, se sentía tan mal, que sólo se bebió un vaso de whisky y no quiso fumar. Los espectadores todavía recuerdan dos cosas: en medio de una canción Cerati se agarró la parte de atrás de su cabeza, quizás como indicando de que algo estaba pasando con su cerebro y, después de tocar “Lago en el cielo”, la última canción que Gustavo Cerati cantaría en su vida, le preguntó al público donde iba a ser la fiesta después del concierto: “Bueno, ¿dónde va a ser la rumba?”, inquirió con su característico sentido del humor.

la muerte de Cerati

El resto es historia conocida. Gustavo Cerati comenzó a sentirse mal en los camarines, sufrió una descompensación e ingresó a un hospital de Caracas, donde se dio cuenta que le costaba hablar y sentía el lado derecho de su cuerpo entumecido. Todo ello sólo fue el preámbulo del fulminante ataque cerebro vascular que le provocó un estado de coma que, antes de su muerte en septiembre del 2014, lo tuvo postrado durante cuatro años en una clínica de Buenos Aires.

Por lo pronto, tanto la familia del músico argentino como sus amigos han preferido negar todas estas versiones. Adrían Taverna, sonidista de Cerati y amigo del cantante desde sus tiempos de Soda Stereo, relató en la revista “The Clinic” que “a Gustavo le gustaba salir, le gustaba la noche, ir a comer, a bailar y escuchar música. Era una persona inquieta, le costaba mucho dormirse, sobre todo después de los shows o durante las giras, andaba de un lado para el otro. La verdad que el descanso no era una de sus prioridades. Obviamente a una persona como él, una estrella de rock, siempre se la relaciona con una vida desordenada, con los excesos. Pero el único exceso que tuvo Gustavo fue el tabaco, que fue lo que le trajo las mayores complicaciones de salud y le produjo una trombosis cuatro años antes de su accidente cerebrovascular. Lo del abuso de las drogas corre más en el imaginario de la gente y de los periodistas que necesitan llevarlo todo a ese lugar: convertirlo en un tipo que consumía muchas drogas. Pero los que manejan información seria, saben que él tuvo una trombosis por culpa del cigarrillo, porque fumaba muchísimo. La gente pueden decir lo que quiera”.

la muerte de Cerati

Más sobre Mitos y Enigmas

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X