El Ku Klux Klan: La historia de la organización racista más temida y famosa de Estados Unidos

Creado en Tennessee en la Navidad de 1865, nació como una organización terrorista y secreta para luchar por la supremacía racial.

Guía de: Mitos y Enigmas

El 24 de diciembre de 1865, en la pequeña localidad de Pulanski, Tennessee, Estados Unidos, seis hombres de clase media y baja que habían luchado juntos en las filas confederadas durante la guerra civil estadounidense (1861-1865), llamados John C. Lester, John B. Kennedy, James R. Crowe, Frank O. McCord, Richard R. Reed y J. Calvin Jones, crearon una especie de club social al que bautizarían como Ku Klux (del griego “kuklos”, “círculo”), al que añadirían la palabra Klan (clan), en recuerdo de los grupos familiares ancestrales, ya que algunos de ellos tenían ascendencia escocesa.

Klan

Los seis amigos, por cierto, al igual que miles de habitantes de los antiguos estados confederados del sur, estaban resentidos por la desfavorable situación de su pueblo en la época de postguerra, en medio de un ambiente de odio que los sureños sentían hacia el norte, más rico e industrializado, por su intromisión en el modelo productivo rural y esclavista del sur.

El Ku Klux Klan, en un principio, era una organización que se dedicaba a realizar bromas y rituales en las que humillaban a sus víctimas. Sus miembros, que leían y repasaban libros esotéricos y hablaban sobre cosas como la alquimia y transmutación de la materia, hacían excursiones nocturnas por el pueblo de Pulanski, disfrazados, ellos y sus monturas, con sábanas y máscaras, gimoteando como fantasmas o espíritus para asustar (o divertir) a la población. Sin embargo, mientras la población blanca comenzó a perder el miedo rápidamente, incluso plegándose al desfile fantasmal, la población negra seguía en estado de terror con cada marcha. Los enmascarados tomaron nota de esto y empezaron a marchar sólo en las barriadas rurales de población negra.

ku-klux-klan

Si bien en ese momento aquellos miembros fundadores de la naciente Orden Blanca, que comenzaría a replicarse en otros clanes en distintos puntos de los estados del sur, no practicaban la violencia, en 1866, uno de los líderes del Klan de Athens (Alabama), horrorizado por la creación de una escuela para educar a la comunidad negra, reaccionó raptando y arrojando a un arroyo helado a un estudiante.

La leyenda, en toco caso, asegura que el primer hecho violento del Ku klux Klan se produciría a los pocos meses de su fundación, cuando algunos de sus miembros atacaron a un granjero negro que había prosperado y comprado la antigua hacienda donde antes había sido esclavo, un hecho intolerable para la población blanca de la zona. En ese ataque, donde también sería quemada una pequeña capilla adventista de los feligreses negros, comenzaría a arder la gran cruz de madera de la iglesia en llamas, que iluminaría la retirada de los fantasmales caballeros del Klan. La cruz en llamas, a partir de ese momento, se convertiría en uno de los símbolos más reconocibles de la organización.

Cross burning

Durante el denominado período de Reconstrucción de los Estados Unidos después de la guerra civil, el Klan endurecería sus actividades, dedicándose a oprimir a los esclavos liberados, a los carpetbaggers (los norteños que se mudaban a los estados del sur) y a los miembros y simpatizantes del Partido Republicano, al que había pertenecido Abraham Lincoln, el presidente que había abolido la esclavitud en 1863. Por entonces, la organización del Klan se jerarquizó con un “Gran Brujo”, quien hacía las veces de líder; diez genios, cuya función era la de consejeros; y el resto de los seguidores.

La creación del Ku Klux Klan sería una respuesta a las ideas progresistas de los yanquis, los habitantes de los estados del norte que ganaron la guerra civil, abolieron la esclavitud y dieron algunas libertades a los afroamericanos. Con la idea de combatir esas ideas “subversivas”, los klansmen (hombres del Klan) se agruparían en torno al ideal del concepto del WASP (White Anglo Saxon Protestant, es decir, Blanco, Anglosajón y Protestante), considerando que cualquiera que no fuera un WASP era indigno de vivir en Estados Unidos. Los WASP, descendientes de los ingleses que habían colonizado el sur de los Estados Unidos, pensaban que eran la raza “suprema” (de ahí el mote de supremacistas blancos con que se los conocería posteriormente). En muchos sentidos, el Klan sería una fuerza paramilitar que servía a los intereses del Partido Demócrata y a aquellos que deseaban la restauración de la supremacía blanca.

kkk-in-nc-1870

 

Por entonces, la caótica y precaria organización del Klan se volvería inmanejable para sus fundadores, que le pidieron a Nathan Bedford Forrest, general confederado que nunca había sido derrotado en batalla, que tomara la dirección del Klan. Este militar sería el primer Gran Keagle (águila con K, en inglés) o jefe invisible del Klan, quien ordenó a sus miembros, y organizó y diversificó sus accciones, dándole al klan, además, un objetivo político: se opondrían, valiéndose de cualquier medio, al proceso de integración del sur rural y racista con el norte industrial y democrático.

Los hombres del Ku Klux Klan también buscarían hacerse con el control político y social de los esclavos liberados, socavando la educación, el avance económico, el derecho a portar armas y los derechos electorales de los afroamericanos, pues en muchos estados del sur había temores de que los negros se organizaran en milicias que comenzaran una guerra racial. Por ello, los klansmen continuarían con el uso de siniestras capuchas blancas y la quema de cruces afuera de los hogares de sus víctimas, a las que sometían a diversas formas de violencia, ya fueran palizas, flagelaciones, torturas y linchamientos.

En una entrevista con la prensa en 1868, Nathan Bedford Forrest se jactaría de que el Ku Klux Klan era una organización de importancia nacional, con más de medio millón de miembros.

Nathan Bedford Forrest.

Nathan Bedford Forrest.

Los hombres del Klan, por cierto, contarían en aquella época con la connivencia de las autoridades locales, estatales y de miembros del Partido Demócrata, entonces fuerte en el sur, quienes rechazaban el control militar impuesto por el Gobierno federal desde Washington y veían con simpatía la lucha del Ku Klux Klank. En casos de linchamiento, los acusados blancos eran absueltos casi siempre, y en el improbable caso de que el acusado fuera encontrado culpable, casi nunca era condenado.

Pocos años después de su fundación, el “Imperio Invisible”, como también era conocido el Ku Klux Klan, contaba ya con más de medio millón de miembros y se había cobrado miles de víctimas mortales. Ante esta situación, el gobierno norteamericano, bajo la presidencia de Ulysess S. Grant, ex comandante general del Ejército norteño al final de la guerra civil, reconoció el derecho a voto de los afroamericanos y aprobó la Ku Klux Act, una ley que definía la violencia del Klan como una rebelión contra el país y permitía al presidente proclamar la ley marcial en las áreas más problemáticas.

Bandera y símbolo del Ku Klux Klan.

Bandera y símbolo del Ku Klux Klan.

Sin embargo, pese a que fueron prohibidos federalmente en 1871, el Klan continuaría actuando con gran fuerza en los años venideros, amparados en las legislaciones locales de la mayoría de los estados blancos que garantizaban su impunidad y se negaban a conceder sus derechos a los afroamericanos. El domingo de Pascua de 1873 ocurriría la masacre de Colfax, cuando algunos ciudadanos negros se resistieron a la violencia del Klan y a sus aliados de la Liga Blanca en Colfax, Luisiana. Como resultado del enfrentamiento, ciento cincuenta hombres negros perdieron la vida.

La ideología del KKK, por esa época bebería de diversas fuentes, como los escritos de Edward Hine, que en 1871 dio a conocer su tesis sobre el “anglo israelismo”, que suponía que los ingleses eran los verdaderos descendientes de dos de las diez tribus perdidas de Israel, una de ellas llamadas “Isaac’s Son” (“saxon”, en inglés). Estas teorías se vieron reforzadas por la publicación, en 1890, del libro de Charles Carroll “El negro, una bestia”, quien planteó que los afroamericanos “carecían de alma”.
KKK Knight

El primer Klan, según los historiadores, carecía de una eficaz organización, pues al ser un grupo secreto o “invisible” no tenía una afiliación formal, ni obligaciones, boletines ni portavoces, obteniendo popularidad sólo gracias a su siniestra reputación, conseguida en gran parte debido a sus estrafalarios disfraces y sus prácticas teatrales, como la quema de cruces en los hogares de sus víctimas.

La historiadora norteamericana Elaine Frantz Parsons relata que “al desenmascarar al Klan, se reveló a una caótica multitud de grupos antinegros, granjeros pobres y resentidos, bandas guerrilleras, políticos demócratas desplazados, destiladores ilegales de whisky, jóvenes aburridos, sádicos, violadores, trabajadores blancos con miedo de la competencia negra, patrones tratando de aplicar una política laboral rígida, ladrones comunes, vecinos con antiguos conflictos e inclusive algunos esclavos liberados y algunos republicanos blancos que tenían intenciones criminales particulares. Al final, todo lo que tenían en común, además de ser abrumadoramente blancos en su mayoría, sureños y demócratas; era que todos se llamaban a sí mismos miembros del Klan”.
Klan KKK

En las cuatro décadas y media que siguieron a la eliminación del Ku Klux Klan, muchos de los objetivos del “Imperio Invisible” se habían cumplido. En la mayoría de los estados del sur continuaban en el poder local y estatal Gobiernos favorables a la segregación racial y el régimen socioeconómico anterior a la guerra, por lo que la gran mayoría de los negros siguieron sufriendo marginalidad y segregación. Esta situación quedaría institucionalizada con las posteriores leyes Jim Crow, que propugnaban la segregación racial en todas las instalaciones públicas bajo el lema “separados pero iguales”.

En 1915 se estrenaría la película “The Birth of a Nation” (“El Nacimiento de una Nación”), dirigida por uno de los padres del cine hollywoodense, D. W. Griffith, en la cual se glorificaba y mitificaba al primer Ku Klux Klan. La cinta mostraba cómo una familia de hacendados blancos era asediada por una turba enfurecida de pobladores afroamericanos, quienes pretendían prender fuego a la casa donde vivían. Cuando la familia se quedaba sin balas y todo parecía perdido, aparecía la salvación: la caballería del Ku Klux Klan entraba en escena y dispersaba a la malévola turba.

Fotograma de la película "El Nacimiento de una nación" (1915).

Fotograma de la película “El Nacimiento de una nación” (1915).

El éxito del filme “El Nacimiento de una Nación” en el sur de los Estados Unidos (además del publicitado caso de Leo Frank, un judío acusado de violar y asesinar a una joven llamada Mary Phagan, que fue linchado por una turba autodenominada “Los Caballeros de Mary Phagan”) encendería la mecha en el sur del país y, para fines de 1915, el Ku Klux Klan ya estaba de nuevo activo, con nuevos objetivos antisemitas y antiinmigrantes, de la mano de nuevos líderes como William Joseph Simmons.

En 1916 estados como Alabama, Mississippi, Texas, las dos Carolina y Tennessee ya tenían a su Gran Brujo. El Klan incluso compraría una fábrica textil en Georgia para fabricar las túnica y capuchas de sus característicos disfraces, dada la demanda de afiliaciones para unirse. Tres años después, el Klan organizó una gran marcha en Washington para demostrar su convocatoria y poder. Sus miembros eran diputados o senadores, o altos personeros que ocupaban alcaldías y gobernaciones en todos los estados del sur. Sólo en 1919 se le atribuirían al Klan 89 homicidios.

Ku-Klux-Klan-6

En 1916 sería editado el libro de las reglas del Klan, el Kloran, que describía las cruces en llamas como “el emblema de esa devoción sincera y desinteresada de todos los miembros del Klan al propósito y los principios sagrados que propusimos”.

En este libro, además, se proclamaba la supremacía de la raza blanca y se detallaba que los aspirantes a la organización tenían que jurar que eran “blancos, no judíos y ciudadanos norteamericanos”. El Kloran también estableció varios títulos para múltiples posiciones dentro del KKK, como El Mago Imperial, el Gran Dragón o el Gran Cíclope.

El segundo Klan asumiría nuevas ideologías y propósitos, abandonando el decimonónico discurso norte-sur y adoptando un odio racista que ahora abarcaba todo lo que no fuera estadounidense, blanco y protestante; dependiendo de la región de Estados Unidos, ese ideario era predominantemente antinegro, anticatólico, antisemita, antilatino, antijaponés, antieuropeo o anticomunista. Según el Klan, Estados Unidos tenía 50 millones de “indeseables”, compuestos por 20 millones de extranjeros, 16 millones de católicos, 10 millones de afroamericanos y 4 millones de judíos.

Marcha de miembros del Ku Klux Klan por las calles de Washington en 1926.

Marcha de miembros del Ku Klux Klan por las calles de Washington en 1926.

El Ku Klux Klan alcanzaría su máximo apogeo en la década de los 20’, cuando sus afiliados alcanzaron a una cifra entre los tres y ocho millones de miembros por todo Estados Unidos (sólo en Nueva York el Klan tenía 200 mil miembros).

Por entonces, los recursos económicos del KKK eran cuantiosos, gracias a las donaciones y cuotas de sus miembros. Magnates, políticos, jueces, empresarios, funcionarios públicos y miembros de las fuerzas del orden formaban parte de su organización, muy superior a la de antaño. Sus métodos, durante los años 20’, también serían más despiadados. El FBI da cuenta de que sus “crímenes por creencias fanáticas eran despreciables: colgaduras, flagelaciones, mutilaciones, secuestros, marcas de ácido y quemas cruzadas”.

El Doctor Samuel Green, Gran Dragón del Ku Klux Klan, junto a unos niños, fotografiados en una reunión de la organización celebrada el 24 de julio de 1948.

El Doctor Samuel Green, Gran Dragón del Ku Klux Klan, junto a unos niños, fotografiados en una reunión de la organización celebrada el 24 de julio de 1948.

En su declaración de principios el Ku Klux Klan señalaba que “se debe creer en los mandamientos de la religión cristiana, la mantención de la supremacía blanca, la práctica de la honorabilidad y los principios del americanismo puro”.

La decadencia del segundo Klan se originaría debido al escándalo desatado por David Stephenson, conocido político del Partido Republicano que era Gran Dragón de la rama del Ku Klux Klan en Indiana y jefe de reclutamiento del Klan para otros siete estados, que sería condenado en 1957 por la violación y el asesinato de Madge Oberholtzer, tras un mediático juicio que acaparó las portadas en todo Estados Unidos.

Klan 5

Después de la disolución del segundo Ku Klux Klan, en los años 50′ y 60’ el Klan, dividido en grupos aislados, luchó férreamente para evitar que se implantaran los derechos civiles para los negros en Estados Unidos. Prueba de ello fue el asesinato de tres jóvenes activistas de los derechos civiles que iban a promover el voto entre la población negra en un pueblo de Missisipi (hechos que inspirarían la película “Missisipi en llamas”, dirigida en 1988 por Alan Parker) y el atentado perpetrado en contra de una iglesia baptista afroamericana de Birmingham (Alabama), con una explosión que provocó la muerte de cuatro niñas y decenas de heridos.

Klan 2

Cuando terminó la lucha por el derecho al voto de los afroamericanos, que había durado un siglo, los Klanes enfocaron sus energías hacia otras luchas, como su combate a la inmigración a los Estados Unidos y la desegregación racial en los autobuses escolares. Uno de los líderes más carismáticos del KKK sería David Duke, líder de los Caballeros del Ku Klux Klan de 1974 a 1978 y quien en 1980 crearía la NAAWP (Asociación Nacional para el Avance del Pueblo Blanco), una organización política nacionalista. A partir de la década de los 70’, el Klan comenzaría a experimentar un paulatino declive.

Hoy, en el siglo XXI, El Ku Klux Klan todavía pervive en forma de unos cuantos miles de simpatizantes agrupados en organizaciones como la Iglesia de los Caballeros Estadounidenses del Ku Klux Klan, los Clanes imperiales de Estados Unidos, los Caballeros de la Camelia Blanca, los Klanes Unidos de América y los Caballeros del Ku Klux Klan (The Knights of the Ku Klux Klan).

ku-klux-klan-

Esta última organización corresponde a una facción del Klan fundada en 1915, pero que fue reactivada en 1975 por el mencionado David Duke, Grand Wizard o Mago Blanco de la organización, que fue diputado por Lousiana ente 1989 y 1992 y que se autodefiniría no como racista, sino como “realista racial”. Según Duke, que sustituyó las túnicas y máscaras por trajes y corbatas, erradicó el lenguaje esotérico, ha negado el Holocausto y ha afirmado que los negros son menos inteligentes y más violentos que los blancos, la suya es una organización no violenta que no es “antinegra”, sino “problancos”. Con la llegada del presidente Donald Trump al poder, Duke recuperaría protagonismo en los medios y aunque no figura actualmente como líder del Ku Klux Klan, sigue siendo una de sus figuras históricas.

ku_klux_klan_nuevo milenio

El FBI reseña al Ku Klux Klan como una “mezcla tóxica de secreto, racismo y violencia” y ha explicado que, desde el año 2000, el número de facciones del Ku Klux Klan ha aumentado debido a los problemas económicos, el rechazo a la afluencia de inmigrantes de África y América Latina y la elección el año 2010 de Barack Obama como Presidente de los Estados Unidos. Asimismo, sus seguidores se siguen oponiendo firmemente a la homosexualidad, el matrimonio entre personas del mismo sexo y movimientos como Black Lives Matter.

Se estima que hoy el número total de miembros del Ku Klux Klan en Estados Unidos es de 5 mil a 8 mil personas que no están concentradas -como ya se mencionó- en una sola organización compacta, sino en pequeños grupos de activistas en al menos cincuenta Klanes activos, concentrados casi exclusivamente en los antiguos estados sureños confederados. Y, según ha podido apreciarse en sitios de Internet y las redes sociales, todavía se mantienen enfocados en mantener encendida la llama de la supremacía blanca y el odio racial.

Más sobre Mitos y Enigmas

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios