¿Era Pinochet hincha de Colo Colo? Testimonios pretenden aclarar un extendido mito

El general fue socio vitalicio y presidente honorario de este popular club profesional de fútbol.

Guía de: Mitos y Enigmas

Hace unos años la revista inglesa de publicación mensual “Four Four Two” publicó un ránking con los 50 más grandes clásicos del fútbol profesional a nivel mundial. En el listado aparecían mencionados dos clásicos del fútbol chileno: en el lugar 44 fue ubicado el partido Everton-Santiago Wanderers, clásico disputado por los dos clubes fundados por inmigrantes ingleses que representan a las vecinas y rivales ciudades de Valparaíso y Viña del Mar, respectivamente, mientras que en el lugar 29 aparecía el partido más importante de nuestro balompié, el denominado superclásico del fútbol chileno: Colo Colo-Universidad de Chile.

clásico

En la reseña dedicada al gran superclásico de nuestro balompié disputado por albos y azules, la publicación inglesa describía al elenco de Colo Colo como un club “fundado en 1925, que modestamente es apodado ‘El Popular”, agregando que “tienen el nombre de un jefe de una tribu de la guerra chilena de la Independencia del siglo XVI y tiene enlaces con otro líder, el infame dictador Augusto Pinochet, que hasta hace poco fue presidente honorario del club. Hay una antigua controversia sobre si él donó dinero para la terminación del estadio Monumental, al que los aficionados de la U le llaman ‘Pinochet Stadium’”.

Esa información, por cierto, reflotó una vieja controversia que aún hiere el orgullo de miles de hinchas colocololinos, esto es, que el ex gobernante de facto de nuestro país Augusto Pinochet Ugarte, cuyo gobierno (1973-1990) sería acusado de graves violaciones a los derechos humanos, fue un ferviente hincha de Colo Colo, apoyando la causa del cacique durante toda la dictadura militar, por lo cual en 1988 no dudó en entregar una millonaria suma de dinero para que el club albo terminara de construir el estadio donde actualmente juega de local: el Estadio Monumental David Arellano, también conocido como el estadio de Pedreros.

Si bien hasta el día de hoy los hinchas de la “U” desperdigados en todo el territorio nacional, tal como informó la revista inglesa “Four Four Two” , suelen referirse despectivamente al estadio de Colo Colo como “El estadio de Pinochet”, no es totalmente claro si Pinochet realmente donó dineros para terminar ese estadio y si fue realmente hincha o no del club albo.

En un revelador artículo publicado hace un tiempo por Radio BioBío, el abogado Ambrosio Rodríguez, quien ostentó el cargo de Procurador General de la República entre los años 1986 y 1990, afirmó que el ex presidente Augusto Pinochet, quien había nacido en Valparaíso el 25 de noviembre de 1915, al parecer era simpatizante de Santiago Wanderers, el equipo de fútbol que representa al puerto más importante de nuestro país.

Rodríguez, quien fuera presidente de la “U” entre los años 1982 y 1984, recordó que después del fracaso de la selección chilena en el Mundial de España 1982, la institución azul decidió contratar los servicios del seleccionador nacional de ese entonces, el lenguaraz y ladino Luis “Locutín” Santibáñez, quien venía a reemplazar en sus funciones al mítico entrenador Fernando Riera, técnico de Chile en el Mundial de fútbol disputado en nuestro país en 1962.

Rodríguez, al parecer por un “asunto meramente circunstancial” (ese mismo día se realizaba la despedida oficial de Fernando Riera de la “U”), decidió citar al entrenador Luis Santibáñez para que firmara su contrato en su oficina, ubicada en el mismísimo palacio presidencial de La Moneda. El problema es que el lugar estaba lleno de periodistas, por lo que al día siguiente todos los diarios publicaron la información de que Santibáñez había firmado su contrato en la sede del poder ejecutivo de nuestro país.

Pinochet emol

Rodríguez relató que “al día siguiente, yo iba entrando a La Moneda y vi al general Augusto Pinochet, quien solía pasear por los patios. Cuando él lo hacía, la gente mantenía cierta distancia. La cosa es que cuando voy entrando, él me llama. Yo dije: ‘hasta aquí no más llegamos’, porque había salido la foto de la firma de Luis Santibánez en La Moneda en la primera página de El Mercurio. Me llama y me dice: ‘¡Cómo trajo a ese guatón a firmar aquí por la Chile, sabiendo que yo soy wanderino!’. Eso fue lo que me dijo textualmente, y agregó: ‘¿Sabe qué más? Váyase a su casa, porque todos andan con la tontera, reclamando por esto. Pero váyase tranquilo, no se preocupe’. Y eso fue todo”.

Con respecto a la millonaria ayuda financiera que el gobierno de Pinochet habría hecho para que Colo Colo terminara por fin su estadio, también existe controversia al respecto. En su portada del 1 de octubre de 1988, el diario La Tercera tituló la siguiente noticia: “¡300 millones para Estadio Colo Colo!”, agregando en su información que “Pinochet ordenó fondos para terminar segunda fase del complejo deportivo”. Un día antes de esa noticia, el presidente de Colo Colo, Peter Dragicevic, acompañado del vicepresidente, Eduardo Menichetti, se habían reunido en el palacio de La Moneda con el mismo presidente Augusto Pinochet, quien les informó sobre su ferviente deseo de colaborar en el término del recinto deportivo.

Pinochet estadio Colo Colo

Sin embargo, casi tres décadas años después, el mismo Peter Dragicevic aseguraría que jamás se había concretado el aporte de los prometidos 300 millones de pesos. “No hubo ninguna vinculación con Pinochet, él no colaboró en nada. Fuimos a La Moneda y él nos ofreció ayuda, pero le dijimos que no necesitábamos dinero porque ya teníamos los recursos. El estadio se hizo con el esfuerzo de los colocolinos”.

Lo anterior, por cierto, sería retrucado por la misma época por Augusto Pinochet Molina, nieto del fallecido general Augusto Pinochet Ugarte, quien aseguró que “el Estadio Monumental de Colo Colo no hubiera sido posible sin el aporte de mi abuelo. No tengo idea del detalle, pero sé que hubo una gestión de parte de él para que efectivamente se pudiera concretar. Y a partir de eso fue nombrado presidente honorario. Él era muy preocupado del deporte del país. Y dentro de eso, el fútbol obviamente es el deporte nacional por excelencia. Entonces identificó a Colo Colo como el equipo más representativo. ¿Por qué no lo hizo con la U? No tengo idea”, comentó.

El general (r) Augusto Pinochet saliendo del Estadio Monumental de Colo Colo en 1993, en medio de una gran expectación periodística, después de votar en las elecciones para elegir al nuevo presidente de ese club deportivo.

El general (r) Augusto Pinochet saliendo del Estadio Monumental de Colo Colo en 1993, en medio de una gran expectación periodística, después de votar en las elecciones para elegir al nuevo presidente de ese club deportivo.

Si bien del relato entregado por el abogado Ambrosio Rodríguez se desprende la posibilidad cierta de que el gobernante Augusto Pinochet fuera hincha del equipo de fútbol de Santiago Wanderers – aunque el ex gobernante nunca ayudó en lo más mínimo al elenco caturro durante la dictadura militar-, el mismo Rodríguez también aclaró que Pinochet siempre estaba preocupado por los resultados deportivos de cada fin de semana de Colo Colo, un interés que incluso mantuvo cuando dejó de ser gobernante en 1990 y asumió su nuevo rol de senador designado en el Congreso. En 1993, de hecho, en medio de una gran expectación periodística, Augusto Pinochet, como un hincha más, concurrió al estadio Monumental de Colo Colo a votar en calidad de socio vitalicio del ‘popular’ y presidente honorario, en el marco de las elecciones para elegir al nuevo timonel de la institución alba.

Más sobre Mitos y Enigmas

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X