Jubilado español asegura haber resuelto cómo se construyeron las pirámides de Egipto

Inventó una ingeniosa "rampa elevadora manual" que permite subir 100 kilos como si se tratara de sólo 13 o 14 kilos.

Guía de: Mitos y Enigmas

La construcción de la gran pirámide de Keops o de Giza, una de las siete maravillas del mundo antiguo, sigue siendo un enigma insoluble de la arquitectura universal ¿Cómo hicieron los antiguos egipcios para transportar y colocar 2,3 millones de bloques de piedra de más de dos toneladas y medio de peso cada uno sin valerse de las tecnologías actuales?

pirámides de Egipto

Historiadores como Heródoto y Plinio el Viejo describieron las pirámides de Egipto, pero no entregaron mayores detalles sobre su construcción. Exceptuando la teoría extraterrestre, que afirma que una civilización alienígena fue la constructora de las pirámides, la explicación más extendida afirma que estos gigantescos monumentos mortuorios egipcios fueron construidos con la ayuda de grandes rampas por las que los esclavos subían los bloques de piedras. No obstante, el talón de Aquiles de esta teoría es que las rampas necesarias para tal propósito deberían haber sido más grandes que las propias pirámides, especialmente en la fase final de la obra (para la pirámide de Keops, por ejemplo, la rampa habría tenido una longitud de un kilómetro y medio, es decir, habría sido más grande y más impresionante que la propia pirámide de Giza).pirámides de Egipto

Herminio Fernández, un carpintero jubilado español de origen gallego y afincado en Barcelona, sugirió una nueva solución a este milenario misterio, al crear un ingenioso aparato de madera de construcción sencilla que reduce considerablemente el esfuerzo necesario para levantar grandes pesos. Un aparato parecido a éste, según Fernández, podría haber sido el que utilizaron los antiguos egipcios para desplazar las pesadas moles de piedra para construir la pirámides.

pirámides de Egipto

Herminio Fernández y su “rampa elevadora manual” (Foto “El Periódico” de Barcelona).

“Siempre he tenido la curiosidad de saber cómo habían subido las piedras a las pirámides, y ahora que estoy jubilado me he dedicado a hacer un mecanismo con el que se puede subirlas”, explicó Fernández en una entrevista concedida al periódico catalán “El Periódico”. El jubilado gallego explicó a ese medio que construyó una “rampa elevadora manual”, hecha de madera, que permite con un simple gesto elevar 100 kilos como si se tratara de sólo 13 o 14 kilos. Este aparato consiste en unos largueros dentados que se apoyarían en la pendiente de la pirámide, y de una plataforma que encaja en los dientes y permitiría subir grandes bloques de piedra accionando dos palancas.

El periodista catalán Carles Cols, que presenció cómo funcionaba esta sorprendente “elevadora manual”, relató que “el cuarto piso sin ascensor en el que vive Herminio es una corta pero extenuante ascensión que invita a la reflexión, que predispone, qué caray, a abrazar cualquier sabia solución si de levantar kilos de peso con la fuerza de los brazos se trata. Y eso es lo que (si hay que jurarlo por Amón, que así sea) resuelve la desconcertante “rampa elevadora manual”. Herminio coloca 100 kilos de peso en la plataforma e invita a asir por las puntas las dos palancas del invento. Un simple alehop y los bloques de cemento suben un escalón. Se acomodan las palancas en el siguiente diente (eso se hace en un pispás) y, alehop de nuevo. El esfuerzo es insignificante. Es la monda. Clark Kent debe sentirse así cuando levanta en brazos a Louis Lane”.

pirámides de Egipto

Don Herminio haciendo una demostración con su “rampa elevadora manual” (Foto: “El Periódico” de Barcelona).

Don Herminio explicó que diseñó su mecanismo intuitivamente, sin cálculos ni planos, basándose en su experiencia como carpintero. Y su mecanismo, según él mismo detalló, permite a una persona no especialmente corpulenta subir fácilmente bloques de 300 kilos por una pendiente, es decir, con una versión más grande de su invento 20 personas habrían podido subir hasta 6 mil kilos sin especial esfuerzo.

El historiador romano Plinio el Viejo aseguraba que en una de las pirámides más notables que conoció, ubicada en Arabia, trabajaron durante 20 años unos 360 mil hombres. Don Herminio, por el contrario, retrucó que utilizando un invento parecido al suyo hubiera bastado una plantilla de unos 4 mil trabajadores para completar una pirámide en 20 años, y con sólo una cuarta parte de ellos destinados a la tarea de subir las piedras. El jubilado, en todo caso, hizo hincapié en que no pretende demostrar que las pirámides se construyeron con aparatos similares al suyo, sino simplemente constatar que con el mecanismo de su invención sería totalmente factible hacerlo.

Más sobre Mitos y Enigmas

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X