Los 10 personajes históricos acusados de ser los más infieles

Enrique VIII, Albert Einstein, John Kennedy y la Princesa Diana protagonizaron memorables infidelidades.

Guía de: Mitos y Enigmas

Mantener relaciones amorosas fuera del matrimonio es una de las prácticas más antiguas de la historia, una que ha sido ejercida a lo largo del devenir del mundo por famosas personalidades.

Estos son los 10 personajes históricos más infieles de la historia:

1) Enrique VIII (1491-1547):

El monarca más absoluto de todos los reyes ingleses se casó seis veces, aunque sus biógrafos aseguran que más allá de ser un simple adúltero, también fue un esposo cruel y despótico; de sus seis esposas, se divorció de una, ejecutó a la segunda, lloró a una tercera y repudió a la siguiente.

Con la excusa de la no autorización de su divorcio por parte del Papa, Enrique VIII aprovecharía esta coyuntura para romper con el Vaticano, y realizar así la reforma anglicana, materializando lo que todo rey buscaba por entonces: los recursos y el marco legal para convertirse en un monarca absoluto.
enrique-viii

2) Felipe IV (1605-1665):

El llamado “Rey Planeta”, uno de los últimos monarcas de la casa de los Austria, se hizo famoso por dejar los asuntos de gobierno en manos de su valido, el Conde Duque de Olivares, pues lo que realmente le interesaba no eran los asuntos de gobierno sino que la caza y las mujeres.

Pese a estar casado con la reina Isabel de Borbón, se cuenta que disfrutaba cortejando a actrices, nobles e incluso monjas; amó a cientos de mujeres durante sus 44 años de reinado y pobló a Madrid con hijos ilegítimos. Históricamente, se ha calculado que fue padre de, al menos, treinta hijos bastardos, de los cuales reconoció oficialmente sólo a dos.

3) Luis XIV de Francia (1638-1715):

El más grande de los reyes franceses tuvo siete hijos con su esposa (aunque sólo uno llegaría a la edad adulta), la reina María Teresa de Austria, lo que no le impidió tener varias amantes, todas de origen noble. Sus tres amantes principales fueron Luisa de La Vallière (con quien tuvo cuatro hijos), Madame de Montespan (con quien tuvo siete hijos), y la Marquesa de Maintenon. El Rey Sol incluso llegó a casarse con la Marquesa de Maintenon después del fallecimiento de su esposa.

Louis_XIV_of_France

4) Napoleón Bonaparte (1769-1821) y Josefina Beauharnais (1763-1814):

La primera esposa del emperador Napoleón Bonaparte le fue infiel en varias oportunidades, incluyendo un romance que mantuvo con un teniente de húsares llamado Hippolyte Charles, en 1796. Al regresar de la expedición a Egipto, Napoleón, enterado de estos amoríos, llegó a expulsar a Josefina de su casa, pero, no obstante, más pudo el amor que sentía por ella y la perdonó, continuando su vida en común.

El comportamiento inequívoco de su esposa, de todos modos, llevó al Gran Corso a involucrarse en varios romances extramaritales con algunas mujeres solteras y casadas, algunas de las cuales eran damas de compañía de la misma Josefina. Con al menos una de ellas tuvo un hijo. Otra de sus amantes fue Pauline Bellisle Foures, la esposa de un oficial menor que llegaría a ser conocida como la “Cleopatra de Napoleón”.

f.elconfidencial.com_original_49d_2db_1c1_49d2db1c1b763edee207c48a289fe80b

5) Frida Kahlo (1907-1954):

Icono fundamental de la historia de la pintura universal, esta artista mexicana vivió una tormentosa relación con su marido Diego Rivera, pues las infidelidades entre ambos fueron constantes durante toda su relación. Diego engañó a Frida con su hermana Cristina, mientras que Frida le fue infiel a Diego con conocidos hombres de la época como Nickolas Muray, Trotsky o Ignacio Aguirre.

La pintora, además, también tuvo varios amoríos con mujeres, ya que se reconocía abiertamente como bisexual. Se cuenta que Diego Rivera sufría violentos ataques de celos sobre las relaciones extramatrimoniales de su esposa, aunque soportaba mejor las relaciones lésbicas de Frida que las heterosexuales.​

6) Pablo Picasso (1881-1973):

Las biografías describen al excepcional pintor y escultor malagueño Pablo Picasso como uno de los artistas más lujuriosos del siglo XX. Entre todas sus amantes, su favorita fue Marie-Thérèse Walter, una joven francesa con la que mantuvo una relación extramatrimonial de más de 8 años a espaldas de su mujer Olga. Marie-Thérèse recibió varios regalos de manos del artista, aunque debía cumplir con una exigencia que éste le había impuesto: debía ir vestida de hombre para poder pasar desapercibida a la hora de acompañar a Picasso a sus numerosos actos sociales.

El pintor, al parecer, dependía tanto de los encuentros sexuales secretos con la rubia joven que decidió ponerle un piso enfrente de su casa para tenerla cerca. Se cuenta que durante las sesiones de posado en su estudio, el malagueño se lanzaba sobre su musa sin importarle que su mujer estuviera a escasos metros.

01v/02/arve/G1927/063

7) John F. Kennedy (1917-1963):

Este carismático miembro del clan Kennedy es considerado el adúltero americano por excelencia, un presidente joven y bien parecido que intentaba disfrutar de la vida practicando sexo. Tal como su padre Joseph, John Kennedy era infiel por naturaleza. A espaldas de su esposa Jacqueline, mantuvo durante algunos años varias relaciones extramatrimoniales con becarias de su gabinete. Barbara Gamarekian escribiría en un libro que “para JFK y sus ayudantes no era raro mantener relaciones sexuales con las jóvenes chicas que trabajaban en la Casa Blanca”. Para fortuna de Kennedy​, la excelente relación del presidente con los medios impidió que estas noticias llegaran al conocimiento público.

Entre la lista de las conquistas extramaritales del recordado mandatario nortemericano destaca, sin duda, el nombre de uno de los grandes mitos sexuales de la historia: Marilyn Monroe. La relación entre ambos comenzó luego de que en una reunión la actriz deslizara en su saco su número de teléfono.

Al respecto, todavía se recuerda el momento en que Marilyn, durante la celebración del cumpleaños del presidente y usando un ajustado vestido blanco, cantó “Happy Birthday Mr. President”, hecho que enfureció a Jackie Kennedy, quien amenazó a su marido con hacer públicas todas sus infidelidades.

marilyn-monroe-kennedy-jfk-relacion-violacion-1664290524

8) Albert Einstein (1879-1955):

Albert Einstein es considerado el científico más grande del siglo XX, aunque pocos saben que el padre de la Teoría de la Relatividad también era un infiel consumado, y engañó a sus dos esposas en varias ocasiones. Después de divorciarse de su primera esposa Mileva debido a sus continuas aventuras, se casó con su prima Elsa Loewenthal, cuyo apellido de soltera era Einstein. Poco después conoció, de manera íntima, a su secretaria Betty Neumann, entablando también un romance con su bibliotecaria particular, Johanna Fantova.

9) Bill Clinton:

El amorío del 42° presidente de los Estados Unidos con su becaria, la licencia en psicología Mónica Lewinsky, durante su segunda administración (1997-2001), fue un escándalo de alcance mundial. Esta relación extramarital lo convertiría en el segundo presidente en toda la historia de los Estados Unidos en enfrentar un juicio político ante el Senado por un escándalo sexual.

Curiosamente, una gran parte de los estadounidenses no cuestionaron la infidelidad en sí, sino el hecho de que la elegida por el presidente no fuera bella y famosa, como fue el caso de John F. Kennedy con Marilyn Monroe. Tras reconocer a regañadientes esta infidelidad, Clinton la calificaría de “relación física impropia”, agregando años más tarde que “lo hice para manejar mis ansiedades”.

10) El Príncipe Carlos y la princesa Diana de Gales (1961-1997):

El controvertido matrimonio entre Lady Di y el entonces Príncipe Carlos (hoy Rey Carlos III), celebrado a ojos del mundo en 1981, siempre ha suscitado un enorme interés, pues lo que primero parecía un verdadero cuento de hadas se transformaría cinco años más tarde en un escándalo salpicado de numerosa infidelidades, gatilladas al parecer por la incompatibilidad de la pareja y la diferencia de edad de doce años.

Allan Peters, ex miembro de seguridad de la fallecida princesa, relataría que al parecer Diana fue la primera en engañar a su esposo, cansada de su actitud fría y distante. Según él, el príncipe Carlos volvió a verse con su antigua amante, Camilla Parker Bowles, sólo después de descubrir la infidelidad de Diana con Barry Mannakee, un hombre casado y miembro de seguridad de la Casa Real británica, que también era el guardaespaldas personal de Diana. Más tarde, la princesa comenzaría otro romance con el mayor James Hewitt, antiguo instructor de equitación de la familia real.

Durante una entrevista concedida en 1995, consultada sobre la relación del entonces príncipe Carlos con Camilla Parker, Lady Di confesaría que “bueno, éramos tres en este matrimonio, así que estaba un poco abarrotado”.

Más sobre Mitos y Enigmas

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios