Los secretos de los samuráis para conservar la calma y que hoy sirven contra el estrés

Expertos postulan que muchas de las enseñanzas de estos míticos guerreros japoneses pueden ser utilizadas para combatir males como la ansiedad y el estrés.

Guía de: Mitos y Enigmas

La palabra japonesa samurái (que significa “el que sirve”) designa a los míticos guerreros del antiguo Japón que, entre los siglos XI y XIX, constituían una verdadera élite militar al servicio de los shogun, especie de señores feudales que instituyeron un gobierno militar durante cientos de años en el país del sol naciente. La clase guerrera de los samurái, que desapareció en el siglo XIX cuando el emperador retomó su papel de gobernante, pervive desde entonces en la cultura popular como unos letales guerreros vestidos con su característica indumentaria (donde destacaba su inconfundible casco) y armados con la famosa katana, un sable de filo único curvado.

Los secretos de los samuráis

Uno de los secretos del poder de los samurái, además de su estricto código de lealtad y honor (que en caso de quebrantarse podía recobrarse con el seppuku o suicidio ritual), consistía en su habilidad con las armas y el gran control mental del que hacían gala cuando entraban en una batalla o pasaban por una situación límite. En un antiguo texto oriental llamado “Bugei no jo”, que data del año 1844, puede leerse que “las técnicas de espada nacieron en la era de los dioses y han sido compartidas por medio de transmisión divina. Forman una tradición venerada en el mundo, pero su magnificencia se manifiesta sólo cuando el conocimiento está maduro. Cuando lo es, la mente se olvida de la mano y la mano se olvida de la espada”. El fragmento anterior alude, por cierto, a un nivel de habilidad con las armas que muy pocos obtienen y que requiere, sobre todo, de una gran paz interior. El texto, en general, entre sus muchas enseñanzas, muestra cómo tener una gran disciplina interior y control mental que implicaba, por ejemplo, no temerle al número de enemigos. “Ver lo malo como bueno es como entrar por la puerta del enemigo; aunque sean numerosos los vemos como pocos, por lo que el miedo no despierta. Entonces triunfamos al principio de la batalla”.

Los secretos de los samuráis

 

Varios famosos samuráis, hace varios siglos, dejaron varias enseñanzas sobre cómo comportarse en una situación crucial, asegurando que si un guerrero se dejaba llevar por sus sentimientos en el campo de batalla o no tenía un buen control sobre su mente y sus emociones, podía dejarse dominar por el pánico, quedando de este modo coartado para analizar fríamente la situación y actuar del mejor modo. El general japonés Shiba Yoshimasa (1349-1410) sostenía que la cualidad más importante de un buen guerrero consistía en analizar fríamente la realidad y calmar la mente para poder discernir qué pensaba y cómo era el rival al que nos enfrentamos. Suzuki ShoSan (1579-1655), por su parte, que después de renunciar a su vida como guerrero se convirtió en un monje budista Zen, escribió que “cuando uno está agobiado, estresado y superado por las numerosas preocupaciones que ocupan nuestros pensamientos, entonces seremos incapaces de hacer las cosas bien y salir adelante. La mente es la mejor aliada del hombre, pero también puede ser su peor pesadilla.”

La actitud de los samuráis utilizadas para combatir el estrés

Muchos autores y académicos en la actualidad han estudiado y analizado las diversas técnicas mentales que los samuráis utilizaban para mantener la calma bajo la presión de la guerra, intentando convertirlas en terapias contra los males de la vida moderna y estrategias para obtener el máximo rendimiento en el trabajo. Jules Evan, director del Center for the History of Emotions en la University of London, en su ensayo “Filosofia antigua para los problemas modernos”, asegura que muchos de los problemas más comunes que sufre el ser humano en la actualidad, como el estrés, la ansiedad, la depresión o el descontrol de las emociones, se pueden combatir recurriendo a este tipo de filosofías. “El principal objetivo que todos ellos buscaban no era otro que mantener la calma y dominar el entorno. Si algo nos pueden enseñar los samuráis es que para poder conseguir los mejores resultados, tomar las decisiones más acertadas y alcanzar, lo que para cada uno sea el éxito personal, se debe mantener la calma, porque sólo así se puede analizar minuciosamente la situación y extraer la conclusión más acertada”.

Los secretos de los samuráis

Algunos coach o entrenadores emocionales, de hecho, dan 5 consejos para mantener la calma y soportar la presión como un verdadero samurái: 1) convencerse que uno es el que tiene el control, lo que nos evitará entrar en estado de pánico 2) prepararse emocionalmente para lo peor, poniéndose en el peor escenario posible, pues ello nos preparará frente a cualquier eventualidad desfavorable y nos puede ayudar a permanecer calmados, racionales y objetivos 3) aprender a respirar, pues está comprobado que el control de la respiración ante una situación difícil o compleja ayudará a llevar más oxígeno a nuestro cerebro y, por lo tanto, nos conducirá a tomar decisiones más inteligentes 4) controlar la empatía, es decir, ponerse en el lugar del otro para tomar las mejores decisiones, aunque sin llevar este postulado al extremo, pues si empatizamos demasiado con nuestro semejante corremos el peligro de dejarnos llevar por las emociones 5) Y, finalmente, establecer una perspectiva seria ante las cosas, preguntándonos ante una situación difícil “¿qué consejo le daría a otra persona si pasara por esta situación?. Los entendidos aseguran que hacernos esta simple pregunta es un camino expedito para ser objetivos con algo que nos puede afectar a nosotros directamente.

Más sobre Mitos y Enigmas

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X