¿Por qué Hiroshima y Nagasaki están habitadas y Chernobyl no?

Las dos ciudades japonesas son urbes habitadas y prósperas, mientras que la zona donde estaba el reactor soviético está completamente aislada.

Guía de: Mitos y Enigmas

Los dos desastres atómicos más conocidos del siglo XX fueron los bombardeos atómicos de las ciudades japonesas de Hiroshima y Nagasaki y el accidente nuclear del reactor de Chernobyl.

Los primeros fueron dos ataques nucleares lanzados por los Estados Unidos (los únicos ataques nucleares de toda la historia) contra el imperio Japonés, el 6 y el 9 de agosto de 1945, que ayudaron a poner fin definitivo a la Segunda Guerra Mundial.

Hacia finales de 1945, “Little Boy” y “Fatman”, las dos bombas americanas que fueron lanzadas contra los dos objetivos, ya habían matado a unas 166 mil personas en Hiroshima y a otras 80 mil en Nagasaki, totalizando unos 246 mil ciudadanos japoneses fallecidos, aunque sólo la mitad de ellos murió los días de los bombardeos.

Se estima que entre el 15 al 20 % de las víctimas murieron por lesiones o enfermedades atribuidas al envenenamiento por radiación, mientras también se reportaron casos de muerte por leucemia y distintos tipos de cáncer atribuidos a la exposición a la radiación liberada por las bombas.

Hiroshima-620x350

nagasaki

El accidente de Chernobyl, en tanto, considerado uno de los mayores desastres medioambientales de la historia, fue un accidente nuclear que afectó el 26 de abril de 1986 a la central nuclear Vladimir Ilich Lenin, ubicada a 18 kilómetros de la ciudad de Chernobyl, en la actual Ucrania, que por esa época era una de las provincias de la Unión Soviética. Ese día, durante una prueba en la que se simuló un corte de suministro eléctrico, un aumento súbito de potencia en el reactor 4 de esta central nuclear produjo el sobrecalentamiento del núcleo del reactor nuclear, lo que provocó la explosión del hidrógeno acumulado en su interior con la consiguiente expulsión de abundante material radioactivo.

El accidente causó directamente la muerte de 31 personas y obligó al gobierno soviético a evacuar a más de 116 mil personas, gatillando de paso una alarma internacional al detectarse radiactividad en al menos 13 países de Europa Central y Oriental. Se estima que unas 600 mil personas recibieron alguna dosis de radiación por los trabajos de descontaminación posteriores al accidente, lo que obligó a decretar una Zona de Exclusión de 30 kilómetros alrededor de la planta nuclear, la cual cubre un área de aproximadamente 2.600 km2 en Ucrania, donde aún hoy existen restos de contaminación radioactiva y el acceso está totalmente restringido.

Chernobyl

 

Así las cosas, no son pocos los que se preguntan lo siguiente ¿Por qué Hiroshima y Nagasaki, que sufrieron explosiones nucleares tan devastadoras con enormes pérdida de vidas, son en la actualidad ciudades prósperas y habitadas (en Hiroshima, por ejemplo, viven hoy cerca de un millón 170 mil personas), mientras que Chernobyl es un lugar aislado y deshabitado?

En primer lugar, habría que precisar que en Chernobyl la cantidad de dióxido de uranio, óxido de europio, carburo de boro, erbio y aleaciones de circonio y grafito, entre otros materiales tóxicos y radioactivos, que fueron expulsados con la explosión, fue unas 500 veces mayor que el liberado por la bomba atómica arrojada en Hiroshima en 1945.

La bomba “Little Boy”, de hecho, antes de arrasar con Hiroshima, transportaba 63 kilogramos de uranio enriquecido, mientras que “ Fat Man”, la bomba que destruyó Nagasaki, contenía unos 6,2 kilos de plutonio. El reactor número cuatro de Chernobyl, por su parte, tenía unas 180 toneladas de combustible nuclear del que el 2% (unos 3.600 kilos) era uranio puro. Así, cuando explotó el reactor, se calcula que se liberaron siete toneladas de combustible nuclear, emitiendo 100 veces más radiación que las bombas que cayeron sobre Nagasaki e Hiroshima.

También hubo diferencias notorias en la reacción nuclear, pues en las bombas de Hiroshima y Nagasaki sólo hicieron reacción cerca de 0,90 kg de uranio y 0,90 kg del plutonio, respectivamente. En Chernobyl, por el contrario, unas siete toneladas de combustible nuclear -con enormes cantidades de partículas radioactivas- escaparon a la atmósfera, liberando isótopos radioactivos que incluían materiales tan peligrosos como xenón, yodo radioactivo y cesio.

Por último, un detalle no menor. Las dos bombas de Hiroshima y Nagasaki fueron detonadas en el aire, a cientos de metros sobre la superficie de la Tierra, lo que provocó que los depósitos radioactivos se dispersaran por el efecto de la nube creada por la explosión. En Chernobyl, por el contrario, cuando se fundió el reactor cuatro en la superficie, se produjo una activación de neutrones que provocó que la tierra se volviera radioactiva, lo que explica por qué hasta el día de hoy existe un área aislada de 30 km de radio alrededor de la central nuclear, conocida como zona de alienación, y por qué se estima que toda la zona volverá a ser habitable sólo cuando hayan pasado miles de años.

Más sobre Mitos y Enigmas

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X