¿Qué misterio se esconde tras Jack, el Destripador?

Asesinatos sexuales ritualísticos que fueron tremendamente crueles y mutilaciones en las víctimas forman parte del prontuario atribuido a Jack, el Destripador.

Guía de: Mitos y Enigmas

Estos terribles y misteriosos eventos forman parte de lo que se conoce como asesinatos sexuales ritualísticos, fueron tremendamente crueles, hubo mutilaciones en las víctimas, causando gran temor y conmoción en el Londres Victoriano de 1888 y 1889, así como internacionalmente.

Gran parte de lo relatado acá se debe a la profunda y bien documentada investigación de Colin Rivas, Antropólogo Lingüista, profesor de la Universidad de California. Sin embargo, como siempre hay algunas otras versiones, ¿distractores? También aporta antecedentes Stephen Knight (1951-1985) con su libro “Jack, el Destripador: La Solución Final.”

Londres Victoriano

Jack Destripador

Foto: El Mercurio

Las teorías en torno a Jack El Destripador siguen siendo muchas.

Éste se encontraba dividido entre el West End que era sofisticado y elegante mientras que en el East End más de 900.000 personas vivían en condiciones miserables, donde familias enteras de desposeídos no tenían hogar. El área más miserable de esa zona era Whitechapel, escenario de los asesinatos. Debido a esta situación socio-económica del Sector Este es que se daban las condiciones para que prácticamente cualquier mujer pudiera llegar a prostituirse para alimentar a sus hijos.

La Monarquía

La reina Victoria (1819 – 1901) gobierna el Imperio Británico. Casada en 1840 con el Príncipe-Consorte Alberto de Sajonia-Coburgo-Gotha (1819 – 1861). De esta unión nacieron 9 hijos. De ellos, Eduardo VII sería su sucesor. La reina Victoria y el príncipe Alberto eran Francmasones y protestantes, así como ambos de origen alemán.

La logia francmasónica que más influencia tenía en el gobierno británico de la época era la Royal Alpha Lodge (autodenominados: “los príncipes de la sangre real) cuya sede estaba en el Kensington Palace donde vivió Diana Spencer, princesa de Gales (1961-1997). A esta logia también pertenecían Lord Randolph Spencer Churchill (1849-1895), así como el médico de la reina Sir William Gull (1816-1890).

Diarios reveladores

Hace algunos años se revelaron los diarios del inspector Abeline de Scotland Yard. Este policía fue uno de quienes investigó el caso de Jack, el Destripador. Los diarios originalmente fueron escondidos, sellados con cera y entregados a Walter Sickert , pintor impresionista, quien dio clases de pintura, en 1888, a un nieto de la reina Victoria e hijo de la princesa Alejandra (hija de Cristian IX, de Dinamarca) y del futuro Eduardo VII, el príncipe Alberto Víctor, Duque de Clarence, conocido como Eddy. Este príncipe era parcialmente sordo y de escasa cultura señalan algunos biógrafos, sin embargo, él se daba una gran vida.

El conflicto

Rivas relata que Eddy visitaba a una chica católica del East End,  llamada Annie Crook, la cual se embaraza. Eddy se casa con ella. Cuando esta situación se conoce en palacio, Eddy es confinado a Buckingham Palace. Annie Crook es llevada a un hospital Psiquiátrico por el médico William Gull, donde tiene a su bebé. Luego es enviada a trabajar como sirvienta. Posteriormente, Mary Kelly una de las amigas de Annie junto a otras mujeres, todas conocedoras de la situación, escriben una carta a la realeza demandando dinero por su silencio.

Es a partir de este momento que comienzan los asesinatos ritualísticos, según Colin Rivas, de la “religión masónica”. Es así que los involucrados según este investigador son William Gull, Randolph Spencer Churchill; el cochero que los transportaba a Whitechapel, John Netley y quien vigilaba, J. K. Stephen (quien fue el que le confesó a Abeline los asesinatos). Todo este grupo inventó un personaje único, un supuesto asesino en serie, conocido como Jack, the Ripper para cubrirse las espaldas, desconcertar y confundir. Sin embargo, el historiador Andrew Cook en su libro “Jack the Ripper: case closed” señala que este nombre fue un invento del periodista Frederik Best del periódico Star, para aumentar las ventas.

Según la versión de Rivas, el médico William Gull, sedaba a las mujeres con uvas inyectadas de alcohol y opio en el carruaje.

Eddy y Annie Crook

El 14 de enero de 1892, según Rivas, fingen el funeral de Eddy. Nunca se aclaró suficientemente la causa de su supuesta muerte, aunque los libros de historia señalan que fue producto bien de una sífilis o una neumonía. Curiosamente en este mismo año el caso de “Jack” fue cerrado. Lo que realmente ocurrió, para Rivas, es que dejan al príncipe Eddy como recluso en el castillo Balmoral en Escocia. Al cabo de un tiempo, Lord Salisbury (1830-1903; Robert Talbot Gascoyne-Cecil), Primer Ministro de la época y también miembro de la logia, les solicita a Randolph Spencer Churchill y a John Netley que se deshagan de Eddy ya que es el último que sabe de la historia. Sin embargo fallan en su intento. Ante esto, Eddy vive recluido en Balmoral hasta 1933, año en que trasciende definitivamente.

Colin Rivas señala que posee una fotografía de Eddy pintando que le tomó su madre, Alejandra, en el castillo de Balmoral la única vez que acudió a visitarlo. Esta foto le fue enviada a su prima, la zarina de Rusia, Alexandra.

Según Rivas, Annie Crook logró escapar a Francia con su hija, la que se casó con el pintor Walter Sickert de cuya unión nació Joseph Sickert quien fue el que guardó los diarios del inspector Abeline. Este casamiento me parece extraño pero es la versión de Rivas.

Otra teoría

En 1970 el doctor en criminología Thomas Stowell (1885-1970) publicó un artículo en el que aseguraba que Sir William Gull, médico de la reina había cometido los asesinatos junto con Eddy que ya se encontraba, supuestamente, en la fase terciaria o alucinatoria de la sífilis, lo que lo empujaba a matar a aquellas mujeres.

Se conocen 5 víctimas pero en realidad llegaron a ser hasta 11, un número maestro muy presente en la masonería alrededor del mundo, así como el 22 y el 33. La presencia del 6 también es tremendamente importante para este grupo a nivel mundial.

Un misterio apasionante y conmovedor. ¿Teorías reales o irreales? Ojala algún día lo sepamos.

Más sobre Mitos y Enigmas

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X