Ragnar Lothbrock: Esta es la verdadera historia del temible líder escandinavo de la serie “Vikingos”

Las sagas y crónicas nórdicas cuentan sus hazañas y ambiciones.

Guía de: Mitos y Enigmas

La serie de televisión “Vikingos”, protagonizada por el carismático líder y rey nórdico Ragnar Lothbrok -encarnado por el actor Travis Fimmel- y sus feroces guerreros escandinavos durante sus campañas de conquista contra los reinos católicos de Inglaterra y Francia, es considerada una de las producciones más populares de los últimos años. Y, precisamente gracias a esa popularidad, son miles los fanáticos que han formulado muchas preguntas acerca de si los hechos mostrados en pantalla sucedieron o no en la realidad.

El actor australiano Travis Fimmel encarnando al intrépido rey escandinavo Ragnar Lothbrock en la serie "Vikingos".

El actor australiano Travis Fimmel encarnando al intrépido rey escandinavo Ragnar Lothbrock en la serie “Vikingos”.

En lo que respecta al personaje principal de la serie, el rey Ragnar Lothbrock, según las viejas crónicas escandinavas y leyendas islandesas sí existió en realidad, aunque unos pocos historiadores creen que se trata más bien de un ensamblaje de historias de varios guerreros nórdicos diferentes, como los reyes Horik I (fallecido en el 854 d. C.) y Reginfrid (muerto en 814 d. C.), además de un líder nórdico llamado Reginherus, quien organizó el sitio vikingo de París durante el año 845 d.C de nuestra era.

ragnar ilustración.jpg II
Según las crónicas nórdicas, escritas dos siglos después de los saqueos y ataques vikingos en Europa, Ragnar Lothbrock Sigurdsson fue un legendario monarca de Noruega, Suecia y Dinamarca que reinó en el siglo IX y que pertenecía a la línea real de la casa de los Ynglings, como hijo de Sigurd Ring, rey de Suecia y conquistador de Dinamarca, y su consorte Alfhild Gandolfsdatter.

La datación de su reinado aún es incierta, aunque, según las crónicas anglosajonas de Inglaterra, se cree que Ragnar Lothbrock falleció en el año 865, por lo que habría liderado a la nación vikinga entre los años 835 y 865. Estas crónicas también detallan que Ragnar fue un pagano que pretendía ser descendiente del mismo dios Odín y que se solazaba atacando a las ciudades cristianas durante sus fiestas sagradas, cuando la sorpresa era mayor y los soldados rivales solían estar rezando en el templo.

Según las sagas vikingas, Ragnar se habría vinculado en matrimonio con dos famosas guerreras, la indómita y bella escudera Lagertha, y la reina Aslaug (Aslög), con quien engendraría a cuatro hijos de renombre.

Aslaug-5

Según la historia danesa, Lagertha habría sido el primer amor de Ragnar Lotbrock, “una mujer experta en la guerra que, llevando en la virginidad un coraje viril, luchaba la primera entre los más prestos, sueltos los cabellos sobre los hombros”, aunque no habría tenido con ella a su famoso hijo Björn Ironside –tal como muestra la serie “Vikingos”-, sino que con la reina Aslaug.

De todos modos, la tradición nórdica cuenta que Ragnar, cuando cortejaba a Lagherta, le ordenó a sus hombres que coordinaran un encuentro amoroso, pero ella puso como prueba un oso y un perro en su puerta. Ragnar venció a los animales y logró reunirse con la mujer, según el texto del Saxo Gramaticcus, célebre historiador medieval danés.

Ragnar
El mismo Saxo Gramaticcus aseguró que el padre de Ragnar, Sigurd Hring, fue un noble que ascendió al trono de Suecia y Dinamarca, dejando posteriormente su corona en manos de su hijo Ragnar, cuando éste tenía sólo 15 años. Tras la muerte de su padre, Ragnar asumió el trono y comenzó las hazañas por las que se haría famoso, aunque los historiadores descartan que haya participado en la invasión al monasterio inglés de Lindisfarne -el primer ataque documentado de los vikingos, acaecido en junio del año 793- tal como se muestra en la primera temporada de “Vikingos”, pues Ragnar habría comenzado sus correrías en tierras extranjeras entre los años 835 y 840 d.C.

ragnar ilustración

La tradición nórdica asegura que después de dejar a su primera mujer, Lagherta, Ragnar se enteró de que un noble de Gotlandia -región ubicada al sur de Suecia- llamado Herraud ofrecía la mano de su hija y una gran cantidad de oro a aquel que pudiese acabar con una gigantesca y monstruosa serpiente que asolaba su reino.

El intrépido Ragnar se encaminó de inmediato hacia ese lugar, aunque primero decidió confeccionarse un original atuendo que le protegiera del animal, consistentes en unos pantalones velludos y una capa con copos de algodón entretejidos que hizo hervir en pez. Cuando Herraund vio llegar a Ragnar, su ropa le pareció tan llamativa que le apodó “Lothbrog” (“pantalones peludos”).

De todos modos, según la leyenda, estos ropajes le fueron muy útiles, pues Ragnar logró vencer a la serpiente y hacerse con la mano de Thóra quien, tras alumbrar dos hijos, moriría por una enfermedad. Posteriormente, Ragnar se uniría con una bella joven de origen noble llamada Aslaug, con la cual tendría a sus hijos Ívar, Björn, Hvítserk y Rögnvald, todos grandes guerreros que en los años venideros también viajarían asolando las costas de media Europa.

Ragnar hijos

El mismo historiador danés Saxo Gramaticcus afirma que Ragnar Lothbrock realizó predatorias incursiones en territorios ubicados en la costa del Mar Báltico, así como contra el reino de Francia, cuando en 845, siendo ya uno de los mayores caudillos vikingos, lanzó una sorpresiva ofensiva con 120 barcos y 5000 hombres contra el reino de los francos, desembarcando con sus “drakkars” o naves vikingas en el estuario del río Sena y asolando la parte occidental del Imperio franco.

Ragnar-and-Charles-1940x1456-1024x769

De ese modo, Ragnar participó en el célebre asedio de París del 28 de marzo de 845, que obligó al rey francés Carlos II el Calvo, nieto de Carlomagno, a pagar pagar un tributo o “danegeld” de 7000 libras de oro y plata para evitar el pillaje. Así, según los historiadores, tras su conquista, Ragnar Lothbrock se convirtió probablemente en el primer líder vikingo que recibió un rescate para devolver la ciudad al nieto de Carlo Magno.

Por entonces, los vikingos comenzarían a ser llamados por los franceses “normandos”, palabra que significa “hombres del norte” y algunos, bajo las órdenes del jefe vikingo Rollón, se asentarían con el permiso del rey francés en la costa norte de Francia, en la actual región que hoy se llama Normandía.

Ragnar 7

Después de asolar las costas francesas y de viajar por las costa de Frisia, en los actuales Países Bajos, Ragnar y sus compañeros vikingos desembarcaron en 865 en la región de Northumbria, en la costa noreste de Inglaterra, donde Ragnar, debido a que tenía un ejército muy menor, sería derrotado y capturado por el rey anglosajón Aelle -o Ella- de Northumbria.

Tal como mostró la cuarta temporada de la serie “Vikingos”, Ragnar Lothbrock sería condenado a muerte tras ser arrojado a un pozo lleno de serpientes venenosas. Sus últimas palabras, antes de morir y subir al glorioso “Valhalla” o paraíso vikingo, fueron que sus “cachorros” lo vengarían, refiriéndose a sus hijos Björn, Hvítserk, Rögnvald y Ivar, los cuatro vástagos que había tenido con la reina Aslaug.

Los cronistas aseguran que dos años después de fallecer, los cuatro hijos de Ragnar Lothbrock, tras desembarcar en Inglaterra y vencer en forma inapelable al ejército del rey anglosajón Aelle, harían realidad la profecía de su padre, tomándose una cruenta venganza con este monarca, sometiéndolo a una brutal tortura vikinga en honor al dios Odín llamada “El Águila de sangre”.

Esta tortura, tal como aparece en dos capítulos de la serie “Vikingos”, consistía en que cuando tenían a la víctima inmovilizada, los vikingos le propinaban dos brutales hachazos en los costados para abrirle la carne desde la columna vertebral, cortando y abriendo las costillas de tal forma que se pudieran extraer los dos pulmones del torso para dejarlos colgando sobre la espalda, como si fueran dos alas.

Más sobre Mitos y Enigmas

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X