Bruno Mars fue el indiscutible ganador de los Grammy: ¿Fue un justo vencedor?

Los Grammy 2018 consagraron a distintos artistas de la música bailable y divertida; los reconocidos premios se hallan a años-luz del géneros olvidados

Guía de: Música Pop

1517207484_426734_1517207676_noticia_normal

La industria de la música va más rápido que todos: completamente alejada de la música (y el compromiso de ésta) del Siglo XX, edición tras edición consagra y revalida a los géneros más bailables y divertidos. Los Grammy 2018 tienen un nuevo rey: Bruno Mars. Música para entretener mientras la vida pasa y el mundo gira. Esto no es bueno ni es malo. Simplemente es.

Mientras que la música bailable y en gran medida el reggaeton y sus derivados (debería ser al revés, pero ya no funciona así la cosa), el rap, el trap, arrasan con todo, la industria de la música alzó hasta la cumbre a Bruno Mars. Se trató de una sorpresa. Todos esperaban que fuera la noche de Jay-Z. O de Kendrick Lamar. Pues bien, fue de Bruno Mars.

That’s what I like fue consagrada como la canción del año y el álbum 24K Magic es la mejor grabación. Ambas, por supuesto, de Mars. Cuando subió a recibir su última estatuilla, el artista recordó su primera presentación en público. Desde entonces su misión en la música es “dar alegría” y “ver a la gente bailar y moverse”. Así fue que llegó a la industria y de eso hizo todo su arte. ¿Muy poco? ¿El arte es solo entretenimiento? Esa respuestas quedarán para cada quién, que sabrá que responder.

Y algo más: desde la lisa misma de nominaciones, casi no había artistas blancos. Se trató de una premiación plagada de músicos afroamericanos. Esto, que puede entenderse bien, también puede tener otra arista discutible. Para la industria del establishment, la música oriunda de los continentes desplazados es música pasatista. ¿Poco conocimiento o deseo encubierto de aceptación de los artistas de los barrios marginales? Algo así como un No pienses en otras cosas, baila. Para la industria, al parecer, ni en America latina (la sección mas desigual del mundo) ni en África (el continente más pobre) hay cuestiones que resolver o a los que el arte debería apuntar. ¿Desde cuándo la música se hizo tan conformista? Lo dicho… ¡baila!

Más ganadores de la noche: Ed Sheeran, Alessia Cara, Rihanna, Humble y hasta la gran Shakira alzarón estatuillas. ¿Les gusta es visión de la música? ¿Es probable que una canción como Imagine ni sería tenría en cuenta en estos días, cierto? Chicos, se han quedado en el tiempo. La industria no duda: Bruno Mars arrasó con los premios más importantes.

Más sobre Música Pop

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X