Christina Aguilera revela su durísima juventud: Violencia y maltratos camino a la fama

La cantante contó cómo era su hogar de niña y qué descubrió al entrar en la industria.

Guía de: Música Pop

christinaaguilera-focus-0-0-696-423

La cantante estrella del primer teen pop se abrió como nunca en una reciente entrevista. Fue con “The Sunday Times” que Christina Aguilera reveló los aspectos más inquietantes de sus durísimos inicios, que selló con una definición elocuente: “Fue terrorífico”.

La artista, surgida como respuesta al boom de Britney Spears ya ha cumplido 37 años y, con una pareja estable y dos niños fruto de la relación, se ha puesto a reflexionar sobre su pasado. Christina, neyorquina, se crió en Nueva Jersey, en una casa que fue “caótica”. Su padre era un militar, un hombre violento que puso en riesgo a su familia en más de una oportunidad. Una noche su madre sacó a Christina y su hermana de la casa y las llevó a la vivienda de la abuela, tal era el peligro que corrían en su propia casa.

Mira también: Cómo luce la nueva Christina Aguilera, tras bajar 20 kilos y recuperar su perfil

Cuando Christina llegó a la televisión y los empresarios, las cosas no mejoraron. “En este negocio hay muchos lobos. Encontré hombres mayores que tenían otras intenciones. Cuando eres una joven en un negocio con reglas masculinas vas a ver el lado oscuro de las cosas y cómo hablan los hombres de las mujeres, cómo ellos hablaban sobre mis pechos”, explicó la artista.

La cantante se reservó un lugar para un mensaje esperanzador, que rompe con todo riesgo de caer en un prejuicio de género: “Si pudiera mirar ahora a esa niña que fui, la abrazaría y le diría que no todos los hombres son iguales. Cuando la gente acepta estos comportamientos diciendo: ‘Ya sabes, los hombres son así’, me desagrada. Porque siento que todos deben rendir cuentas por unos pocos”.

1571414477_658238_1571415084_sumario_normal_recorte1

“Vi a mi madre muchas veces en posiciones de debilidad y muy dominada. Esa fue una de mis decisiones como mujer, nunca sentirme impotente ante un hombre”, explicó Christina, haciendo referencia al empoderamiento de la mujer.

“El escenario es mi hogar y siempre lo será. Pero ahora hacer una gira es de locos. Siempre me pregunto cómo lo hacen quienes tienen hijos pequeños. Ellos necesitan sus horarios, sus rutinas, su estructura. Bajar de un escenario, ir a casa y leerles un cuento a la hora de dormir es definitivamente demasiado”, afirma la cantante.

Por último, la artista hizo un racconto de su vida y profesión: “¿Quién soy yo para quejarme? Hago lo que amo, controlo mis creaciones…, en última instancia eso es la libertad. Mis hijos no van a tener las mismas dificultades que tuve yo cuando crecía, y Dios no lo quiera, pero están siendo criados en un entorno en el que yo no crecí y con eso llega el miedo de tener que asegurarse de que aprecian lo que tienen”.

Más sobre Música Pop

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X