Inicio » Música Pop » Equipo

Gepe y Javiera Mena: la nueva fuerza chilena

Este par de figuras ha revolucionado la escena musical capitalina, y no precisamente por su creciente popularidad –que está en pleno desarrollo-, sino que por sus aportes al género del pop.
Gepe

Foto: El Mercurio

Daniel Riveros (Gepe) llegó sin rodeos a un estilo bien novedoso e interesante para el público local: pop y folclor.

La fusión de estilos y de nuevos sonidos avanza lentamente y tan sigilosamente que en una década tan sólo se pasó del pitido inicial del “Noticiero crónico”, de Óscar Andrade, pasando por los sonidos rebeldes de Electrodomésticos, y de ahí en adelante pare de contar. La llegada de la llamada “música electrónica” y de las fiestas asociadas, a fines de los 90, causó –y sigue causando- furor. Pero cada vez que un estilo conquista un nuevo terreno es una nueva página la que se comienza a escribir en el pequeño universo musical chileno.

Es así como hoy –en un panorama musical cada vez más diverso y amplio- aparecen figuras como Gepe y Javiera Mena. Socios en sus inicios –mezclando incipientemente el pop, lo electrónico y algo de folclor-, este par de figuras ha revolucionado la escena musical capitalina, y no precisamente por su creciente popularidad –que está en pleno desarrollo-, sino que por sus aportes al género del pop.

Daniel Riveros (Gepe) llegó sin rodeos a un estilo bien novedoso e interesante para el público local: pop y folclor. Pero la gracia que lo distingue es el uso de elementos electrónicos. El resultado es una música radiofónica, agradable y sencilla, pero moderna y sin carencias melódicas.

Javiera Mena

Foto: El Mercurio

Javiera Mena no es un producto comercial de un sello multinacional, sino que una cantautora independiente con un repertorio interesante, con canciones para escuchar y para cantar.

Libre de todo prejuicio y tapujo, Gepe cruzó una barrera difícil de atravesar y hoy se maneja en un espacio donde ninguno de los estilos de los que profesa opaca al vecino. Claramente es un terreno desconocido, pero no menos auspicioso, no por nada la mexicana Julieta Venegas cambió su acordeón y sus guitarras por bases electrónicas en su última producción “Otra cosa” –adecuadamente titulado por lo demás.

La suave y agradable-al-oído voz de Javiera Mena ha logrado captar a una buena parte del público postadolescente con un montón de canciones sencillas, directas y pegajosas. Quién tuviera en sus inicios al mismísimo Gepe de baterista en su grupo, hoy es una de las figuras más resonantes del medio con una propuesta que ensambla exitosamente el pop –mejor dicho la canción cantable- con lo electrónico. Porque Javiera Mena no es un producto comercial de un sello multinacional, sino que una cantautora independiente con un repertorio interesante, con canciones para escuchar y para cantar, que a partir de sus propias composiciones y de su linda voz ha logrado cautivar.

Lo que une a estos dos exponentes de un pop nuevo, reciclado, renovado, releído también, es que a fin de cuentas logran hacer una buena canción, lo que aquí y en la quebrada del ají sigue siendo un gran mérito, y a la larga, un éxito. Una bella canción, aunque suene un poco diferente a lo que estábamos acostumbrados, sigue siendo una bella canción, de ahí que el insistente acto de re-versionar canciones que fueron exitazos siga funcionando.

Esa misma canción que escribiera tanto Víctor Jara como Patricio Manns, que cantara Zalo Reyes o Buddy Richard, y que tocaran Los Tres o Lucybell, sigue siendo una buena canción, que con distintas versiones de ella, diferentes visiones, son trascendentes. Por eso hoy una buena canción sigue consiguiendo ir más allá, la mezcla (electro-folk-pop) sólo es consecuencia de nuestros tiempos y el mérito es de los músicos, mientras se consiga una buena canción, los auditores siguen vivos y pidiendo más.

https://www.youtube.com/watch?v=T5B_z9ri8Lw

Más sobre Música Pop

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X