Inicio » Música Pop » Equipo

Los Bunkers y Silvio: pura calidad hecha versiones

La banda chilena en ejercicio más influyente del momento comete un acto de locura al abordar un trozo del cancionero del cantautor cubano. Sale airosa y recrea con buen gusto y cariño un puñado de canciones para las nuevas generaciones.

Hace pocos días escribí para la revista “Wikén” de El Mercurio lo siguiente:

“En este siglo XXI nuestro, cuando suele importar más cómo dices que lo que dices, aún existe Silvio Rodríguez para volvernos al cauce natural de las cosas. Y entonces llegan Los Bunkers para mejorarlo todo, al transformar el poderoso contenido del cantautor cubano en un ejercicio de recreación notable. Se llama “Música libre” y es un disco con 12 temas del extenso cancionero de Rodríguez que parecen recién hechos y que ganan un mundo de sonoridad para las nuevas generaciones, gracias a este barniz pop, tributario del que se hacía en los 60, con The Beatles a la cabeza. En el menú, que contiene una joya como “Y nada más” y que cierra con “La era está pariendo un corazón” no hay nada desechable: el trabajo, producido por Emmanuel del Real de Café Tacuba, de quién se nota especialmente la mano en “Al final de este viaje en la vida”, es un sentido y respetuoso homenaje a Silvio. Y una hermosa manera de redescubrir (o conocer) a quien escribió algunos de los mejores capítulos de la banda sonora de los ochenteros chilenos”.

Los Bunkers

Foto: El Mercurio

La agrupación penquista tomó 12 canciones de Silvio Rodríguez y las pasó por su pop de influencias sesenteras.

Lo reitero y lo mantengo. Y abundo, dentro de lo posible, diciendo que el quinteto penquista, la banda en ejercicio más influyente del panorama pop chileno 2010, corrió un riesgo gigante: reconvertir las canciones del hombre que tal vez sea el poeta y cantautor latinoamericano vivo más fino y difícil de abordar, autor de un puñado de canciones que en letra y música rozan la perfección, es un acto de locura. Bordea la inconsciencia, la frescura y la irresponsabilidad. Y francamente, según el gusto de quien escribe estas líneas, Los Bunkers pasaron la prueba airosos: hicieron con las canciones de Silvio una manufactura de joyería de la que es muy difícil cansarse.

Según ellos mismos han declarado, tuvieron entre manos alrededor de 30 temas hasta llegar a la docena final, en la que se oyen sonoridades acústicas y algo de reminiscencias de rock sinfónico para enriquecer ese toque sesentero que define su estilo musical. Los Bunkers también han dicho que este disco, cuyo primer corte promocional es una lisérgica “Sueño con serpientes”, les “salió” en medio del trabajo de un nuevo álbum de temas originales.

Disco Música Libre

Foto: El Mercurio

"Música Libre" está en plena promoción y fue grabado en México, donde la banda está afincada.

En esta propuesta mantienen un camino que han venido pisando desde su comienzo: el de los covers. Su primer gran apunte masivo en esa veta es una versión, hecha en 2001, de “Gracias a la vida” para el disco “Después de vivir un siglo”, a cargo de Álvaro Henríquez. No es, desde luego, un destello aislado: a lo largo de esta década de existencia acumulan incursiones para temas popularizaos por José Alfredo Fuentes, The Kinks o Germaín de la Fuente, entre muchos otros. Hay también un registro de una presentación hecha en una sala SCD sólo para homenajear a Violeta Parra.

Aunque tal afición haya servido como fuente de críticas, puesto que existen detractores quienes alegan que Los Bunkers son un saco de plagios, la verdad es que de esta afición de la banda salen al menos dos certezas. Y ambas bien notables.

La primera es que el grupo no tiene nada que ocultar: es muy auténtico en el reconocomiento de sus influencias. El pop británico, desde The Beatles en adelante; el folclor local de los últimos 40 años desde la gran Violeta hasta Los Jaivas; lo mejor del pop chileno de todos los tiempos, y -por qué no- el propio Silvio Rodríguez son parte de la formación estética y musical de la banda pequista, y están ahí, en sus sonidos y su estética, para que todos lo notemos. Se trata por cierto de un conjunto de raíces excelentes, a los que estos muchachos rinden culto de modo sistemático, sentido y consistente.

La segunda es que tienen razón cuando ellos mismos revelan su gusto por las buenas canciones: Los Bunkers, que confiesan adorar el buen trabajo de otros, saben elegir lo que versionan. No se pierden al seleccionar sólo calidad y, una vez hecho el compendio, trabajan respetuosamente para que en cada uno de sus covers luzca lo mejor del autor o del intérprete que han citado. Son muy serios en el ejercicio y se agradece.

En el caso de “Música libre” tenemos al frente uno de los mejores -sino el mejor- discos del año. Su grabación comenzó el 1 de abril de 2010 en México y fue diciembre el mes elegido para sacarlo al aire y comenzar a promocionarlo. Debido a problemas de distribución con la Feria del Disco, dueña de las tiendas Feria Mix y del sello Feria Music, el trabajo -que fue lanzado con una edición del diario Las Últimas Noticias- se está distribuyendo en algunos locales de supermercados  Jumbo, Santa Isabel, Tottus y Líder ($5.490), según informó La Segunda.

Silvio en Concierto

Foto: El Mercurio

Silvio Rodríguez es un autor fino y delicado, cuyo trabajo vale la pena recordar siempre.

Es un disco redondo y diverso, sumamente entretenido, que la banda presenta el 3o de diciembre de modo oficial, a tablero vuelto y en dos funciones en el teatro Nescafé de las Artes. Está compuesto, en orden, por las siguientes canciones: “Sueño con serpientes”; “Quién fuera”, de versión muy alegre; “Que ya viví, que te vas”; “Al final de este viaje”; “El necio”; “Leyenda”; “Ángel para un final”; una poderosa “Santiago de Chile”; “Y nada más”; “Pequeña serenata diurna” y “La era está pariendo un corazón”.  Es un disco redondo, sí. Y merece la pena ser escuchado y disfrutado. En él está el mejor ejemplo de cómo hacer un trabajo de versiones y salir airoso en el intento. Bien por Los Bunkers, bien por nosotros el público y bien por Silvio Rodríguez, el genio cubano que nunca debiéramos olvidar.

***********

Los Bunkers está formada por Álvaro López (voz y guitarra acústica), Mauricio Durán (guitarras y coros), Francisco Durán (guitarras, teclados, armónica y coros), Gonzalo López (bajo) y Mauricio Basualto (batería). Su fundación data de 1999 en Concepción, desde donde emigraron a Santiago en 2000. Hoy están afincados en Ciudad de México.

Links:

Más sobre Música Pop

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X