Caroline Wolfer: La necesaria mirada femenina sobre los caballos cimarrones

Amansar los bríos de los caballos salvajes puede ser cosa de mujeres. Al menos, así lo demuestra Caroline Wolfer, la mujer domadora de caballos en Patagonia.

Guía de: Patagonia

Caroline Wolfer

Caroline Wolfer. Foto gentileza Natural Horses

Culminando con la larga serie de artículos tratando el delicado tema de los caballos cimarrones en Patagonia, aportamos la visión de Caroline Wolfer, domadora de caballos bajo la filosofía de Doma Natural y apasionada por esos animales. Ha realizado extensas cabalgatas, muchas de ellas con más de mil kilómetros tanto en Europa como en Argentina. Es integrante de la asociación “Cavalier au long Cours”, que reúne a quienes han cabalgado más de diez mil kilómetros y directora de “Natural Horses, empresa dedicada a la enseñanza de doma natural y relación con caballos.

Es muy interesante poder culminar la serie desde la visión de Caroline, quien durante dos años fue responsable de aproximadamente 500 caballos semi salvajes aplicando sus principios y manera de trabajo con algunos de esos animales a los que se había intentado infructuosamente dominar por el método tradicional. “El trabajo con personas es más difícil que con caballos porque las personas conocen todas las maneras posibles de fingir. Los caballos son más simples: para ellos sólo existe lo cierto y lo falso, lo fiable o lo no fiable. Por esa simpleza, es que  podemos aprender mucho de ellos”, dice Caroline Wolfer.

Caroline Wolfer

Caroline Wolfer, foto gentileza Natural Horses.

¿Cómo evalúa usted la situación de los caballos cimarrones de Patagonia?

Hay un desequilibrio en la naturaleza de la Patagonia que dio lugar a que surgieran manadas de caballos cimarrones en algunas zonas. El caballo, al caminar mucho, se adapta bien a la estepa y a las condiciones de la Patagonia. Entiendo, (entonces), que puedan ser considerados como plaga por personas que no saben (relacionarse con ellos y) utilizarlos.

¿Considera que esos linajes cimarrones deben ser preservados? ¿De qué manera?

No sé si es posible, pero en zonas abandonadas se pueden crear reservas donde los caballos puedan vivir sin molestar a nadie.

Caroline Wolfer

Caroline Wolfer, foto gentileza Natural Horses.

¿Considera que las medidas actuales para su preservación son suficientes?

(En ese sentido), se necesitan estancieros amantes de los caballos que traten de preservar a esos caballos, aprovechándolos por ejemplo como caballos de trabajo o de silla.

¿Cuáles medidas adicionales harían falta?

Publicar y difundir la posibilidad de domar dichos caballos, y que los estancieros puedan contar con ayuda profesional ya que no hay suficientes domadores aptos para esto.

Las actividades de turismo de observación, ¿son positivas o negativas en cuanto a su preservación?

Creo que son positivas siempre y cuando la observación esté guiada por guías expertos.

¿Qué opina de las actividades de “caza” de los caballos para vender tanto a particulares para trabajo como a frigoríficos de la zona?

Caroline Wolfer

Caroline Wolfer, foto gentileza Natural Horses.

Justamente, estoy en contra de la “caza” de cualquier caballo. De esa manera le estamos indicando a los caballos que somos depredadores, y si queremos domarlos después hay que revertir esa sensación de parte de ellos para poder ser domados. Por supuesto que estoy en contra de los frigoríficos, sobre todo porque el camino hasta allí es lo peor que puede sufrir un animal. En la estancia La Renania, Santa Cruz, Argentina, donde estoy dando un curso de doma natural con caballos cimarrones, se amansaban las manadas con sólo acostumbrarlos al hombre que no los caza durante un tiempo. Durante ese tiempo, los caballos aprendieron que el hombre no les hace nada. El resultado de esas acciones es que se dejan domar fácilmente y con suavidad para que no sufran.  Esta clínica es un proyecto piloto para demostrar a otros estancieros que se puede lograr aprovechar a los caballos cimarrones.

Caroline Wolfer

Caroline Wolfer, foto gentileza Natural Horses.

Más sobre Patagonia

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X