El día que el Ejército chileno ingresó a Argentina para dar caza a la guerrilla de los Pincheira

El general Bulnes comandó a mil hombres con la misión de terminar con este grupo. Conozca qué ocurrió.

Guía de: Patagonia

Los Pincheira

Historia representando a los Pincheira. (Foto: Kronos).

Poco antes del amanecer del 10 de enero de 1832, una división del ejército chileno bajo el mando del general Manuel Bulnes salió de Chillán hacia el valle del alto Río Ñuble. Tenía por misión terminar con la guerrilla de los hermanos Pincheira, que se refugiaba en territorio de lo que sería luego Neuquén, en la República Argentina. Los Pincheira eran líderes de una guerrilla que asoló el territorio patagónico entre los años 1817 y 1832. Componían una familia, la de Martín Pincheira, con sus cuatro hijos y dos hijas, todos nacidos en Chile.

Una guerrilla realista

Aliados las fuerzas realistas, los Pincheira asolaron los poblados de Chillán, Linares, San Fernando, Curicó, San Carlos y Parral, entre otros hechos violentos. Años después, en 1825, cruzaron los Andes para operar también en la región de la actual Mendoza y norte neuquino.

Los daños a las personas y economía, y muy especialmente a la causa patriota, hicieron que el gobierno de Chile se dispusiera a eliminar a la guerrilla que habían conformado los Pincheira, integrada por cientos de hombres. Junto al general Manuel Bulnes marcharon desde Chillán “200 granaderos a caballo en dos escuadrones al mando del coronel graduado Bernardo Letelier; 264 infantes del Batallón Carampangue al mando del teniente coronel Estanislao Anguita; 200 infantes del Batallón de Valdivia al mando del capitán Juan Barbosa; 240 infantes del Batallón de Maipú al mando del coronel José Antonio Vidaurre (segundo jefe de la división); 30 milicianos al mando de Ramón Pardo, y 80 indígenas pehuenches al mando del capitán graduado Domingo Salvo”, describe el investigador Mario Novack.

Una rápida redada y el final de la guerrilla

El 11 de enero las fuerzas de Bulnes sorprendieron a dos guerrilleros de los Pincheira. Uno desertó pasando información del campamento. El otro hizo lo mismo, pero fue posteriormente fusilado. Al día siguiente se adelantó una partida de 40 granaderos, guiados por los desertores, para sorprender al campamento. El día 13 de enero la partida se encuentra en la estancia de Roble Huacho, situada a orillas del río Ñuble, a uno de los hijos de Pincheira junto a cuatro hombres y los fusilan. Otros tres son muertos a sable en las cercanías.

Las fuerzas de Pincheira estaban compuestas por 200 hombres con armas largas y 150 lanzas pehuenches. En el campamento llamado “El Alamito” había, además, unas 300 familias de los hombres de Pincheira y algunos cautivos.

El ejército de Bulnes en su avance se topó con un grupo de 9 hombres leales a Pincheira, siete murieron y dos pudieron escapar. Para evitar perder el factor sorpresa Bulnes decidió atacar de inmediato al campamento. Fue así que a las dos de la madrugada del día 14 de enero de 1832, las fuerzas de Bulnes divididas en tres columnas cayeron sobre el campamento matando a la mayoría. Unos pocos ofrecieron recia resistencia: un grupo de pehuenches cuyos cuerpos “quedaron desparramados a lo largo de tres leguas”, según Novick, y otro grupo que se atrincheró en una elevación, pero terminó rindiéndose. Ese día las fuerzas de Bulnes tomaron 196 prisioneros que fueron enviados bajo custodia a Chile.

El último Pincheira

Los dos hombres que habían escapado del general Bulnes pudieron dar aviso a José Antonio Pincheira, quien con 66 hombres a caballo huye hacia el norte. Fueron perseguidos por una partida de 50 granaderos y 30 desertores “pincheiristas”. No pudieron alcanzarlo, aunque intercambiaron varios “parlamentos” con ofrecimientos de rendición y condiciones. El 25 de enero, Bulnes decidió regresar a Chile con unas 20 mil cabezas de ganado de los Pincheira. Poco después, Pincheira envió delegados a Curicó para acordar su rendición. Pedía que se les perdonara la vida, quedando en libertad o incorporados al ejército, nada más.

El 6 de febrero, el Presidente de Chile José Joaquín Prieto, acepta el indulto. Se dirige entonces Pincheira con sus hombres a Curicó pero cuando llega apenas le quedan una docena de fieles. El resto fue entregándose a las fuerzas chilenas en el camino. Se conoce que cinco de sus hombres no aceptaron regresar y tomaron rumbo a la pampa argentina. José Antonio Pincheira fue el único de los cuatro hermanos varones en sobrevivir. De las dos hermanas mujeres se pierde registro hacia el año 1829 en el naciente Chile.

0004447259

Representación del grupo Cardo Azul del último combate a los Pincheira. Foto La Mañana de Neuquén.

Más sobre Patagonia

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios